×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2017)

Varios Resistance Radio. The Man In The High Castle Album

30th Century-Columbia-Sony
Varios, Resistance Radio. The Man In The High Castle Album
 

SHARON VAN ETTEN, una de mis cantantes favoritas de los últimos años, abre el fuego con una preciosa versión de “The End Of The World”, mecida por guitarras resonantes y cuerdas que parecen surgir de un estándar de los cuarenta. Sigue un “Nature Boy” en la misma línea a cargo de ANDREW VANWYNGARDEN (MGMT), pero con guitarras más propias de años posteriores. El primero de estos dos temas, de una emoción controlada que Van Etten respeta cuidadosamente, lleva la firma de Sylvia Dee –quien la compuso tras la muerte de su padre– y Arthur Kent. El segundo fue escrito por Eden Ahbez y popularizado por Nat King Cole: una canción sobre el aprendizaje del amor.

De reencuentros y despedidas gira otra gran love song, “Can’t Help Falling In Love”, pensada para Elvis Presley en “Amor en Hawai” (1961) e interpretada aquí por un escrupuloso BECK. Otro clásico. Lo mismo que el “Spoonful” de Willie Dixon acometido por BENJAMIN BOOKER, pero ya en el terreno del blues; la versión de la tradicional “The House Of The Rising Sun” en la voz de Sam Cohen; la pieza country “Love Hurts” de Boudleaux Bryant, que ejecutan unos melosos GRANDADDY, o el tema doo-woop “I Only Have Eyes For You”, obra de Al Dubin y Harry Warren, y gran éxito del grupo The Flamingos, en aterciopelada lectura de KEVIN MORBY.

Todas son de un modo u otro canciones de amor, más tristes u oscuras, como “A Taste Of Honey”, tema de la obra teatral y película homónima (“Un sabor a miel” de Tony Richardson, 1961), compuesto por Bobby Scott y Ric Marlow e interpretado por THE SHINS con una cadencia que nada tiene que ver con la colorida versión de Herb Alpert And Tijuana Brass de 1965. No falta “Unchained Melody” de Alex North e Hy Zaret, en aletargada entonación de NORAH JONES, y KAREN O hace introspección analógica con la balada country “Living In A Trance” de Ferlin Husky.

Cierra Sam Cohen con una desenfadada “Get Happy” de Harold Arlen y Ted Koehler, grabada por Frank Sinatra, Judy Garland, Ella Fitzgerald y Rufus Wainwright, ahí es nada; sale bien parado del desafío. Cohen está como guitarrista en todos los temas y es, junto con Danger Mouse (Brian Burton), el productor de este excelente disco que “reimagina” grandes canciones de los sesenta como si fueran emitidas por una emisora pirata de radio en un contexto muy concreto, el que propone la serie en la que se inspira este disco, “The Man In The High Castle” (Amazon Prime Video, 2015), adaptación de una novela ucrónica de Philip K. Dick publicada en 1962 (“El hombre en el castillo”) cuya acción se desarrolla después de una Segunda Guerra Mundial ganada por los nazis. Canciones anglosajonas de resistencia.

Sharon Van Etten: “The End Of The World”.

Arriba