USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
BRIAN McOMBER, Música incidental (XV): Minimalismo tribal
 

FREESTYLE (2020)

BRIAN McOMBER Música incidental (XV): Minimalismo tribal

Por Remate

En la decimoquinta entrega de su saga “Música incidental”, que se puede seguir aquí, Remate se centra en la banda sonora de Brian McOmber para la película “Krisha” (Trey Edward Shults, 2015).

Mi vida transcurre en secuencias hace tiempo. Soy un afortunado. Cuántas secuencias he musicado hoy. Cuántas tengo que musicar mañana. De ese modo, ensimismado en mi microcosmos, lo percibo todo análogo. El cartero llama al timbre. Llevo a mis hijos al colegio. Cómo se abre automáticamente la puerta del garaje. En ese momento, yo metería la música, para que se confundiera con ese ruido electrónico...  Y, por supuesto, veo las películas y las series un poco troceadas, distingo las piezas del puzle, las viñetas: las secuencias. Y hay una muy especial que no se me va de la cabeza desde que la vi: la de la cocina de “Krisha” (Trey Edward Shults, 2015).

Es Acción de Gracias y la tía Krisha ha vuelto a casa después de mucho tiempo alejada de todo y de todos por diversos problemas importantes. Ella se ha ofrecido a cocinar el pavo. Así, por un lado, contiene un poco las pertinentes explicaciones sobre su huida y su vuelta, y además puede ofrecerles algo constructivo, algo bueno, contribuye. La música de Brian McOmber hasta esa escena ya ha sido muy estimulante, aunque sin perder de algún modo el género: La Familia vs. El Terror –ese clásico que va desde antes de “La semilla del diablo” (Roman Polanski, 1968) hasta “Déjame salir” (Jordan Peele, 2017), “Hereditary” (Ari Aster, 2018) …–, aunque muy heterogéneo y sutil.

 
BRIAN McOMBER, Música incidental (XV): Minimalismo tribal

Brian McOmber.

 

Pero es en el primer frame de esa escena cuando la música se rompe, casi literalmente, en pedazos. Las armonías se caen al suelo como le va a ocurrir a Krisha con el pavo; las notas se golpean entre sí, varias veces, y salen disparadas en todas las direcciones posibles. De repente, encuentran algún motivo tribal, por primera vez, que podría remitir a ese atavismo familiar del que no escapamos por mucho tiempo que hayamos pasado fuera, por muchas vivencias que hayamos tenido en las antípodas de nuestras raíces. “La Ilíada” y “La Odisea” siempre vuelven disonantes. “Kitchen Chaos” se titula la pieza, la número 4 de la banda sonora. La partitura se va armando paulatinamente a partir de golpes: parece piano preparado combinado con percusión y quizá algún sintetizador tenue. Tres minutos y pico. Toda la película se puede resumir en esos tres minutos de puntos de fuga imposibles. Extremadamente bonitos. Extremadamente desazonadores. 

McOmber fue en el pasado uno de los componentes de Dirty Projectors. Batería/percusionista de formación, lleva ya años componiendo exquisitas bandas sonoras, y en las películas en las que ha trabajado con Trey Edward Shults han logrado eso que todos queremos, un lenguaje identitario. En “Krisha” y en “Llega de noche” (2017) hay género de terror traído a unas historias y a un tiempo concretos, el hoy y el subjetivo. Masas de sonido donde no se ahoga la melodía y hasta pueden aparecer motivos reconocibles. Diálogos, respiraciones, pisadas, mezcladas con acordes rotos y notas sueltas. Ritmos claros, instrumentaciones orquestales y arreglos de art pop concatenados. Ambientes alusivos. Muchos registros en dosis pequeñas, piezas más secas que reverberantes, más jardines urbanos que bosques salvajes, en el caso de McOmber.

Publicado en la web de Rockdelux el 10/3/2020
Juego de espejos, Revelar el arte y ocultar al artista
Por Fernando Alfaro
Los beneficios del llanto, Risas y penas
Por Jesús Llorente
Volando por los aires, Esto podría ser el fin
Por Jesús Llorente
PULP, Tenía 15 años

FREESTYLE (1998)

PULP

Tenía 15 años

Por David S. Mordoh
BOB DYLAN, Esto no es lo que parece
Por Jesús Llorente
Secuelas del punk, Una costosa inversión
Por Jaime Gonzalo
MATTHEW HERBERT, Música incidental (XII): Los hilos que mueven a los personajes
Por Remate
MARK KOZELEK, Artista vs. persona
Por Víctor Trapero
WILCO, El rock escultura

FREESTYLE (2012)

WILCO

El rock escultura

Por Nando Cruz
NEW ORDER, (Sublimes) Gilipollas

FREESTYLE (2012)

NEW ORDER

(Sublimes) Gilipollas

Por Ignacio Julià
Los beneficios del dolor, Discos sobre la muerte
Por David S. Mordoh
MAHER SHALAL HASH BAZ, Epifanía y exorcismo
Por Nando Cruz
LANA DEL REY, Diamante o pedrusco
Por David S. Mordoh
Estanterías, A vueltas con la nostalgia
Por Jesús Llorente
NO AGE, El ruido y el feedback

FREESTYLE (2013)

NO AGE

El ruido y el feedback

Por Nando Cruz
MORENTE, Y la voz torcida de los heterodoxos
Por Fernando Alfaro
Sin paños calientes, Confesiones (de un crítico frustrante)
Por Jesús Llorente
La puta calle, Tierra de todos, tierra de ellos
Por Jaime Gonzalo
Arriba