×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (1989)

Varios Everyday Is A Holly Day

New Rose-Marilyn
Varios, Everyday Is A Holly Day
 

Diez pulgadas, doble, homenaje a Buddy Holly. Es lo bueno de tener un sello discográfico: cuando llega el aniversario de la muerte de tu ídolo, llamas a los chicos y les pides que canten (si no lo han hecho ya) una canción para dar vida a un disco. Esto es lo que ha hecho Patrick Mathé al cumplirse los treinta años de la desaparición de Holly. La escudería internacional de New Rose deja patente lo que Buddy Holly hizo ya muchos años antes: que su forma de frasear y montar canciones continúa siendo todavía el descubrimiento particular de miles de grupos de todo el mundo que, por desgracia, no lo conocen. O sea, la triste historia de la Historia.

En este disco hay unas veinte revisiones de temas del gafitas. Entre lo más destacado, la aportación de CHRIS SPEDDING, guerrillero de la guitarra con inminente resurrección discográfica a cargo de la propia New Rose. Otros insignes contribuyentes son ELLIOTT MURPHY, TAV FALCO, SHOES y LOLITAS (con producción de Alex Chilton). Las canciones se han extraído de grabaciones de los artistas (oficiales y rarezas), más aportaciones especiales. El disco gana con el formato y, por si fuera poco el contenido y la idea que lo ha impulsado, el recipiente es un atractivo más. Es sorprendente encontrarte con estas canciones recreadas tres décadas después. A muchos (y pido disculpas) les parecerá una estupidez esta frase, pero para la mayor parte de ellas parece como si no hubiese pasado el tiempo. Lo peor es la depresión que sigue después, cuando continúas la reflexión para llegar a la conclusión de que en el pop nada se ha inventado. Hace treinta años que Buddy Holly ya lo hizo todo.

Etiquetas: 1989
Arriba