×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
Creem, Celulosa zombi

‘Creem’, ¿la más legendaria de las revistas de rock en plena âge d’or de la prensa musical especializada?

 

FREESTYLE (2017)

Creem Celulosa zombi

No debería suponer un acontecimiento excepcional que se le dedique un documental a una histórica revista de rock, ‘Creem’ (1969-1989); pero no solo resulta insólito, sino que ejemplifica el olvido y la devaluación que han hecho mella en este tipo de publicaciones. Junto a la avalancha de avances tecnológicos, y a la transformación de hábitos de consumo en el mercado, invita esa circunstancia a reflexionar sobre el difícil presente e incierto futuro de la prensa musical impresa. Jaime Gonzalo, siempre tan optimista, se encarga de ello.

Es el de la música popular un género proclive al documentalismo cinematográfico, tan pródigo que ha dado hasta para vertebrar un festival especializado como el In-Edit. Escrutado a través de todos los niveles de la piramidal jerarquía de su industria, llama la atención que el periodístico todavía permanezca exento, lo cual, al fin y al cabo, no debería resultarnos inaudito. Ya a mediados de los setenta, hasta el último monosabio de la discográfica más cerril lo tenía claro: frente a la radio y la televisión, la palabra escrita era papel mojado. A la cola de sus intereses promocionales, mal vistos cuando no sospechosos, salvo las vacas sagradas de turno, quienes intentaban abrirse camino en la prensa rock, al menos la española, estaban considerados unos parias, gentuza en el mejor de los casos. Cierto, vivió aquella generación de plumillas los últimos esplendores del oligopolio discográfico, astillando algún que otro viaje, cena o vernissage, pequeñas dádivas en especies y limosnas varias, además del avituallamiento de novedades. Migajas, comparados esos “privilegios” con el relieve del que, contrariamente a lo estipulado por los ejecutivos discográficos, todavía gozaba entre la afición el oficio de escribir sobre rock y pop.

Aunque cueste creerlo hoy día, triturando o ensalzando a un artista, una reseña, un artículo, una entrevista o un reportaje podían hendir en mayor o menor grado la epidermis pública, su parecer y sus inclinaciones, dando que pensar al menos, activando reacciones afines u hostiles, pulsando fibras sensibles, disparando encarnizadas polémicas. Hablamos de l'âge d’or de la prensa musical especializada. Cuando las revistas instruían mucho más seriamente que otros medios, al contrario que ellas masivos, procurando análisis, rigor, contextualización y opinión, además de información. Solo la llamada FM progresiva pudo competir con dicha prensa en ese proceso ilustrador, tan ausente y manipulado en otras esferas. ‘Rolling Stone’ en Estados Unidos, ‘Rock & Folk’ y ‘Best’ en Francia, ‘NME’ y ‘Melody Maker’ en Gran Bretaña y ‘Disco Exprés’ y ‘Vibraciones’ en España formaban parte de un mismo corpus cultural. Libros de texto, pese a su dependencia de la publicidad y otras rémoras, todas ellas entrañaban un interés intrínseco, hacían historia y formaban parte de ella. Ya fuera soliviantando o estimulando a los lectores, trascendían su cometido complementario para proyectar identidad y pensamiento propios. Sin embargo, ninguna de esas publicaciones ha sido objeto de estudio, ni siquiera de un triste libro, con excepción de diversas antologías de textos.

 

“Boy Howdy! The Story Of Creem Magazine”, documental en proceso de filmación. Donaciones, a través de kickstarter.

 

Sorprende por ello que se haya roto ese ostracismo con una iniciativa como “Boy Howdy! The Story Of Creem Magazine”, documental ahora mismo en proceso de filmación costeado mediante aportaciones efectuadas a través de Kickstarter. Fundada en Detroit en 1969 y clausurada veinte años después, ‘Creem’ fue posiblemente la más legendaria de las revistas de rock estadounidenses. Némesis de ‘Rolling Stone’ y su conservadurismo hip, ‘Creem’, como aquella, miembro del Underground Press Syndicate, hacía de su lema consigna: “Una revista de rock´n´roll para el pueblo”. Su trayectoria es demasiado rica y enjundiosa para condensarla aquí; baste señalar que por la redacción desfilaron varios disidentes de ‘Rolling Stone’ –Dave Marsh, el mítico Lester Bangs, Robert Christgau, Greil Marcus, Jon Landau…–, así como Patti Smith y Cameron Crowe, entre muchas otras de las luminarias que transformaron el lenguaje de la crítica rock con grandes dosis de sarcasmo y perspicacia. Varios de ellos desentierran sus recuerdos en “Boy Howdy!”, que cuenta también con testimonios de Alice Cooper, Michael Stipe, Thurston Moore, John Lydon, Iggy Pop y Debbie Harry, por citar unos pocos.

