USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2010)

Varios Winter's Bone

Light In The Attic-Cinemax
Varios, Winter's Bone
 

“Winter’s Bone”, la película, acaba endulzando una historia dura (muy dura) y pintando con tonos pastel un infierno focalizado en una terrible Norteamérica rural poblada por seres sin futuro rebozados en crack, cocaína y los más estrictos códigos de violencia. Un no future con Missouri y las montañas Ozarks como marco geográfico que la directora Debra Granik puntúa con una banda sonora que, esta sí, no admite reproche alguno. Es más: el CD publicado es sencillamente extraordinario, un compendio de tonadas bluegrass que sirve, además, para poner sobre el mapa a una serie de músicos prácticamente ignorados fuera de su radio de acción local. La palma se la lleva MARIDETH SISCO, una voluminosa intérprete de voz rotunda y cristalina que aparece en la mitad de todo el minutaje. Acompañada por los BLACKBERRY WINTER (banjo, guitarra, mandolina y violín), Sisco transmite con su garganta privilegiada ese estado de aislamiento y desolación implícito en la narración fílmica. WHITE RIVER MUSIC COMPANY, DIRT ROAD DELIGHT y LEE ANN SOURS & BRANDON WOODEN también proveen grandes momentos de folk & rock rural y asilvestrado.

El CD incluye tres temas que no se escuchan en la película, entre ellos un “Bred & Buttered” interpretado por el gran JOHN HAWKES, el actor que encarna a Teardrop (y que se quedó sin el Oscar al mejor secundario). Al margen de las canciones, el soundtrack propiamente dicho está rubricado por el ex Tindersticks DICKON HINCHLIFFE, una verdadera maravilla atmosférica a base de violín, banjo, guitarra y mandolina que únicamente está disponible en descarga digital (en el CD hay una pequeña muestra: “Hardscrabble Elegy” y “Angel Band”, a medias con la Sisco): vale la pena rastrear en la red o apoquinar en iTunes. Son veinticinco minutos de música hermosa, reflexiva y emotiva que juega en la misma liga de esas columnas sonoras (“Paris, Texas”, “Brokeback Mountain”) que respiran más allá de las imágenes para las que fueron concebidas.

Publicado en la web de Rockdelux el 25/3/2011
Etiquetas: 2010
Arriba