USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2011)

VINICIO CAPOSSELA Marinai, profeti e balene

La Cùpa-Ponderosa Music & Art-Resistencia
VINICIO CAPOSSELA, Marinai, profeti e balene
 

Su autor la ha bautizado como una “comedia marina”. Una obra centrada en el mar como espacio alegórico y dirigida por referencias literarias que abarcan a “Moby Dick”, “La odisea” o la Biblia, a Shakespeare, Céline y Joseph Conrad. Una constante en la trayectoria de Vinicio Capossela, obsesionado siempre por fijar un marco conceptual al que tampoco escapan teatro o cine. Todo confluye en este doble álbum insaciable, épico y poético a la vez que ansioso por desbordar sus propios términos y catalogaciones. La cima de su autor. Una ópera sobre “Marineros, profetas y ballenas” impulsada por la originalidad y consecuente con sus excesos. Diecinueve composiciones afrontando destino y leyenda desde un variopinto cuadro que conecta con sorprendente sutileza la música popular italiana con patrones clásicos, anglosajones o caribeños conducidos por la omnívora voz del artista italiano.

El primer CD, íntimo y exquisito, pasa de la deliciosa cercanía de “Dimmi Tiresia”  o “Lord Jim” al festivo carrusel de “La Madonna delle Conchiglie” o al contagioso “Calipso”. El segundo, coral y orquestado, también más opresivo, enlaza la solemnidad de “Il grande leviatano” y la juguetona sonoridad de “Goliath” con la “orquesta mecánica” de los barceloneses CaboSanRoque formando parte de la nómina de más de sesenta músicos embarcados en este apasionante viaje donde el mito vuelve a ser la mejor interpretación de la realidad.

“La Madonna delle Conchiglie”.

Arriba