Cargando...
 

CONCIERTO (2011)

NICK LOWE Orfebrería pop

Madrid, Teatro Kapital
16/12/2011
 
NICK LOWE, Orfebrería pop

Leyenda viva surgida de la orfebrería del pop. Foto: Alfredo Arias

 

Escueto, conciso y perfecto. Así lució Nick Lowe su excelso talento y su probada veteranía en la barroca sala donde se celebraba el concierto, sumergiendo a su público –a modo de cápsula atemporal– en oleaje del rock'n'roll de los años cincuenta bañado con el pop lumínico de los años sesenta; afuera, mientras tanto, las cenas de empresa tomaban la ciudad. Lowe lo hizo muy fácil: ni siquiera tuvo que llegar a los noventa minutos de concierto para revalidar su condición de leyenda viva surgida de la orfebrería del pop. Reconvirtió su cancionero hacia las raíces de donde surgió: el country & western, el blues y el rock’n’roll (ni rastro de espíritu nuevaolero); adaptando nuevas y viejas canciones a un lujoso corsé que invitaba tanto a la abstracción melódica a lo Nat King Cole  –“Lately I've Let Things Slide”, “I Read A Lot”–, al rockabilly partecaderas –“Ragin’ Eyes” y el cover “Go Away Hound Dog”– y, claro, al hit pop de toda la vida –“Cruel To Be Kind”, “I Knew The Bride When She Used To Rock'n'Roll”–.

 

Reniega de su condición de icono nostálgico. Fotos: Alfredo Arias

 

Como es habitual en sus setlists, faltaron canciones seminales de su carrera (por citar unos ejemplos, “Marie Provost”, “I Love The Sound Of Breaking Glass”, “So It Goes”): cuestión de actitud. El músico británico reniega de su condición de icono nostálgico del pop, hasta el punto de lanzar un soberbio dardo envenenado al cierre del concierto, un “(What’s So Funny ‘Bout) Peace, Love And Understanding” bajado de revoluciones y en clave acústica que hacía más patente que nunca la ligazón familiar que existiera en su día entre Lowe y Johnny Cash (el británico, al igual que toda su banda, iban vestidos de negro de pies a cabeza).

Regresó el músico dos veces más a escena para contentar a un respetable ávido de más belleza. Se marcó un mano a mano con GERAINT WATKINS –el veterano pianista fue el responsable de abrir la velada con destreza honky tonk– en “Only A Rose”, puso al público a dar palmas con “When I Write The Book” y “Long Limbed Girl”, y se despidió de Madrid con una delicadísima “Alison” (de su colega Elvis Costello). Ovación.

Publicado en la web de Rockdelux el 17/12/2011
Etiquetas: 2011
COWBOY JUNKIES, Deliciosos

CONCIERTO (2001)

COWBOY JUNKIES

Deliciosos

Por David Saavedra
GIL SCOTT-HERON, Leyenda afroamericana
Por Víctor Lenore
THE EX, Banda mítica

CONCIERTO (2006)

THE EX

Banda mítica

Por Abel González
CRYSTAL CASTLES, Angustia y arrebato
Por Ruben Pujol
JANELLE MONÁE, Así de atrevida

CONCIERTO (2011)

JANELLE MONÁE

Así de atrevida

Por Barracuda
RED HOT CHILI PEPPERS, Vigorosos y dinámicos
Por David Saavedra
SUFJAN STEVENS, Bonhomía y felicidad
Por Quim Casas
THE BLASTERS, Baño de rock and roll
Por Joan Ribera
COCOROSIE / ANTONY, Seducción

CONCIERTO (2004)

COCOROSIE / ANTONY

Seducción

Por Ferran Llauradó
DEEE-LITE, Intento frustrado

CONCIERTO (1991)

DEEE-LITE

Intento frustrado

Por Luis Hidalgo
NICK CAVE, Variétés

CONCIERTO (2009)

NICK CAVE

Variétés

Por Luis Troquel
PAOLO CONTE, Puro lujo piamontés
Por Ferran Llauradó
JOE HENRY, Intimismo y belleza

CONCIERTO (2008)

JOE HENRY

Intimismo y belleza

Por Miquel Botella
PETER HAMMILL, Incomparable

CONCIERTOS (1986)

PETER HAMMILL

Incomparable

Por Quim Casas y Julio Murillo
BILL CALLAHAN, Economía de genio
Por Abel González
SMASHING PUMPKINS, Autocomplacencia
Por David Saavedra
PAVEMENT, Anarquía ruidista

CONCIERTO (1992)

PAVEMENT

Anarquía ruidista

Por Juan Cervera
NIRVANA / BUZZCOCKS, El grunge que no cesa
Por Jordi Bianciotto
BRUCE SPRINGSTEEN & THE E STREET BAND, Inolvidable

CONCIERTO (1981)

BRUCE SPRINGSTEEN

Inolvidable

Por Ignacio Julià
NOEL GALLAGHER'S HIGH FLYING BIRDS, El buen hermano

CONCIERTO (2011)

NOEL GALLAGHER

El buen hermano

Por Nacho Ruiz
THE SUGARCUBES, Desconcertante

CONCIERTO (1988)

THE SUGARCUBES

Desconcertante

Por Félix Suárez
BERT JANSCH, Lecciones de un maestro del folk turbio
Por Jordi Bianciotto
SMOG / PALACE, Doble apuesta segura
Por Gerardo Sanz
Arriba