USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
LEVI’S® MUSIC PROJECT Y ALIZZZ EN BUSCA DEL NUEVO SONIDO
LEVI’S® MUSIC PROJECT Y ALIZZZ EN BUSCA DEL NUEVO SONIDO

¿Cómo superar una edición tan exitosa como la 
primera sin caer en la “neurosis del segundo disco”? 
En Levi’s® Music Project han sido muy listos: nadie mejor que Alizzz para ayudar a encontrar 
un nuevo sonido sin sacrificar la voz propia. Vuelve Levi’s® Music Project a Barcelona, y lo hace dando un paso adelante, pero en diagonal.

El de 1996 fue un verano de grandes contrastes. España volvía a caer en cuartos de la Eurocopa, sí, pero la noticia compartía espacio en los telediarios con la aparición del primer mamífero clonado, una simpática oveja que respondía al nombre de Dolly. “La flaca” de Jarabe de Palo nos invitaba a la modorra playera durante el día mientras por las noches The Prodigy prendía fuego a las pistas de baile. Rockdelux dedicaba la portada a Orbital al tiempo que charlaba con Nick Cave en la orilla de Cadaqués. Y entonces llegó una carta de Rivers Cuomo, líder de Weezer, dirigida a los fans. “Hay algunas cosas un poco desagradables en ‘Pinkerton’…”. Una carta publicada casi tres meses antes del lanzamiento del segundo álbum de un grupo que, tan solo dos veranos antes, había conquistado el mundo con un disco azul que inoculó su veneno pop infeccioso y guitarrero a la generación MTV.

Una carta de disculpas por adelantado que presagiaba lo que estaba por venir: el descalabro comercial, la crisis de inseguridad de Cuomo, que acabaría recluido en casa, y el parón de una banda que no publicaría su siguiente álbum hasta un lustro después. En efecto, “Pinkerton” era un trabajo más crudo, oscuro y menos accesible que el debut homónimo, y Cuomo no pudo con las expectativas rotas de quienes esperaron una continuación directa de su anterior referencia. “Es un disco horroroso. Como un error espinoso cometido delante de cientos de miles de personas”. Fundido a negro. Diez años después, “Pinkerton” es considerado como una de las obras fundamentales de su década y el álbum con mejores críticas (retrospectivas) de la carrera de Weezer. Es un clásico tan antiguo como la música misma: tras un primer paso, el vértigo del segundo. Y es que, una vez eliminada de la ecuación la prerrogativa del debut, el segundo álbum siempre implica responder a una difícil exigencia: superar lo logrado en una exitosa presentación en sociedad o, al contrario, enmendar a toda costa una primera tentativa en falso.

¿Cómo replicar la energía eléctrica y libre de expectativas de la primera vez? ¿Cómo mantenerse frescos cuando toca salirse del paraguas de “promesa de futuro” y exponerse a la incertidumbre del presente? Opción A: dar un paso adelante; ampliar, mejorar y perfeccionar la fórmula. La propuesta llevada a cabo por Nirvana o Public Enemy en sus reválidas. Opción B: dar un paso lateral y explorar nuevos caminos. La vía de Rosalía, Lorde o los Beastie Boys. Opción C: un término intermedio; adelante pero en diagonal. La opción tomada por el Levi’s® Music Project para la segunda edición en Barcelona del proyecto de la casa de jeans. “Levi’s® Music Project es una iniciativa global a largo plazo cuyo objetivo es ayudar a las comunidades locales de todo el mundo facilitando el acceso a la educación musical, con la misión de inspirar e impulsar la carrera de la próxima generación de artistas”. Misma base de su primera y exitosa edición, pero distinto enfoque: si para el aterrizaje del proyecto se contó con Rosalía, en esta ocasión será Alizzz el encargado de guiar a los alumnos en el viaje musical que les brinda Levi’s®. De una performer total a un arquitecto on fire. Cristian Quirante (aka Alizzz) es el productor de referencia de la nueva ola de sonido urbano en nuestro país y Latinoamérica, constructor de las bases sobre las que se sustentan hits inapelables de C. Tangana, Rosalía, Javiera Mena, Dellafuente, Becky G o Jesse Baez. Un productor que ha ayudado a encontrar su sonido a artistas tan diferentes como Juanes y C. Tangana es, por tanto, un productor musical que ha hecho evolucionar todo el espectro mainstream e industria musical de nuestro país. Nadie mejor que él para acompañar a los doce estudiantes de la segunda edición del Levi’s® Music Project.

Renovando su itinerario, pero firmes en su propuesta educativa y en su compromiso a largo plazo con la música como herramienta de cambio, el proyecto de la marca del denim ofrece en su segunda edición un programa pionero en producción musical, que tendrá lugar desde marzo hasta julio en la prestigiosa escuela Microfusa. Allí, doce alumnos disfrutarán de manera gratuita de un programa educativo integral en torno a los distintos aspectos de la producción musical. Doce alumnos de la infatigable e imprescindible Fundació Xamfrà del Raval de Barcelona, con la que Levi’s® continúa apoyando la inclusión social a través de las artes y la cultura. Además, hasta cinco clases magistrales dirigidas por Alizzz y otros expertos completarán la formación previa al ya clásico fin de fiesta en forma de concierto abierto al público. Levi’s® Music Project vuelve con más experiencia y energías renovadas, y allí estaremos un año más para contároslo.

Publicado en la web de Rockdelux el 20/3/2019
Arriba