Cargando...
 

REEDICIÓN (2010)

TOM PETTY AND THE HEARTBREAKERS Damn The Torpedoes (Deluxe Edition)

Backstreet-Geffen-Universal
TOM PETTY AND THE HEARTBREAKERS, Damn The Torpedoes (Deluxe Edition)
 

Lo digo por última vez: los Strokes de “Last Nite” no copiaban a ningún grupo neoyorquino de finales de los setenta, sino a Tom Petty y los Heartbreakers de “American Girl”. Aquel insuperable single cerraba su debut homónimo de 1976, pero su consolidación como supergrupo de rock americano con los pies en el rock de raíces y la vista en la FM no llegaría hasta este tercero, “Damn The Torpedoes” (1979).

“Here Comes My Girl” resume sus intenciones con un estribillo muy Byrds y unas estrofas narradas en tensión creciente. Esta dicción airada marca, de hecho, un disco forjado en plena batalla por liberarse de la multinacional que había engullido su sello. “Refugee”, con esos eléctricos acordes abiertos a lo Neil Young y Petty gritando eso de “everybody’s had to fight to be free”, abría un elepé de canciones interpretadas con el pecho henchido, aunque algunas solo fueran de amor –“Shadow Of A Doubt (A Complex Kid)”, “Here Comes My Girl”– y otras (“Century City”, “What Are You Doin’ In My Life?”), simples rocanroles a la carrera.

He aquí el cabreado zarpazo de una banda en plenitud. Títulos antaño descartados se convierten aquí en piezas clave: la muy radiada y moderna “Don’t Do Me Like That”, el emocionante medio tiempo “Louisiana Rain” (perdonémosles el insulso minuto de intro)... Andaban tan sobrados que descartaron la correosa “Surrender” y hoy reluce como ninguna en el CD extra de esta reedición tan poco deluxe que solo incluye tres cortes en vivo de 1980 (entre ellos, una versión del “Somethin’ Else” de Eddie Cochran), las caras B “It’s Rainin’ Again” y “Casa Dega”, dos tomas alternativas y poco más. Esta vez casi sale más a cuenta buscar el vinilo original en alguna tienda de segunda mano.

“Refugee”.

Arriba