×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2012)

Varios Coloreando a Daniel Johnston. La historia de un artista

Ondas del Espacio
Varios, Coloreando a Daniel Johnston. La historia de un artista
 

Que en un año hayan aparecido dos discos de versiones de Daniel Johnston en España –el otro es “Hola, com estàs?” (2011)– solo significa que la obra de determinados artistas sigue tocando a la gente de una forma impredecible; como un tímido y obstinado oleaje que sigue erosionando la costa.

Dieciocho grupos desfilan por esta casete diseñada a imagen y semejanza de las que publicaba Daniel y que en su edición de venta al público incluye un fanzine con ilustraciones para cada canción y una caja de lápices de colores para pintarlo a tu gusto. Hay nombres más conocidos (THE SECRET SOCIETY, ALONDRA BENTLEY...) y menos (MARCOS MUNIZ & THE DRUNK FUNERAL BAND, PABLITO...). Y, en general, muy pocas pretensiones más allá de divertirse un rato con los originales; como se oye en las vivarachas versiones de VARAVERDE y los muy recomendables LA OLA QUE QUERÍA SER CHAU, de Argentina. Pero tan inquietante es el ritmo que mete LA ESTRELLA DE DAVID a “La motocicleta” como el cálido desorden de AURORA en “The Story Of An Artist”. Y tan intachable es el “CI (Devil Town)” de LOS PUNSETES como simpática la traducción de “I Live My Broken Dreams”, retitulada “El reparador de sueños”: “Dicen que la esperanza es verde y que es lo último que uno pierde”, apuntan CAPITÁN SUNRISE.

En el fanzine cada grupo aclara su método de grabación: unos usaron el Garage Band, otros el micro del iPhone, otros un cuatro pistas, otros un casete... Más que homenajear el legado de Johnston, que también, este proyecto es la enésima prueba de que con muy poco ya te puedes poner a grabar. Es el método, no las canciones.

Más información, aquí.

La Estrella de David: “La motocicleta”.

Publicado en la web de Rockdelux el 27/2/2012
Arriba