×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2008)

VAMPIRE WEEKEND Vampire Weekend

XL-Popstock!
VAMPIRE WEEKEND, Vampire Weekend
 

Si no lo son ya, los brooklynitas Vampire Weekend deberían convertirse en la nueva banda favorita de Wes Anderson. Como él, son chicos cultivados, graduados en la universidad (de Columbia, no de Texas) y sin ningún problema para cantar su pijerío a los cuatro vientos. También como él, son chicos con talento, amantes del humor minimalista y minuciosos en su arte. Ellos mismos tildan a su música de “Upper West Side Soweto”, que tendría muchas posibilidades para ser, no cuesta imaginarlo, el título de una futura película de Anderson, especialmente si le coge el gusto a lo exótico tras “Viaje a Darjeeling” (2007).

La traducción de la etiqueta: pop pijo y a mucha honra, resabiado e irónico, crispado pero preciso –resuenan The Strokes–, que mira a África a través del “Graceland” de Paul Simon y el fondo de catálogo de Talking Heads. Podrían dar rabia, pero con canciones tan buenas tan solo deberían crear admiración. Uno planta sus orejas ante el delicioso barroquismo de “M79” o “Walcott”, los juegos de amor en la universidad de “Campus”, la histeria controlada de “A-Punk” o la golosina afropop “Cape Cod Kwassa Kwassa” y se alegra y piensa que sí, que con música se vive mejor.

“Cape Cod Kwassa Kwassa”.

Arriba