USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
DELOREAN, Secuestro en México: que no cunda el pánico

Ilustración: Paco Alcázar

 

VISTO Y NO VISTO (2013)

DELOREAN Secuestro en México: que no cunda el pánico

El pasado 7 de octubre, y durante treinta horas, el grupo Delorean fue sometido en México D.F., donde acababa de tocar en directo, a lo que se ha denominado un “secuestro virtual”. Acto seguido, John Talabot y Pional, que debían actuar allí la misma semana, cancelaron su viaje. ¿Marcará este suceso un antes y un después en las giras de artistas españoles en aquel país? David Saavedra se lo preguntó a cuatro grupos (Dorian, Triángulo de Amor Bizarro, El Columpio Asesino y Manos de Topo) relacionados con México y la respuesta fue unánime: el miedo no debería conseguirlo.

Ekhi Lopetegi, Igor Escudero, Guillermo Astrain y Unai Lazcano, los cuatro componentes de Delorean, se convirtieron en protagonistas durante la segunda semana de octubre de los diarios generalistas y los noticiarios televisivos, pero no de sus secciones de cultura, sino de las de sucesos. Durante su estancia en el Hotel Four Points en México D.F., recibieron una llamada telefónica anónima alertando de que iba a haber un tiroteo y su vida corría peligro.

Fue el inicio de una pesadilla de treinta horas en las que los cuatro músicos de Zarautz fueron retenidos contra su voluntad por unas voces anónimas con las que solo tenían contacto por teléfono. Los secuestradores “virtuales” les hacían creer que estaban vigilados y los amenazaban con torturarlos y matarlos, al tiempo que establecían conexiones a tres bandas con sus familias para extorsionarlas, pidiendo un rescate de 300.000 euros. La colaboración conjunta de cuatro cuerpos de policía consiguió poner fin a la trama de forma afortunada, pero el shock todavía permanece en el cuerpo.

Poco después, el grupo emitía un comunicado resumiendo la situación e informando de que no iban a hacer más comentarios al respecto, aunque recalcaban su deseo de “exculpar a este maravilloso país que es México y que tan bien nos ha tratado siempre. Podría habernos sucedido en cualquier lugar del mundo”.

John Talabot y Pional debían actuar el 13 de octubre en el festival Corona Capital, y además se iban a alojar en el mismo hotel que sus amigos de Delorean. Cuando se encontraban en Los Ángeles, antes de tomar el avión, se les informó del secuestro y se les pidió precaución. Ante la confusión del momento, decidieron volver a España, pero parece ser que eso no agradó a todo el mundo. Heridos por ello, los músicos emitieron un largo y matizado comunicado en la página de Facebook de Talabot explicando su decisión y su pena por haber tenido que adoptarla. “Nos moríamos por tocar en México. No queremos que ningún grupo más cancele. Ni promotores ni público lo merecen. Hacen un buen trabajo, son agradecidos y están sedientos de cultura y música”, son algunas de las palabras que escriben.

 
DELOREAN, Secuestro en México: que no cunda el pánico

Delorean se convirtieron en protagonistas durante la segunda semana de octubre de 2013 por su “secuestro virtual” en México.

 

Pero... ¿será así realmente? ¿Puede este suceso afectar al futuro de los grupos independientes españoles en un país donde su presencia era cada vez mayor? Dorian son expertos en el tema: han tocado allí en ocho ocasiones y, además, estuvieron viviendo en el D.F. durante seis meses el año pasado (ver aquí). “Nos llevamos una sorpresa muy grande con lo de Delorean, porque les sucedió en una de las zonas más tranquilas de la ciudad”, explica el vocalista Marc Gili. En el momento de hablar con él, el grupo barcelonés está a punto de iniciar una minigira precisamente por ese país y Colombia, situación ante la que reconoce inquietud. “Vamos a tener que doblar las medidas de seguridad”, afirma, sin dejar de señalar en todo momento las bondades de un lugar que adora: “El mexicano es uno de los pueblos más hospitalarios del mundo y su escena está en un buen momento: empieza a haber festivales por todo el país, las salas suelen tener unas buenas características y los medios de comunicación son muy profesionales y con nivel, de ahí que merezca la pena ir para allá, porque están pasando muchas cosas”.

Con términos aún más contundentes se expresa Rodrigo Caamaño, de Triángulo de Amor Bizarro: “Allí tenemos oportunidades para hacer cosas que en España nos cuestan mucho más. Salir en medios distintos de los musicales, por ejemplo. El espacio que aquí usan para Malú, Dani Martín o cantantes de ‘La Voz’ allí lo dedican a grupos como nosotros, así que podemos llegar a un público que aquí tenemos casi vetado”. El 15 de noviembre, el grupo gallego tiene previsto ofrecer en el D.F. uno de los conciertos más ilusionantes de su carrera, teloneando a My Bloody Valentine en el Palacio de los Deportes. “Es la ciudad del mundo donde más seguidores tenemos, será nuestra presentación allí de ‘Victoria mística’ y tocando con un grupo fetiche para nosotros. Nuestro futuro, sin duda, pasa por México”.