A tenor del teaser disponible, promete y mucho ese documental, pero también pone de manifiesto la insularidad historiográfica en que han quedado fosilizadas esas y otras muchas revistas, síntoma del descuido, de la minimización de su decisivo rol tanto en la cultura underground como en la popular y de su posterior decadencia. En declive desde los años noventa del pasado siglo, por lo general la prensa musical ha ido exiliándose paulatinamente de la conciencia colectiva, han ido disminuyendo sus lectores, sus anunciantes y su significancia hasta caer en la intrascendencia y en la obsolescencia. Hay muchas otras plataformas que pueden servir de expositores al producto musical, y además interactivamente. Los agentes de esa erosión han sido varios más: los cambios generacionales y de costumbres, el déficit de hábito lector entre posibles relevos, la atomización de la música, la desaparición del rock y el pop como formas de expresión artística e ideológica, internet, la prensa gratuita, las “crisis” económicas, la uniformidad de la prensa musical impresa y su incapacidad para adaptarse a los tiempos… si es que alguna posibilidad tiene de hacerlo.

Por otro lado, la tecnología ha facultado la posibilidad de que cada individuo cree su propio púlpito, creciendo la sensación de que cualquiera puede ejercer de crítico. Y si eso se antoja una perogrullada –hay que tener sensibilidad, erudición, estilo y madera para ello–, lo cierto es que, como mínimo, el actual volumen de información disponible hace posible que el común de los mortales adquiera la base suficiente para cultivarse su propio criterio. Que quiera contrastarlo con el de unos medios profesionales a los que su ego y autonomía hacen prescindibles ya es otro cantar. Revistas y críticos en breve serán parte de aquella metáfora que cantaban The Rolling Stones: “Who wants yesterdays papers / Nobody in the world”.

Publicado en la web de Rockdelux el 8/2/2017
Etiquetas: 2010s, 2017, periodismo, sociedad
Redes sociales, Menos “face” y más “book”
Por David S. Mordoh
MORENTE & MARIO PACHECO, Luz y dolor
Por Gabriel Núñez Hervás
Cajas que encajan, Razones sentimentales
Por Jesús Llorente
Brasil Today, “Vuelva usted mañana”
Por David S. Mordoh
Los beneficios del dolor, Discos sobre la muerte
Por David S. Mordoh
Sin paños calientes, Confesiones (de un crítico frustrante)
Por Jesús Llorente
Música y neurociencia, Emociones y necesidades
Por Ignacio Julià
CARLES SANTOS & CABOSANROQUE, La requeteconquista de lo inútil
Por Nando Cruz
China Today, La colmena infinita

FREESTYLE (2011)

China Today

La colmena infinita

Por David S. Mordoh
Los beneficios del llanto, Risas y penas
Por Jesús Llorente
Yo inventé el gafapastismo, ¿Qué es lo hipster?
Por Ignacio Julià
MAHER SHALAL HASH BAZ, Epifanía y exorcismo
Por Nando Cruz
BRUCE SPRINGSTEEN, La conferencia del año
Por Nando Cruz
LACH, El trovador a oscuras

FREESTYLE (2013)

LACH

El trovador a oscuras

Por Nando Cruz
PRINCE, La historia de un concierto imposible
Por Santi Carrillo
Seminario punk, Posgraduado en underground
Por Eloy Fernández Porta
MARK KOZELEK, Ese hombre

FREESTYLE (2014)

MARK KOZELEK

Ese hombre

Por Jesús Llorente
El papel de la crítica, Se acabó el chollo
Por Ignacio Julià
Identidad y música, Reflexiones en el campus
Por Andrés García de la Riva
ANDY WARHOL, Madrid me mata

FREESTYLE (1983)

ANDY WARHOL

Madrid me mata

Por Diego A. Manrique
Ideología y arte (I), Perdonen mi desfachatez
Por Fernando Alfaro
ALAN VEGA, La última mutación

FREESTYLE (2016)

ALAN VEGA

La última mutación

Por Jaime Gonzalo
NEW ORDER, (Sublimes) Gilipollas

FREESTYLE (2012)

NEW ORDER

(Sublimes) Gilipollas

Por Ignacio Julià
Arriba