USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

FESTIVAL (2011)

Día de la Música Heineken Lujo en el Matadero

Madrid, Matadero
18-19/6/2011
 
Día de la Música Heineken, Lujo en el Matadero

Janelle Monáe: primera dama del espectáculo. Foto: Alfredo Arias

 

El Día de la Música siempre contó con novedades de interés fijo. Aquí recordamos los nombres que pasaron por la edición de 2011, donde John Grant y Janelle Monáe triunfaron sin paliativos. También destacaron los conciertos de Destroyer y The Pains Of Being Pure At Heart, además de los de Sean Rowe, South San Gabriel, Sam Amidon, Caribou... Un nivel muy alto.

La plaza del antiguo Matadero de Madrid es un marco tan imponente que aspira a apaciguar esas quejas en los corrillos de las que no se libra ningún festival de música. Grandes colas a última hora para un sábado descompensado trajeron de cabeza a la organización, menos preocupada de la infernal temperatura y nula ventilación del escenario ¡Madrid!


El triunfo de lo atípico

Hasta el cierre, con VETUSTA MORLA, el sábado transcurrió sin sobresaltos en los cinco escenarios –tres cubiertos y dos al aire libre– habilitados en la última edición del Día de la Música. PS I LOVE YOU aportó la gasolina necesaria para un arranque potente. El dúo canadiense parece salido de un cómic de Joe Matt: los típicos amigos inadaptados que se reúnen en el garaje de casa con una guitarra, pedales y batería. Te sacan una sonrisa sin apenas proponérselo. La misma hora y escenario –el inhumano ¡Madrid!– para YUCK al día siguiente. Se saben de maravilla lo que ocurrió en los noventa, cuando se extendió el noise-rock. No llegarán a la tensión emocional de Yo La Tengo, pero amarraron un set bastante completo llevándonos desde los Dinosaur Jr. menos enfurecidos a los caramelos de Best Coast. Con la sueca LYKKE LI reventaron los dos termómetros: el que marca su implicación en el escenario y, por desgracia, también el del mercurio ambiental.

 
Día de la Música Heineken, Lujo en el Matadero

The Pains Of Being Pure At Heart: algarabía. Foto: Alfredo Arias

 

El entusiasmo de THE PAINS OF BEING PURE AT HEART marcó la jornada al aire libre el primer día. Los neoyorquinos han cogido la bandera indie para portarla durante estos años y sus seguidores se lo agradecen mostrando un entusiasmo recíproco y sin objeciones desde el minuto uno. Con dos discos publicados ya parecen estar por encima del bien y del mal. Demostrado quedó que apenas hacen falta tablas ni personalidad para dar con la tecla que impulsa la algarabía de los que tienes delante. TORO Y MOI no aprovecharon su oportunidad. Merecieron con creces un buen sitio en el cartel gracias a un disco minucioso y llamativo. Pero sin el estudio de por medio, sus coordenadas de baile se trasladan de un modo un poco grosero. El disco es especial. El directo, segundón.

Hubo que esperar al domingo para sacar los aplausos. DESTROYER dio ese concierto atípico que exige un mínimo de pausa, y a ser posible unas sillas, en un evento tan instantáneo como es un festival. Su formidable “Kaputt” (2011) puede sentirse orgulloso de lo que hicieron con él. El saxo no se escondió y eso lo agradeció el final de las canciones, rematadas en unos caracolillos melódicos sacados de un club nocturno. Lástima que no sirvieran gin-tonics. A JANELLE MONÁE la presentaron como la actual reina del soul y precisamente eso es lo que no es. Lo que vimos fue una entretenedora de altísimo standing, capaz de llevar las riendas de quince artistas y encontrar la bisagra que une en un mismo espectáculo el musical de Broadway, los ritmos tropicales e incluso un cabaret con raíces negras. Su puesta en escena fue una de las más hábiles que recuerdo. Repito: no es la reina del soul, es la primera dama del espectáculo. Con la versión de “I Want You Back” (The Jackson 5) miró al cielo. Lástima que aún no había salido la luna. César Estabiel

 
Día de la Música Heineken, Lujo en el Matadero

Destroyer: solo faltaron los gin-tonics. Foto: Alfredo Arias

 

