USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

TREMBLING BELLS & BONNIE PRINCE BILLY The Marble Downs

Honest Jons
TREMBLING BELLS & BONNIE PRINCE BILLY, The Marble Downs
 

Will Oldham es Bonnie Prince Billy, el hombre sin miedo. Aquí, otra muestra: su mano a mano con los escoceses Trembling Bells, algo así como una Incredible String Band del indie. El de Kentucky pone su garganta a una colección de canciones escritas por Alex Neilson, líder de los Bells. Sus duetos con la vocalista de la banda, Lavinia Blackwall, princesa de voz antigua y encantada, apuntalan sin problemas un disco de folk barroco que se embadurna de vientos y cuerdas y donde la predominancia de mobiliario acústico no desprecia, cuando es necesario, la necesaria dosis de recia electricidad ácida. Los buenos resultados del previo EP, “Duchess” (2012), se amplían y ensanchan en este álbum.

Entre los temas de Neilson se cuela una, por lo menos, inesperada versión: el imponente y místico “Lord Bless All” que cierra el disco sale del “Robin’s Reign” (1970) de Robin Gibb, el extraño y primerizo desvío en solitario de uno de los tercios de Bee Gees. “The Marble Downs” también recupera, en una toma más dinámica (y corta), el incestuoso y ardiente “Riding” según la versión aparecida en “Lost Blues And Other Songs” (1997) de Palace Music.

Todo suena deliciosamente arcaico y alucinado, como una excursión por un bosque donde crecen hierbas de colores raros y moran doncellas de mirada esquiva y sensual. Una alianza ganadora que suma enteros en la discografía de todos los implicados. ¿Quién se atreve a traernos el directo?

“Riding”.

Arriba