×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

Varios The Descendants

Sony Classical
Varios, The Descendants
 

La última película de Alexander Payne, “Los descendientes”, nos permite experimentar hasta qué punto la música puede alterar nuestros impulsos emotivos. Igual que Sid, el amigo de la hija de George Clooney, quien con su cazurra simplicidad nos arranca una sonrisa justo cuando creemos que nos vamos a echar a llorar, el director utiliza las canciones para atenuar nuestra tristeza, prolongar el eco de un sentimiento o sugerir ese calmante sentimiento de “todo se arreglará”. Todo ello lo consigue mediante la música hawaiana, género imprescindible para ubicar la narración y ciertamente lejano para nuestros oídos, pero en el que podemos identificar sensaciones como tranquilidad y melancolía.

Las guitarras llegaron a Hawái desde California, así que es normal que el country esté presente en la cultura del archipiélago. De hecho, hay una escena en la que una banda de yodeling casi hace estallar la cabeza al protagonista. Pero en la banda sonora, Payne evita la música de ukelele, collar de flores y surf. Los protagonistas son pioneros como SOL HOOPII (maestro de la pedal steel guitar), KEOLA BEAMER (su homólogo en la técnica del slack-key), GABBY PAHINUI (que colaboró en “Chicken Skin Music”, aquel disco de Ry Cooder de 1976), la cantante LENA MACHADO y guitarristas más jóvenes, como OZZIE KOTANI y JEFF PETERSON, que perpetúan la tradición.

“The Descendants” no solo es una excelente introducción a la música hawaiana menos turística, sino que, a diferencia de tantas bandas sonoras, tiene la deferencia de incluir en el libreto los títulos de los discos originales donde encontrar todas las canciones que suenan en la película.

Gabby Pahinui: “Hi'ilawe”.

Arriba