USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

FESTIVAL (2011)

Cruïlla Barcelona Indignación y fiesta

Barcelona, Parc del Fòrum
8-9/7/2011
 
Cruïlla Barcelona, Indignación y fiesta

Iron & Wine: Sam Beam bajo el sol. Foto: Jordi Vidal

 

El Cruïlla Barcelona es un festival urbano que enlaza estilos y fusiona públicos con la voluntad de ceder el protagonismo a la música. Una música sin modas, sin sectas y sin limitaciones. Repasamos los mejores momentos de la edición del 2011, donde Iron & Wine, Retribution Gospel Choir, Calle 13 y Madness fueron los triunfadores.

El Cruïlla Barcelona se define como un “festival sin fronteras”. Loable lema, aunque difícil de llevar a la práctica. La sensación que predominó fue la de un eclecticismo mareante, cargado de nombres cuestionables –JACK JOHNSON a la cabeza– y falto de un flujo que invitase a la curiosidad entre propuestas y públicos distintos. Hubo instantes notables, pero para consolidarse (algo imprescindible para mantener su ya acordada residencia en el Fòrum) el festival deberá trabajar la idea que le da nombre si no quiere rebajarla a mero eslogan multiculti.

En el apartado artístico, IRON AND WINE coronaron sin ninguna dificultad el podio de la primera jornada. Sam Beam y su exultante banda presentaron “Kiss Each Other Clean” (2011), si bien fueron los recuerdos a la mirada mundialista de “The Shepherd’s Dog” (2007) los que dieron sentido a su triunfo. Tocaron casi a primera hora, pero ni unos ANTÒNIA FONT lastrados por un sonido que dispersaba voz e instrumentos ni la perezosa alianza entre LEE “SCRATCH” PERRY y MAX ROMEO lograron hacerles sombra. Sí mantuvieron el tipo MAIKA MAKOVSKI –recién salida de su debut teatral a las órdenes de Calixto Bieito– y BEARDYMAN, con su show entre la elasticidad vocal y la electrónica.

El sábado comenzó con la francesa KENY ARKANA arrasando con guiños a los indignados del mundo entero y un hip hop mejor cuanto más furioso sonaba. Los problemas con el backline de dEUS forzaron algunos cambios en la parrilla de la programación, llevando a LOS TIKI PHANTOMS a tocar a una hora muy temprana e intempestiva para su baile de máscaras surf (se lo tomaron con resignado cachondeo). Los belgas, por su parte, terminaron actuando a las dos y media de la mañana ante un público muy escaso.

 
Cruïlla Barcelona, Indignación y fiesta

Retribution Gospel Choir, a pecho descubierto. Foto: Jordi Vidal

 

Esforzados pero irremediablemente deslucidos, dejaron el pabellón rock en manos de RETRIBUTION GOSPEL CHOIR, que salieron a pecho descubierto (literalmente) a tocar el mismo repertorio de sus últimas visitas, sirviéndolo con una intensidad que no merma. El sudor que chorreaba de la guitarra de Alan Sparhawk devino perfecta metáfora del compromiso que el trío tiene con la música.

El otro gran concierto del día corrió a cargo de CALLE 13. Residente lideró una banda numerosa que empezó en lo más alto con “Baile de los pobres” para no bajar en ningún momento. La música de los puertorriqueños ganó fuerza y sentido bajo el recuerdo del asesinato de Facundo Cabral, que empapó toda la actuación. Sonaron vigorosos y conectados a la realidad, todo lo contrario que los PUBLIC ENEMY. Nunca había visto sonreír tanto a Chuck D y quizá esta suavización en el gesto tenga algo que ver con el hecho de haberse convertido en un show pintoresco y poco más. Su poesía siempre será un arma, pero hace tiempo que dejó de estar cargada de futuro.

Más vivos sonaron MADNESS, en parte porque “The Liberty Of Norton Folgate” (2009) es un buen disco que les ha permitido oxigenar el setlist, pero también porque aún se lo pasan bien y resuelven con gracia incluso los problemas técnicos. Ristra de hits y fiesta ska-pop que siguió con TOKYO SKA PARADISE ORCHESTRA. La veterana formación nipona ha asimilado un género que, culturalmente, le es ajeno, y lo ha llevado hasta una hipérbole que no sé si barre fronteras pero sí resulta de lo más vistosa.

Rockdelux Music Weekend, Puente en dos ciudades
Por Víctor Lenore y Joan Pons
Primavera Sound Touring Party (2), Nuevas sensaciones
Por Gerard Casau
Sónar, Buenos tiempos para la épica
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Primavera Sound Touring Party (3), Primeras personas
Por Gerard Casau
Bilbao BBK Live, El chico pega el estirón
Por Joseba Martín
Primavera Sound Touring Party (12), Refree
Por Gerard Casau
Estrella Levante SOS 4.8, Crecimiento exponencial
Por Óscar García
Primavera Sound Touring Party (4), Redoble de tambores
Por Gerard Casau
Primavera Sound Touring Party (9), Todas las fiestas del mañana
Por Gerard Casau
Sónar, Como si no hubiera un mañana
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Primavera Sound, La firmeza de una actitud
Por Rockdelux
Sónar, Todo cambia, todo permanece
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Heineken Jazzaldia, Entre la piedra y la playa
Por Ricardo Aldarondo
San Miguel Primavera Sound, Crecer y crecer (sin desmerecer)
Por Rockdelux
Fly Me To The Moon, Epílogo del Primavera Sound

FESTIVAL (2011)

Fly Me To The Moon


Por Adrián de Alfonso y Gerard Casau
Sónar, Regreso al futuro

FESTIVAL (2013)

Sónar

Regreso al futuro

Por Luis Lles y Llorenç Roviras
PSM Festival, Fiesta para un amigo desaparecido
Por Asier Leoz
Arriba