USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2008)

Varios Take Me To The River. A Southern Soul Story 1961-1977

Kent Soul-Ace-Popstock!
Varios, Take Me To The River. A Southern Soul Story 1961-1977
 

Ocurre en ocasiones que algo tan insignificante como una letra puede acabar cambiando el curso de los acontecimientos y el sentido de las cosas. En este caso, la clave está en la A del título. No, esto no es, como insiste Tony Rounce en el lujoso libreto, la historia definitiva del southern soul, sino una de las muchas historias posibles que se pueden escribir a partir de la época, escenarios y personajes que uno decida enfocar.  Y el encuadre de “Take Me To The River. A Southern Soul Story 1961-1977” no deja lugar a dudas: una explosiva combinación de himnos y clásicos semidesconocidos grabados entre 1961 y 1977 en Florida, Tennessee, Mississippi, Alabama, Georgia y Louisiana. Podríamos seguir añadiendo acotaciones que justificarían ausencias como las de, pongamos, Solomon Burke o Carla Thomas y, aun así, el resultado seguiría siendo el mismo: un triple CD al que lo único que le falta es un babero y una funda de plástico a prueba de salivaciones excesivas.

El núcleo duro y reluciente del soul sureño concentrado en setenta y cinco canciones que reviven las memorias de AL GREEN, OTIS REDDING, SAM & DAVE, ETTA JAMES, JOE TEX, BOBBY WOMACK, PERCY SLEDGE, WILSON PICKETT, CANDI STATON, AL JOHNSON, JAMES CARR, EDDIE FLOYD y KING FLOYD, entre muchos otros. ¿Los hermanos pobres de Detroit? Para nada. Pero por si quedaba alguna duda, los tres discos de esta antología ponen las cosas en su sitio a fuerza de combinar sensualidad desatada, plegarias rotas, voces huracanadas y, en fin, una colección de canciones irresistible. Una maravilla que, cuidado, crea adicción.

Etiquetas: 2008
Arriba