USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
15-M (I), “PSOE y PP, la misma mierda es”

Ilustración: Pepo Pérez

 

MANIFESTO! (2011)

15-M (I) “PSOE y PP, la misma mierda es”

En vísperas de las elecciones municipales y autonómicas del domingo 22 de mayo de 2011, un terremoto ¿inesperado? conmocionó las plazas de casi todas las ciudades de España. La ciudadanía tomó las calles para decir basta y encontrar nuevas formas de participación democrática. Víctor Lenore recogió las impresiones del ya histórico movimiento del 15-M en este artículo publicado primero en la web, el 23 de mayo, un día después de las elecciones, y después en la revista de junio. Estas concentraciones surgidas a partir del 15 de mayo de 2011 en Madrid, contagiadas luego a otras ciudades españolas, fueron la respuesta social a la estrategia depredadora de la banca, la patronal y los grandes especuladores. Y es que ya lo decía la letra de Los Planetas: “Van a pagarte lo mismo / por el doble de trabajo / si no haces algo para remediarlo” (“Canción del fin del mundo”). Proponemos aquí un zapeo por lo más interesante de lo ocurrido durante aquellos días.

El gráfico del Instituto Nacional de Estadística dibuja la situación: los beneficios empresariales crecen sin freno mientras los salarios se adormecen o se desploman. “Es un problema de reparto de riqueza. El país nunca fue bien, solo fue bien para cuatro”, decía Nacho Vegas desde la Puerta del Sol. Esta desigualdad sostenida fue la pauta hasta 2008, el último año que abarca la estadística. A partir de ahí todos sabemos lo que ha ocurrido por experiencia propia: en 2009 se abre la veda para los despidos masivos, ampliación de la edad de jubilación, rebaja de las indemnizaciones por despido, ataques a la sanidad pública y rescates bancarios con fondos estatales (también se transfirieron millones de nuestros impuestos a las constructoras mediante el Plan E). La tasa de beneficio de la Bolsa ya no satisfacía a las grandes fortunas, así que se lanzaron a presionar a los políticos para engullir o desvirtuar los recursos comunes (agua, sanidad, deuda pública o incluso la educación, mediante el Plan Bolonia). Los dirigentes españoles, tanto del PSOE como del PP, cedieron en todo y más. En mayo tuvieron el primer movimiento de contestación masiva.

LEMAS Y PANCARTAS

La Puerta del Sol, un insípido paseo comercial, se transformó en vibrante plaza pública. Poco a poco, paredes, quioscos y farolas se cubrieron de dibujos, mensajes y octavillas. ¿El más celebrado? “No somos antisistema, el sistema es antinosotros”. ¿El más popular? “Generación Ni PSOE, Ni PP”. ¿El más desarmante? “No hablo español y me engañan con la factura de la luz”. Abundaban las fotocopias de las viñetas de El Roto, como esa donde un ricachón entra en su limusina diciendo: “Las conquistas sociales se han quedado obsoletas: os las vamos a quitar para modernizarlas”. El mayor símbolo de la revuelta fue un anuncio gigante de cosméticos con la imagen de Paz Vega: el martes 17 estaba inmaculado y tres días después acabó irreconocible, con “L’Oreal” convertido en “Democracia Real” y el añadido de una foto de Heinrich Himmler (jefe de las SS) con orejas de Mickey Mouse y el símbolo del euro en la frente. “No nos representan”, se leía debajo. Otra pancarta afirmaba que “Violencia es cobrar 600 euros”, aunque alguno había tachado la cifra para poner 400. ¿Lo más coreado? “PSOE y PP, la misma mierda es”.

 
15-M (I), “PSOE y PP, la misma mierda es”

Puerta del Sol, Madrid: momento histórico. La ciudadanía propuso nuevas formas de participación democrática.

 

 

IMPRESIONANTE ORGANIZACIÓN

Pasar horas en Sol era una sorpresa constante. Sobre todo por la eficacia de la organización. “¿Hay algún traductor de árabe o de rumano?”, preguntaba un chico a través de un megáfono el miércoles a las once de la noche. “Ese va a ser el próximo paso en unos años: cuando los inmigrantes se incorporen de verdad a las protestas”, soltaba un sociólogo treintañero en un corrillo. Las comisiones de “respeto” y “limpieza”, gestionadas por acampados y voluntarios, consiguieron mantener el orden en todo momento. Tampoco se desmandó el consumo de alcohol. “Revolución no es botellón”, recordaban las pancartas. ¿El gran triunfo silencioso? La campaña electoral, con sus mensajes precongelados, pronto perdió todo interés, tanto en la calle como en los medios. El PSOE tenía previsto un mitin de fin de fiesta en la vecina Plaza Mayor, pero decidió trasladarlo al extrarradio de la ciudad (IFEMA) por pavor o vergüenza.

