×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (1987)

U2 The Joshua Tree

Island-Ariola
U2, The Joshua Tree
 

Ah, sí… U2… You Too, tú también, y aquel, y ese y yo seremos devorados por el dinosaurio. Algunos son derribados del caballo camino de Damasco y abrazan la nueva fe; otros simplemente dan un traspiés y caen de bruces bajo la sombra del árbol de Josué. Esas guitarras épicas, incisivas, chirriantes, desaforadas, que parecen apuntar al Sol… y esa voz que arenga la batalla, que habla en la lengua de los ángeles, tienen la culpa. Sí, tú también ayudarás a erigir un nuevo gigante de pies de barro, tú también harás proselitismo porque “contigo o sin ti” la perpetuación de los ciclos es inevitable. La serpiente se muerde la cola.

No puedo evitar sentirme encantando con el nuevo álbum de U2, contiene todos los elementos que aprecio a la hora de valorar un disco. Canciones como “I Still Haven’t Found What I’m Looking For”, “With Or Without You” o “Red Hill Minig Town” levantarían a Lázaro de su tumba, pero…, hmmmm, me he jurado a mí mismo ser objetivo. U2, como muchos otros grupos que años atrás emergieron dentro de esa heterogénea remesa llamada new wave no han podido evitar crecer atropelladamente hasta perder buena parte del talante, filosofía o planteamientos que les dieron vida. Han pasado de predicar en el desierto a evangelizar multitudes vía satélite. No queríamos dinosaurios pero consciente o inconscientemente hemos ayudado a crear otros que, curiosamente, se parecen mucho a los de antaño porque, y eso es una realidad, el árbol de Josué da frutos cuyo sabor recuerda terriblemente a la música de los setenta: las estructuras de las piezas; los hábiles y arrebatadores crescendos; esa fórmula electro-acústica que conduce de principio a fin el disco; esas introducciones mastodónticas a medio camino entre el sonido de Yes y Led Zeppelin, y sobre todo la voz de Bono, réplica perfecta de la de Robert Plant.

Todo eso en mi caso no es un hándicap, sino un acicate: prefiero a muchas bandas de segunda fila de los setenta que a un buen número de los mejores grupos de los ochenta (el techo de algunos es el suelo de otros), pero comprendo que pueda resultar insatisfactorio para muchos. A esos les recomiendo que sigan su camino de Damasco; yo, por mi parte, prefiero apearme por mi propio pie y sentarme bajo la sombra de este árbol a observar los caprichosos círculos de las serpientes que me dicen, me susurran, me confirman que la vanguardia de ahora es el dinosaurio del mañana.

“With Or Witout You”.

Etiquetas: 1980s, 1987, Irlanda, pop-rock, rock
Arriba