USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

ÁLBUM (2018)

ZA! Pachinko Plex

Gandula
ZA!, Pachinko Plex
 

Si cada nuevo trabajo de Za! ya era una suerte de apuesta suicida por la experimentación más carnosa y polirrítmica y una manera de corregir, mejorar y, ya puestos, también demoler cualquier hallazgo que pudiese sonar a territorio ya visitado, los catalanes queman ahora todas sus naves para salir de la cacharrería convertidos en primos hermanos de Animal Collective. Con las guitarras encerradas en un armario y el surtido de influencias renovado gracias a sus viajes por Japón y Mozambique, Papa DuPau y Spazzfrica Ehd, se han armado hasta los dientes con sintetizadores, trompetas y percusiones para centrifugar a conciencia psicodelia, krautrock, jazz progresivo, breakbeat y hip hop.

Una impecable y milimetrada reinvención estética que, como apunta el título, los transforma en una de esas salas de pachinko en las que todo son luces deslumbrantes, blings martilleantes y alucinaciones hipnóticas. Y eso mientras trazan conexiones imaginarias, añaden capas sonoras y pedazos de textos de Carl Sagan y conectan la rítmica frenética y sabrosa de “Ochate” con esa maravilla de jazz noctámbulo que es “Solo Chezz”.

Ojalá todos los discos pretendidamente experimentales fueran como este “Pachinko Plex” de pliegues infinitos, ensamblajes (aparentemente) aleatorios y canciones que son auténticos monumentos a la curiosidad y al azar con vocación recreativa.

“Solo Chezz” (con Morgan Caney).

Arriba