PERDER EL MIEDO

Un buen resumen: “El discurso del ‘no hay más remedio que hacer recortes’ nos tenía aturdidos. Estas manifestaciones han servido para romper ese bloqueo. El gran problema político es el cuestionamiento de la propiedad de la riqueza social. Cualquier transformación pasa por ahí. Existen medidas concretas que se mueven en esa dirección como una Renta Básica (salario social universal) o una reforma fiscal que grave las rentas más altas. Solo hace falta perder el miedo para empezar un ciclo de luchas, indignación y organización política que amplíe el campo de lo posible”. Lo dijo el sociólogo Isidro López, coautor de “La crisis que viene”, tras la presentación del texto en la Puerta del Sol. Unas trescientas personas escuchaban calladas y atentas. El libro se puede descargar gratis en PDF en la página www.traficantes.net

 
15-M (I), “PSOE y PP, la misma mierda es”

Consignas para afrontar la crisis que sigue viniendo.

 

ATAQUE A NUESTROS DERECHOS

Más reflexiones interesantes: “Repasemos los palos más grandes que ha recibido la sociedad civil en este país: pensemos en la reconversión industrial en los ochenta, en las diversas reformas laborales que han ido aumentando la precariedad y recortando derechos, en la reciente reforma de las pensiones o en la pérdida de progresividad del sistema fiscal. Algunos de estos ‘logros’ son de responsabilidad compartida PP-PSOE. Otros, los más, son una hazaña exclusiva del PSOE. Los partidos en el gobierno no hacen lo que está en sus programas electorales ni lo que dicta la ideología de sus padres fundadores, sino única y exclusivamente lo que el pueblo les permite. Un gobierno del PSOE sometido a la presión de los mercados y a la UE puede ser más dañino que uno del PP si encuentra frente a sí una sociedad civil desactivada por el chantaje del miedo y unos sindicatos dispuestos a pactar lo que haga falta. Un gobierno del PP podría provocar una decidida y radical oposición de la población y, quizá, la vuelta al escenario de al menos una parte de esos sindicatos que con el PSOE parecen haber capitulado definitivamente. Es la hora de defendernos a toda costa de lo que es el ataque organizado más amplio que se ha producido jamás contra nuestro bienestar”. Extracto de Madrilonia.org, 18 de mayo.

Y A PARTIR DE AHORA, ¿QUÉ?

A día de hoy, los acampados de Madrid habían decidido en asamblea seguir hasta el 29 de mayo, mientras que los de Barcelona pensaban aguantar hasta el 15 de junio. Otras ciudades votaron distintas estrategias. Pase lo que pase, esta explosión popular ha supuesto un triunfo histórico de Democracia Real Ya. En todo caso, el protagonismo no es solo suyo, sino de una modesta pero extensa red de movimientos sociales que nutrieron la protesta. Llevan años trabajando y seguirán cuando cesen las acampadas. Me refiero al Patio Maravillas (lugar de las primeras reuniones), Ecologistas en Acción, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Xarxa de Consum Solidari o pequeñas editoriales sociales como Icaria, Melusina, Virus, La Catarata, Capitán Swing y La Oveja Roja, entre otras. Por supuesto, tampoco hay que quitar mérito a Stéphane Hessel, veterano de la lucha contra la ocupación nazi, que este año arrasó en las listas de ventas con su panfleto “¡Indignaos!”, que ya ha despachado cuatrocientas mil copias en nuestro país.

(Se puede leer la segunda parte aquí)

Publicado en la web de Rockdelux el 23/5/2011
Etiquetas: 2010s, 2011, política, sociedad
Flamenco, Premios para la crisis

MANIFESTO! (2011)

Flamenco

Premios para la crisis

Por Lucía Flores
Propiedad intelectual, Frank Zappa tenía razón
Por David García Aristegui
15-M (y II), Cinco cosas que han cambiado
Por Víctor Lenore
BOB MARLEY, El hombre y el mito

MANIFESTO! (2011)

BOB MARLEY

El hombre y el mito

Por Dr. Decker
JORGE VERSTRYNGE, El extraño viaje
Por Julián García
¿Machismo en el indie?, Objetivemos
Por Santi Carrillo
Ciberrealismo, Euforia digital y realismo social
Por David García Aristegui
WikiLeaks, Julian Assange contra Obama
Por Vicenç Batalla
Rusia, Entre “Diciembre” y “Octubre”
Por Àngel Ferrero
DAVID FERNÀNDEZ, Contra el círculo de la impunidad
Por Julián García
UbuWeb, Arte en un clic

MANIFESTO! (2011)

UbuWeb

Arte en un clic

Por Kenneth Goldsmith
CÉSAR STRAWBERRY, Palabras entre rejas
Por David Saavedra
Justicia universal, Quimera atemporal
Por Fede Guerrero
SIMONA LEVI, Madame X

MANIFESTO! (2013)

SIMONA LEVI

Madame X

Por Gemma Tramullas
JORDI ÉVOLE, Contra las concesiones
Por Julián García y Gemma Tramullas
Luto en París, Del Bataclan a Malí
Por Vicenç Batalla
Minimúsica, La otra música infantil
Por Núria Muntaner
Myspace, Pros y contras

MANIFESTO! (2007)

Myspace

Pros y contras

Por Víctor Lenore
Red Bull Music Academy, Intercambio musical
Por Davide Bortot
Malí, Fanáticos en el desierto donde nació el blues
Por Carlos Fuentes
LANCE ARMSTRONG, Las mentiras del molinillo
Por Xavier Cervantes
La cultura no es un lujo, Contra la subida del IVA
Por Rockdelux
Arriba