USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
CONRAD SCHNITZLER (1937-2011)
CONRAD SCHNITZLER (1937-2011)

A la vanguardia de la música industrial y el minimalismo electrónico.

 

Una imagen para la memoria: Conrad Schnitzler deambulando por las calles de Berlín ataviado con un casco de moto con un altavoz montado encima. Según él mismo contaba en una entrevista en ‘The Wire’ de 2006 (además de un momento Fluxus fuera de Fluxus), fue simplemente una fuente temporal de ingresos en un momento complicado (con el bolso cargado de casetes en venta). Esta faceta de vendedor ambulante de ruidos transmite a la perfección el espíritu de tan peculiar personaje: un alienígena entre nosotros.

Autodefinido como artista intermedia, Conrad Schnitzler nos deja mucho más que una serie de imágenes icónicas. Este virtuoso del Synthi A y los casetes fue un personaje inquieto, solitario y fascinante. Alumno de Joseph Beuys, de quien adoptó la máxima de que cualquiera puede ser artista, el paso de Schnitzler por la historia de la electrónica alemana se dejó ver brevemente en TANGERINE DREAM –el debut del grupo, “Electronic Meditation” (1970)–, KLUSTER –antes de que pasaran a ser Cluster, en “Klopfzeichen” (1970) y “Zwei-Osterei” (1971)– o incluso desapareció sin dejar rastro, como es el caso de ERUPTION, de quienes solo se ha rescatado una grabación en directo.

Nacido en Düsseldorf, Conrad tuvo la extraordinaria capacidad de estar y no estar al mismo tiempo. De marinero y violonchelista autodidacta pasó a ser uno de los personajes clave de la vanguardia alemana a principios de los setenta, así como influencia más que notable de la vanguardia de la música industrial (en palabras de Throbbing Gristle y Nurse With Wound) y el minimalismo electrónico, pese a su carácter marcadamente reclusivo y escurridizo. En su persistente esfuerzo por desaparecer de la esfera pública, en los años noventa empezó a componer para pianolas. Asimismo, publicó más de noventa trabajos (el último de ellos, poco antes de morir: “00/830” apareció el 31 de julio), muchos de ellos en forma de ediciones privadas en CD-R, que podían adquirirse poniéndose en contacto directo con él a través de su web. Schnitzler falleció de cáncer de estómago el pasado 4 de agosto.

 

“Zug” (del álbum “Con”, 1978; reeditado como “Ballet Statique”).

 
Publicado en la web de Rockdelux el 31/8/2011
Arriba