Atisbos, emoción y baile

“Life is beautiful!”, propagó SAM AMIDON nada más salir. Y se quedó tan ancho, no sin antes presentar su banjo y advertir al público de la capacidad del instrumento para hablar. ¿Un clown para el sábado por la tarde? Nada de eso. Su desenfado (hubo gorgoritos y baile delirante) realza la esencia: no se trata de una rata de biblioteca folk, sino de un mocoso que insufla frescura a lo tradicional. Y brilló más que una ANNA CALVI esforzada bajo la solana. Las buenas canciones del primer disco de la londinense quedaron desmerecidas por un sonido poco cohesionado. Ella gritó, se dulcificó con el “Surrender” de Elvis Presley y aparecerá pendiente de reválida en el próximo FIB. Luego pudimos comprobar el refrán: Will Johnson está en el podio de los infravalorados. Con sus SOUTH SAN GABRIEL, el texano hizo los honores al cancionero de Vic Chesnutt (ambos, miembros de The Undertow Orchestra). Y desde “What Do You Mean?” aquello fue un oasis de conjunción, armonías y brillo de la steel guitar y el teclado. Lejos de ningún recato, WILD BEASTS desplegaron un gran show. El falsete de Hayden Thorpe bordea, sin quemarse, los infiernos de The Communards y similares, mientras que las ensoñaciones melódicas encierran un potencial de estadio que no sonroja. Sumaron a Katie Harkin (Sky Larkin) en las teclas y concluyeron con una demoledora “End Come Too Soon”. Después CRYSTAL FIGHTERS y su colofón festivo dejaron la incógnita de cada noche: ¿son tan timo como su procedencia vasca o mera diversión intrascendente?

 
Día de la Música Heineken, Lujo en el Matadero

John Grant, ex The Czars, pudo con todo. Foto: Alfredo Arias

 

DUM DUM GIRLS defendieron su debut el domingo con ese híbrido de pop a lo Spector, aceleración comedida e imagen seductora que, al menos, no molesta. Dee Dee, la factótum, desveló un tema nuevo y no se fue sin profanar el “There Is A Light That Never Goes Out” de The Smiths. Bastante más sudor y diversión punk-pop sirvieron TIMES NEW VIKING un rato después, adornados por la simpatía y la alternancia vocal de Adam Elliott y Beth Murphy. En las antípodas, la emoción profunda la acaparó JOHN GRANT. Mucho más a gusto que en el último Primavera Club, desengrasando con su sorprendente castellano, el de Colorado y su voz pudieron con todo: ya fuera la instrumentación de saldo (teclados y ordenador) o el riesgo de, camino del cierre, asomarse a The Czars. RON SEXSMITH lo sucedía con banda en el mismo escenario pero sin alcanzar esos niveles, a pesar de su facilidad de superclase. Molesto por los problemas técnicos de la guitarra y centrado en un repertorio, el de su último álbum, algo insípido (valga “Middle Of Love”, dedicada a Clarence Clemons). Tampoco le favoreció el contraste con un SEAN ROWE en vena, capaz de ejercer de joya oculta y de ganarse al público del recinto más pequeño, provisto solo de seis cuerdas. Y todo gracias a su barítono de impresión y a un plus de garra respecto al majestuoso “Magic”. Del horror épico-pajillero perpetrado por GLASVEGAS poco cabe decir. Menos mal que CARIBOU nos redimió en el desenlace con un set exquisito, tan apto para el baile como para la degustación relajada. Ramón Fernández Escobar

San Miguel Primavera Sound, Gran fiesta de la música
Por Rockdelux
Sónar, Todo cambia, todo permanece
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
MTV Galicia, Pórtico de la Gloria
Por David Saavedra
Bilbao BBK Live, El chico pega el estirón
Por Joseba Martín
Sónar, Regreso al futuro

FESTIVAL (2013)

Sónar

Regreso al futuro

Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Cruïlla Barcelona, Indignación y fiesta
Por Gerard Casau
Sónar, El bucle melancólico

FESTIVAL (2010)

Sónar

El bucle melancólico

Por Víctor Lenore y Luis Lles
Primavera Sound, La firmeza de una actitud
Por Rockdelux
San Miguel Primavera Sound, Crecer y crecer (sin desmerecer)
Por Rockdelux
Primavera Sound Touring Party (12), Refree
Por Gerard Casau
Primavera Sound Touring Party (3), Primeras personas
Por Gerard Casau
Faraday, A la virtud por la elegancia
Por Adrián de Alfonso y Jaume Ribell
Primavera Sound, Contra el frío, música
Por Rockdelux
Sónar, Buenos tiempos para la épica
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Primavera Sound Touring Party (9), Todas las fiestas del mañana
Por Gerard Casau
Noise Pop 92, El inicio del indie
Por Gerardo Sanz
Primavera Sound, Días de brillo y purpurina
Por Rockdelux
Primavera Sound, De hipster a normcore
Por Rockdelux
Arriba