USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

CONCIERTO (1996)

GWAR Onanismo mutante

Barcelona, Garatge Club
14/2/1996
 
GWAR, Onanismo mutante

Foto: Juan Sala

 

Pocas cosas hay más insufribles que un concierto de rock al uso: calor sofocante, apreturas y pisotones, sonorizaciones pésimas, reproducción clónica y mecánica del material previamente grabado, retrasos inexcusables… Por todo ello, hay que agradecerles a Kiss, Alice Cooper o, ¿por qué no?, Pink Floyd que su concepto del recital se extralimite al registro netamente musical –que siempre se disfruta infinitamente mejor cómodamente sentado en el sofá preferido junto al reproductor digital– para adentrarse en el ámbito de la escenificación dramática como sustento del show.

Gwar (algo más de una década ya haciendo el carcamal) saben del poder seductor de la imagen –ya sea la bota de plataforma y la lentejuela o la camisetita Adidas tres tallas menor de lo humanamente soportable– y, conscientes, espero y supongo, de su más que dudoso talento compositivo, potencian el espectáculo visual hasta extremos granguiñolescos, tan divertidos como obscenos y faltos del menor atisbo de gusto. En directo, Gwar convierten, si es que no es ese su estado natural, el rock en una disparatada sucesión de shock-gags circenses ricos en látex y referencias “zetosas” (sci-fi lumpen, gore de a duro, porno cutre) que, al cabo de dos horas, acaban conformando la función más salvaje y rabiosamente simpática (decapitaciones, violaciones, pedofilia, masturbaciones monstruosas, evisceraciones, riego de jugos corporales) que puede verse hoy en día. Un diez. ¿Y la música?, te preguntarás. ¿Perdón? Digamos que la música la pusieron antes WESTON (Fat Wreck) y TEN FOOT POLE (Epitaph), con su eficaz –sin más– hardcore melódico.

Etiquetas: 1996
JOE HENRY, Intimismo y belleza

CONCIERTO (2008)

JOE HENRY

Intimismo y belleza

Por Miquel Botella
PAUL McCARTNEY, Entre lo emocionante y lo ridículo
Por David Saavedra
RICKIE LEE JONES, She's the boss

CONCIERTO (2011)

RICKIE LEE JONES

She's the boss

Por Joseba Martín
BRUCE SPRINGSTEEN & THE E STREET BAND, Inolvidable

CONCIERTO (1981)

BRUCE SPRINGSTEEN

Inolvidable

Por Ignacio Julià
THE BLASTERS, Baño de rock and roll
Por Joan Ribera
JOANNA NEWSOM, Celestial

CONCIERTO (2011)

JOANNA NEWSOM

Celestial

Por Ruben Pujol
THE SUGARCUBES, Desconcertante

CONCIERTO (1988)

THE SUGARCUBES

Desconcertante

Por Félix Suárez
P.F. SLOAN, Recuerdos de la era de la destrucción
Por Miguel Martínez
LCD SOUNDSYSTEM, Yeah

CONCIERTO (2010)

LCD SOUNDSYSTEM

Yeah

Por Gerard Casau
PAVEMENT, Anarquía ruidista

CONCIERTO (1992)

PAVEMENT

Anarquía ruidista

Por Juan Cervera
NICK LOWE & LOS STRAITJACKETS, Navidades twang
Por Ricard Martín
RUFUS WAINWRIGHT, Artista mayor

CONCIERTO (2005)

RUFUS WAINWRIGHT

Artista mayor

Por Pablo Gil
YOUSSOU N'DOUR, Sublime

CONCIERTO (2002)

YOUSSOU N'DOUR

Sublime

Por Santi Carrillo
PATTI SMITH, Histórico

CONCIERTO (2004)

PATTI SMITH

Histórico

Por Gerardo Sanz
DANIEL JOHNSTON, La fuerza del cariño
Por Joan Pons
MARC ALMOND / LITTLE ANNIE / BABY DEE, Triple intensidad
Por Adrián de Alfonso
PAOLO CONTE, Puro lujo piamontés
Por Ferran Llauradó
LOS PLANETAS, Que sí, que sí

CONCIERTO (2015)

LOS PLANETAS

Que sí, que sí

Por Santi Carrillo
PAUL SIMON, A dos palmos del suelo
Por Llorenç Roviras
ELVIS COSTELLO, Deconstruido y mayúsculo
Por David Saavedra
ARCADE FIRE, Épica desmedida

CONCIERTO (2016)

ARCADE FIRE

Épica desmedida

Por Jaime Casas
THE WEDDING PRESENT, Movimiento de muñecas
Por Ramon Súrio
LE TIGRE, La fiesta militante

CONCIERTO (2005)

LE TIGRE

La fiesta militante

Por David Saavedra
Arriba