USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

FESTIVAL (2013)

Primavera Sound Touring Party (11) Cambio de fiesta

En el trajín de cambio de autobús, Gerard Casau se quedó en tierra... pero llegó a tiempo a Valencia para empezar la recta final del Primavera Sound Touring Party. Cambio de fiesta.

La de Londres ha sido mi última fecha con este bus. Nos separamos en el aeropuerto de Gatwick, las bandas camino de Burdeos y yo de vuelta a Barcelona, donde haré un cambio de pareja para seguir a Paus, Svper, Extraperlo y The Free Fall Band en las últimas jornadas del Primavera Sound Touring Party. Entre abrazos y despedidas, detecto una punzada de envidia en la mirada de quienes saben que pasaré una noche en mi propia cama. La verdad es que lo comprendo a la perfección. 

No muchas horas después, con el tiempo justo para rehacer (que no deshacer) la maleta, me dirijo a las oficinas del Primavera Sound, punto de encuentro y salida del bus con destino a Valencia. Al llegar, se me aparece la calle completamente desierta. Ni rastro de la organización, los músicos ni, evidentemente, el autobús. Angustia. Pánico: consulté mal la hora de salida y se han ido sin mí. Abandonado, me llevo las manos a las mejillas, imitando el icónico gesto de Macaulay Culkin en “Solo en casa” y, justo antes de proferir el grito, me fijo en que hay luz dentro de las oficinas. Allí me dicen que se ha avanzado la hora de salida, algo de lo que no tenía noticia.

En una monstruosidad organizativa como es este tour es natural que se descuelgue algún dato que termine provocando algún daño colateral, y en este caso me ha tocado a mí serlo. Pero no hay tiempo para lamentarse, y en unos minutos ya estoy montado en un taxi camino a la estación de Sants, con el objetivo de coger un tren que sale en media hora.

“¿Qué tal va eso?”, pregunta el taxista. “Bueno, el día ha empezado agitado, pero bien”, respondo. “Pues yo estoy de puta madre. Mi mujer me ha dicho que voy a ser padre”, prosigue él, visiblemente eufórico (no es para menos). Mientras cruzamos la ciudad a una velocidad poco menos que temeraria, me cuenta que fue (es) cantante de metal, pero que tuvo que dejar la música. Hablamos también de los divos con los que uno se cruza en este mundillo, de las pocas salas de conciertos que realmente suenan bien en esta ciudad, y de un bolo de Nine Inch Nails en que estuvimos los dos y en el que hacía un calor abrasador. Cuando me bajo del coche, pienso en lo curioso de que, durante estos días, la música esté dominando todos los contactos humanos que mantengo. Incluso cuando no estoy en el bus.

Ya en Valencia, me encuentro con mis nuevos compañeros, a los que saludo con la timidez de quien sabe que ha llegado a una fiesta en la que ya se han creado unas dinámicas internas en las que puede resultar difícil penetrar. Acompaño a los grupos a las pruebas de sonido en el Espai Rambleta, una mastodóntica construcción de cemento repleta de pasillos laberínticos. Su auditorio hará que todos los grupos actúen frente a un patio de butacas, toda una novedad en la gira.

Tras los éxitos cosechados en el Reino Unido, toca enfrentarse de nuevo a la triste realidad que está marcando la gira: la escasa respuesta del público, que sufre especialmente el primer grupo en salir a la palestra. Hoy les toca a The Free Fall Band, que se mantienen fieles a una concepción del directo repleta de guiños y estudiadas coreografías. Esto dota al grupo de una confianza escénica nada desdeñable, aunque todavía es fácil diferenciar aquellas ocasiones en que su pop cuenta con el respaldo de una audiencia cómplice (como su actuación en La [2] de unos días antes) y aquellas en las que tiene que salvar distancias con la audiencia, como es este caso. Son el reverso de Paus, conjunto que impacta sin importar las circunstancias. Los lisboetas salen al escenario del Espai Rambleta con casi una hora de retraso y los problemas técnicos hacen imposible que se escuchen entre ellos. Pero cualquiera que desconozca este factor y que no se fije en la incomodidad de sus rostros diría que han dado el concierto de su vida. Así de fuerte se propulsan las  matemáticas de su rock atómico. Resultará interesante familiarizarse con ellos. Y con su directo.

(Las otras entregas del diario pueden leerse aquí)

Publicado en la web de Rockdelux el 3/12/2013
Etiquetas: 2010s, 2013, Bilbao, Valencia
Primavera Sound Touring Party (2), Nuevas sensaciones
Por Gerard Casau
Primavera Sound, La firmeza de una actitud
Por Rockdelux
Primavera Sound Touring Party (12), Refree
Por Gerard Casau
San Miguel Primavera Sound, Gran fiesta de la música
Por Rockdelux
Sónar, Regreso al futuro

FESTIVAL (2013)

Sónar

Regreso al futuro

Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Bilbao BBK Live, El chico pega el estirón
Por Joseba Martín
Sónar, Todo cambia, todo permanece
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Noise Pop 92, El inicio del indie
Por Gerardo Sanz
San Miguel Primavera Sound, Una fiesta superpoblada
Por Rockdelux
Primavera Sound, Contra el frío, música
Por Rockdelux
FIB, Cómo no tropezar dos veces

FESTIVAL (2011)

FIB

Cómo no tropezar...

Por Ramón Fernández Escobar y Guillermo Z. del Águila
Faraday, A la virtud por la elegancia
Por Adrián de Alfonso y Jaume Ribell
Primavera Sound Touring Party (y 14), Final de trayecto
Por Gerard Casau
Primavera Sound Touring Party (3), Primeras personas
Por Gerard Casau
Primavera Sound, Llegar lejos

FESTIVAL (2016)

Primavera Sound

Llegar lejos

Por Rockdelux
Sónar, Como si no hubiera un mañana
Por Luis Lles y Llorenç Roviras
Heineken Jazzaldia, Entre la piedra y la playa
Por Ricardo Aldarondo
San Miguel Primavera Sound, Crecer y crecer (sin desmerecer)
Por Rockdelux
Sónar, El bucle melancólico

FESTIVAL (2010)

Sónar

El bucle melancólico

Por Víctor Lenore y Luis Lles
Arriba