×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

Varios Ernesto Chahoud Presents Taitu. Soul-Fuelled Stompers From 1960s-1970s Ethiopia

BBE
Varios, Ernesto Chahoud Presents Taitu. Soul-Fuelled Stompers From 1960s-1970s Ethiopia
 

El vergel de los crate diggers sigue dando sorpresas. La última, la del DJ y coleccionista libanés Ernesto Chahoud, que saca pecho colocando su nombre en la recopilación de rare grooves etíopes que forman parte de su colección de singles originales, rescatados de mercados de segunda mano y tiendas polvorientas durante años de búsqueda. Y cuando parecía que tras la colección “Éthiopiques” poco quedaba que decir sobre este híbrido musical –mezcla de folclore pentatónico con jazz y funk–, en otra vuelta de tuerca sobre el estilo se saca de la manga nada menos que veinticinco joyas que sirven para confirmar al ethio-jazz como uno de los géneros más fascinantes de la música africana.

Lo realmente interesante es que, además de los músicos y cantantes conocidos a través de la colección de Francis Falceto de “Éthiopiques”, como Mulatu Astatke, Alemayehu Eshete, Tilahun Gessesse, Hirut Bekele, Seifu Yohannes, Muluken Melesse, GEtatchEw Kassa, BezunEsh Bekele, Tamrat Molla –que repite el mismo “Ene Yewodedquat” que aparece en el Vol. 24– o Bahta G. Hiwot –cuyo “Tessassategn Eko” figura en el Vol. 8–, aporta algunos nombres que no aparecen en los treinta discos de la colección del sello Buda Musique, como TEshomE Meteku, cuyo “Hasabe” es ethio-jazz de manual, con los vientos en primer plano, el órgano en modo groove y las percusiones llevando en volandas su profunda voz.

En cambio, Birkineh Wurga en “Alkedashim” cede el protagonismo a una guitarra eléctrica de infeccioso ritmo funk, lo mismo que SElomon Shibeshi, que convierte “Endiet Zenegashiw” en una trepidante muestra del mejor ethio-jazz. Por su parte, Merawi Yohannes rockanrolea al estilo etíope en “Teleyeshign” y Alemayehu Borobor transforma “Yeshebelewa”, con sus palmas y coros femeninos, en una modernización del folclore azmari. En suma, un excelente disco tanto para los que quieran iniciarse en el mundo del ethio-jazz como para completistas.

Merawi Yohannis: “Teleyeshign”.

Arriba