El Columpio Asesino ha acudido seis veces al país, donde también se encuentra su mayor cohorte de seguidores (ver aquí). Comenta Álvaro Arizaleta que ellos han vivido situaciones complicadas tanto allí como en El Salvador, pero que no está dispuesto a que el miedo trunque su relación con Latinoamérica, aunque, eso sí, se muestra prudente: “Ahora te va a condicionar más cómo va a ser la gira, y tendrás que atar cosas que antes no atabas, porque además esto de Delorean no creo que sea anecdótico”, recalca.

Cerramos con las palabras de Rafael de los Arcos, batería de Manos de Topo, otro de los grupos que tienen un vínculo más estrecho con el país (ver aquí): “Personalmente, creo que no dejaré de hacer nada en México. Entiendo el respeto que un acontecimiento de este tipo despierta, pero una cosa es la lucidez, el instinto de seguridad, y otra es el miedo. Hay que trabajar para que estas cosas no ocurran y esa es una labor profunda de tipo social o político. La violencia, sobre todo, la sufre a diario la gente que vive allí todos los días. Quizá dejar de trabajar en México sea ahondar en el problema”, concluye, y nos deja más pistas para una reflexión que debe ser mucho mayor que la establecida en estas líneas.

Etiquetas: 2010s, 2013, México, sociedad
Grabaciones en el Mar, 15 años ya (bueno, 16)
Por Pedro Vizcaíno
Melodías Pizarras, Oldies but goldies

VISTO Y NO VISTO (2009)

Melodías Pizarras

Oldies but goldies

Por Los Hermanos Pizarro
LOS ENEMIGOS, Eléctrico desencanto

VISTO Y NO VISTO (2013)

LOS ENEMIGOS

Eléctrico desencanto

Por Ignacio Julià
BON IVER, Creciendo en público

VISTO Y NO VISTO (2011)

BON IVER

Creciendo en público

Por Gerard Casau
Soborno indie sentimental, Delito de cohecho
Por Joan Pons
NTS, London calling: la radio definitiva

VISTO Y NO VISTO (2016)

NTS

London calling: la radio definitiva

Por Beatriz G. Aranda
scannerFM, Un nuevo concepto de radio

VISTO Y NO VISTO (2011)

scannerFM

Un nuevo concepto de radio

Por Christian Len
CARLOS CANO, Homenaje a la copla

VISTO Y NO VISTO (2016)

CARLOS CANO

Homenaje a la copla

Por Martirio
El desorden del discurso, Reediciones sin magia
Por David S. Mordoh
ANA CURRA, El acto de (revivir a) Parálisis Permanente
Por César Estabiel
Músicos y compromiso, La apatía política
Por Miquel Àngel Landete
Sound System FM, Jamaica en la radio

VISTO Y NO VISTO (2014)

Sound System FM

Jamaica en la radio

Por Dr. Decker
Arte sonoro en España, Experimental y conceptual
Por Jesús Rodríguez Lenin
Red Bull Music Academy, Madrid 2011

VISTO Y NO VISTO (2012)

Red Bull Music Academy

Madrid 2011

Por César Estabiel
MANTA RAY, Intensidad contra la nostalgia

VISTO Y NO VISTO (2013)

MANTA RAY

Intensidad contra la nostalgia

Por Ramón Lluís Bande
091, La resurrección de los Cero

VISTO Y NO VISTO (2016)

091

La resurrección de los Cero

Por Andrés García de la Riva
Bowie, Björk, Eno, Música en el museo

VISTO Y NO VISTO (2017)

Bowie, Björk, Eno

Música en el museo

Por Jordi Bianciotto
Limbo Starr, Diez años

VISTO Y NO VISTO (2011)

Limbo Starr

Diez años

Por David López
El CD, Ramera de Babilonia

VISTO Y NO VISTO (2008)

El CD

Ramera de Babilonia

Por Kiko Amat
Cachitos de Hierro y Cromo, Arqueología musical para las masas
Por Jero Rodríguez
BOB DYLAN, La respuesta está en el viento, y tal
Por Eduardo Guillot
ANTÒNIA FONT, Gracias, robots

VISTO Y NO VISTO (2014)

ANTÒNIA FONT

Gracias, robots

Por Joan Cabot
JAMES BLAKE, Jazz Blake

VISTO Y NO VISTO (2011)

JAMES BLAKE

Jazz Blake

Por Abel González
Arriba