USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

FESTIVAL (2011)

Monegros Desert Festival Polvo, techno, viento y sol

Por Luis Lles

Fraga, Desierto de los Monegros
23/7/2011
 
Monegros Desert Festival, Polvo, techno, viento y sol

David Guetta, el punto de fricción. Foto: Víctor Lax

 

El Monegros Desert Festival es todo un referente de los certámenes electrónicos aptos para todos los públicos. Un clásico muy peculiar que no ceja en su empeño de seguir sorprendiendo año tras año. Recordamos la edición de 2011 de esta raververbena vista por los ojos y los oídos de Luis Lles, otro clásico.

Seguramente muchos lectores conocerán la canción “Aragón” del insigne Labordeta. Sí, esa que comienza diciendo “polvo, niebla, viento y sol”. Pues bien, sustitúyase la palabra niebla por el vocablo techno y se obtendrá una precisa descripción de lo que les espera siempre a los valientes (este año nada menos que casi 40.000 almas) que acuden al Monegros Desert Festival. Y esta vez el titular es más certero que nunca, ya que el viento y el frío de este extraño verano azotaron de forma inclemente a quienes decidieron ejercer su derecho a la fiesta en la mayor raverbena (rave+ verbena, ya saben) del estío español.

DAVID GUETTA fue el punto de fricción de esta edición al desatarse meses antes una fuerte polémica sobre la conveniencia de su presencia en el cartel. Para contentar a todos, el mediático DJ galo decidió realizar un paseo por la historia de la música electrónica, comenzando con el hit noventero “Don’t You Want Me” de Felix y siguiendo con un poco de trance, remixes de Daft Punk y Prodigy, electrónica kraftwerkiana, house y techno, todo envuelto en una espectacular parafernalia de leds y escoltado por dos hombres-robot.  Solo al final pinchó su éxito interestelar “When Love Takes Over” para goce de sus numerosos fans y perplejidad de quienes seguimos pensando que la mastodóntica fama de algunos DJs tiene que deberse forzosamente a aspectos extramusicales. El otro cabeza de cartel de este año era BUSTA RHYMES, quien, tras su espantada del año pasado, esta vez sí cumplió, y con creces. Después de un inicio previsible y vulgar, la actuación echó a volar cuando comenzó a engarzar hit tras hit (“Look At Me Now”, “Don’t Cha”, “Tear Da Roof Off”) con la contundencia habitual de este feroz rapero neoyorquino.

 
Monegros Desert Festival, Polvo, techno, viento y sol

Richie Hawtin: soberbio y sutil. Foto: Víctor Lax

 

Entre los más de sesenta artistas restantes habría que destacar la decepción de un LUCIANO cada vez más rendido al dolce far niente ibicenco o el excelente nivel de la representación del hip hop español, formada por HABLANDO EN PLATA, RAPSUSKLEI, TOTE KING y un SHO HAI particularmente inspirado que reunió a todos los Violadores del Verso para una interpretación brutal de “La cúpula”. Por su parte, JOSH WINK sorprendió con un estimulante set de deep minimal house. Asimismo, el acid sonó con fuerza en las sesiones de BOYS NOIZE (que homenajeó a Amy Winehouse al conocerse su muerte) y de un contundente y crujiente TIGA, que se coronó como verdadero rey de la madrugada monegrina. Los CROOKERS remataron su intrépido cóctel freestyle con un remix de la “Lambada” (¡bien!), y no hace falta decir que RICHIE HAWTIN estuvo tan soberbio como de costumbre, sutil y evanescente, con unos visuales que parecían esos fuegos artificiales que no hacen ruido.

Del resto, destacar el microhouse elegante de FRIVOLOUS, las poderosas sesiones de RUSKO (con un increíble remix de Dire Straits), de ANDY C y de BENGA, reventando el aire con sus subgraves, el imaginativo grime festivo de los FOREIGN BEGGARS, el minimalismo inteligente de JULIAN JEWELL, GAISER y LOCO DICE, el ampuloso techno-rock épico de los israelíes INFECTED MUSHROOM, el gabba criminal de HELLFISH, la vigencia del mejor techno con ANDRÉS CAMPO, KILLABITE, JOSEPH CAPRIATI y el esperado duelo entre OSCAR MULERO y REEKO, o el drum’n’bass salvaje de NISKERONE y CAMO & KROOKED.

Tanned Tin, A buen puerto

FESTIVAL (2010)

Tanned Tin

A buen puerto

Por Salvador Catalán y Luis Lles
Día de la Música Heineken, Lujo en el Matadero
Por César Estabiel y Ramón Fernández Escobar
Noise Pop 92, El inicio del indie
Por Gerardo Sanz
Primavera Sound Touring Party (11), Cambio de fiesta
Por Gerard Casau
PSM Festival, Fiesta para un amigo desaparecido
Por Asier Leoz
FIB, Cómo no tropezar dos veces

FESTIVAL (2011)

FIB

Cómo no tropezar...

Por Ramón Fernández Escobar y Guillermo Z. del Águila
Sónar, Buenos tiempos para la épica
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
San Miguel Primavera Sound, Una fiesta superpoblada
Por Rockdelux
Estrella Levante SOS 4.8, Crecimiento exponencial
Por Óscar García
Sónar, El principio de los tiempos
Por Félix Suárez
Estrella Levante SOS 4.8, La alegría de la huerta
Por José Manuel Caturla y David Saavedra
Primavera Sound Touring Party (y 14), Final de trayecto
Por Gerard Casau
FIB Heineken, El centro de gravedad

FESTIVAL (2010)

FIB

El centro de gravedad

Por Ramón Fernández Escobar y César Luquero
Primavera Sound, Días de brillo y purpurina
Por Rockdelux
Sónar, El bucle melancólico

FESTIVAL (2010)

Sónar

El bucle melancólico

Por Víctor Lenore y Luis Lles
Faraday, A la virtud por la elegancia
Por Adrián de Alfonso y Jaume Ribell
Fly Me To The Moon, Epílogo del Primavera Sound

FESTIVAL (2011)

Fly Me To The Moon


Por Adrián de Alfonso y Gerard Casau
Primavera Sound Touring Party (2), Nuevas sensaciones
Por Gerard Casau
San Miguel Primavera Sound, Gran fiesta de la música
Por Rockdelux
Arriba