×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

REEDICIÓN (2015)

TOOTS & THE MAYTALS Reggae Got Soul

Island-Caroline-Music As Usual
TOOTS & THE MAYTALS, Reggae Got Soul
 

Toots & The Maytals son un ejemplo de lo que la música realizada íntegramente por negros supuso: no solo por sus orígenes (la mayoría compartían procedencia en coros de góspel de iglesias que frecuentaban), sino por cómo en sus inicios fueron ninguneados por la industria, obligándoles sus productores a lanzar discos con otros nombres, como The Flames o The Vikings, para así no pagar royalties. Por si fuera poco, el triunfo no les llegó pronto, pues aunque en esta era musical fast food esto nos parezca improbable, no arrasarían en ventas hasta catorce años después de su fundación. Y sería, claro, cuando Chris Blackwell, dueño de Island Records, se fijase en ellos.

Pero también son un ejemplo de banda que, dentro de los rígidos patrones del reggae más clásico (se dice que el término lo inventaron ellos con “Do The Reggay” en 1968), logró desmarcarse del roots más ortodoxo con una aproximación más soul, fruto de la buena acumulación de referentes más allá del ska jamaicano. De ahí que esta mezcla de material nuevo y viejo sea un buen ejemplo de la amplitud de miras de estos músicos, liderados por el gran Toots Hibbert. Nos hallamos ante uno de sus discos más queridos no solo dentro del mundo reggae, sino también en escenas afines a estas sonoridades, como la mod o la soul.

Editado originariamente en 1976, incluye éxitos como el que abre el álbum, “Rasta Man”, pero también, ahora, diez bonus tracks entre los que destaca una versión dub de “True Love Is Hard To Find”, uno de sus hits más escuchados. Las otras nueve composiciones inéditas no muestran ninguna cara que no conozcamos ya de la tradicional banda, pero son un plus atractivo para fans, testigo de su versatilidad instrumental (esas míticas y compactas secciones de viento) y creativa.

“Rasta Man”.

Arriba