USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

VAMPIRE WEEKEND Contra

XL-Popstock!
VAMPIRE WEEKEND, Contra
 

Saludamos la aparición de Vampire Weekend como una inesperada y colorista inyección de vitalidad y, dos años después de aplaudir su debut, no hay más remedio que reafirmarse en lo dicho. Porque, más allá de sus pintas de figurantes extraviados de un capítulo de “Gossip Girl” o de memeces como lo de “Upper West Side Soweto”, los de Ezra Koenig siguen siendo los más frescos del barrio. Y más importante aún: han vuelto a hacerlo. Han vuelto a entregar un disco redondo en el que, sin sacrificar en ningún momento la contagiosa sencillez y la nutritiva pócima estilística de su estreno, se mueven lo justo para no repetirse.

Puede que “Contra” se haya anunciado como el disco de los sintetizadores y los arreglos electrónicos; de “Horchata” y el sample de M.I.A. hábilmente deslizado en “Diplomat’s Son”. Y aunque todo lo anterior sea cierto, el segundo trabajo de Vampire Weekend es, sobre todo, un magnífico ejemplar de pop tornasolado y vibrante. Una nueva aventura transatlántica en la que el afro-pop marca de la casa –“White Sky”– se alía con el ska multicolor –“Holiday”, “Cousins”– para acabar conquistando la cima del nuevo pop mundialista –“California English”, “Run”, “Giving Up The Gun”–.

Si a todo esto le añadimos unas letras a medio camino entre lo opaco y lo tierno y un único altibajo en forma de “Taxi Cab”, balada vaporosa que baja las revoluciones del disco de golpe, tenemos en algo más de media hora todo lo que se le puede pedir hoy en día a un disco de pop. Tenemos, en fin, un gran disco.

Etiquetas: 2010
Arriba