USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

CONCIERTO (2000)

ELLIOTT SMITH Calor y emoción

Barcelona, Zeleste 3
29/6/2000
 
ELLIOTT SMITH, Calor y emoción

Smith y su láctea figura de “loser” finisecular. Foto: Misha Kominek

 

Hay personajes que demuestran una coherencia y una honestidad tan extremas y brutales que rozan la sobreactuación más trabajada y mercantilista, y nos hacen dudar. Pero, ¿qué importa la duda (y el calor asfixiante) ante los primeros acordes de “Sweet Adeline” abriendo el concierto? Elliott Smith, la cenicienta de finales de siglo de la escena independiente norteamericana, continúa extendiendo los dedos para que no le quepa el zapato, y su constantemente esquiva actitud ya no se reduce a la prensa. Acompañado, a diferencia de su anterior visita a Barcelona (Garatge Club, 13 de noviembre de 1998), por una sólida banda creada para la gira –hace dos años, Quasi fueron los responsables de respaldarle–, Smith paseó su láctea figura de loser finisecular durante poco más de una hora por el pequeño escenario de Zeleste 3. Tiempo suficiente para volver a demostrar que es uno de los armadores de canciones pop más en forma del momento y uno de esos pequeños genios que sabes que nunca dejarás de escuchar; porque el de Oregón, al igual que Joe Pernice, Kurt Wagner, Chris Hooson o R.E.M. (y pocos más), es capaz de romper los parámetros de la temporalidad y establecer su música en una dimensión tan cercana y lejana al mismo tiempo que nos imposibilita su contextualización.

Obviando la cara acústica de su cancionero, Elliott Smith se dedicó a repasar en formato siempre eléctrico y bastante potente la mayoría de las canciones de “Figure 8”, quinto disco de la carrera en solitario del norteamericano. “Son Of Sam”, primer single del álbum, sonó temprano y “Stupidity Tries”, una de las mejores de la noche, se reafirmó como la vertiente más directa de un disco que, alejado ya de la euforia provocada por “Miss Misery”, apuesta por una concepción menos matemática de la canción. El piano permitió gozar de la dureza de “Everything Means Nothing To Me”, y fueron los coros de Sam Coomes de Quasi –esta vez cumpliendo funciones de bajista–, acompañando en todo momento y de forma espléndida a la voz principal, los que ofrecieron los acabados preciosistas y delicados que decantaron el muy notable a sobresaliente. Si además sumamos la contundencia rítmica de Scott McPherson, miembro de los emos Sense Field –¡que les editen el disco ya!–, la alineación encima del escenario era todo un lujazo.

De “Either/Or” y “XO” se echaron de menos “Between The Bars”, “Say Yes”, “Waltz #2” o “Bottle Up And Explode”, pero en contraposición disfrutamos de parte de su repertorio menos pronosticable y más sorprendente (“Independence Day”, “Amity”, “Oh Well, Okay”). Ni los pocos esfuerzos de comunicación de que dio muestra el cuarteto, ni los chorretones de sudor ni la dificultad de alcanzar a ver algo más que el gorrito estilo Ismael ‘Gran Hermano’ que lucía Smith anularon las ganas de un segundo bis que no llegó después de que “Color Bars” sonara a muy poco como final de fiesta. 

Etiquetas: 2000
NIRVANA / BUZZCOCKS, El grunge que no cesa
Por Jordi Bianciotto
LORDE, Diva fluorescente

CONCIERTO (2017)

LORDE

Diva fluorescente

Por Álvaro García Montoliu
COWBOY JUNKIES, Deliciosos

CONCIERTO (2001)

COWBOY JUNKIES

Deliciosos

Por David Saavedra
THE WEDDING PRESENT, Movimiento de muñecas
Por Ramon Súrio
BILL CALLAHAN, Economía de genio
Por Abel González
GIL SCOTT-HERON, Leyenda afroamericana
Por Víctor Lenore
MARC ALMOND / LITTLE ANNIE / BABY DEE, Triple intensidad
Por Adrián de Alfonso
SUFJAN STEVENS, Bonhomía, felicidad
Por Quim Casas
RODRIGUEZ, Espejismo

CONCIERTO (2013)

RODRIGUEZ

Espejismo

Por Ricard Martín
JAMES BLAKE / JAMIE WOON / JAMIE xx, Electrónica emocional
Por Llorenç Roviras
NEIL YOUNG + PROMISE OF THE REAL, La calma y el fuego
Por David Morán
MARIA DEL MAR BONET, Reencuentro con “Alenar”
Por Santi Carrillo
REFUSED, Comunión hardcore

CONCIERTO (2012)

REFUSED

Comunión hardcore

Por Llorenç Roviras
RUFUS WAINWRIGHT, Artista mayor

CONCIERTO (2005)

RUFUS WAINWRIGHT

Artista mayor

Por Pablo Gil
BILL CALLAHAN, De artesano a maestro
Por Ramón Ayala
PRINCE, Magnetismo animal

CONCIERTO (1990)

PRINCE

Magnetismo animal

Por Ramon Súrio
THE DRUMS / OKKERVIL RIVER, Buen programa doble
Por César Luquero
TOM WAITS, Conmoción

CONCIERTO (2008)

TOM WAITS

Conmoción

Por Ricardo Aldarondo
GWAR, Onanismo mutante

CONCIERTO (1996)

GWAR

Onanismo mutante

Por Oriol Rossell
THE DISPOSABLE HEROES OF HIPHOPRISY / BASEHEAD, Renovación hip hop
Por Xavier Ferré
RACHID TAHA, Rai'n'roll

CONCIERTO (2018)

RACHID TAHA

Rai'n'roll

Por Ramon Súrio
RED HOT CHILI PEPPERS, Vigorosos y dinámicos
Por David Saavedra
ALLEN TOUSSAINT, Alma de Nueva Orleans
Por Jordi Bianciotto
Arriba