USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
Grabaciones en el Mar, 15 años ya (bueno, 16)

Pedro Vizcaíno, disfrazado de abeja gigante, fiel escudero del pop melódico eterno con retranca psicodélica. Foto: Gustav Choos

 

VISTO Y NO VISTO (2010)

Grabaciones en el Mar 15 años ya (bueno, 16)

Pedro Vizcaíno es propietario y fundador de la discográfica zaragozana Grabaciones en el Mar, que arrancó en 1994. En esta hilarante columna, publicada en la antigua sección de la revista Palabra D y escrita para celebrar los quince años de vida (bueno, dieciséis) de su marca, defendió los valores del sello y relacionó el espíritu del difunto Sergio Algora –(casi) piedra fundacional del ideario del proyecto de Grabaciones en el Mar– con el talante de Bigott, el artista que mejor ha sabido tomar su relevo y, en los últimos tiempos, firma destacada de la compañía aragonesa. Para celebrar su veinte aniversarsio (1994-2014), Grabaciones en el Mar sigue aplicando descuentos muy interesantes a sus ediciones digitales (ver aquí). Un oportunidad para hacerse con discos referenciales de su catálogo por solo 1.95 euros.

El pasado 2009, ante la insistencia de algunos funcionarios del Ayuntamiento de Zaragoza, celebré los quince años de Grabaciones en el Mar con una exposición que mostró el resumen del trabajo de estos tres lustros, y allí aproveché para dejar reflejada la ancestral tradición familiar que me llevó a la creación de esta enloquecida aventura. Desde mi bisabuelo Karl Marie, poseedor del sello más valioso de la hoy extinta Unión Soviética (el famoso sello del Guacamayo de Cochabamba de frente roja), pasando por mi abuelo Gary, capaz de desechar grandes artistas en función de su estado alcohólico, hasta llegar a mi padre, Daniel, quien con sus oscuros manejos empresariales dinamitó la herencia familiar... y me obligó a empezar desde abajo, iniciando una travesía que milagrosamente sigue viva a día de hoy.

Pero dejando mis ancestros a un lado, una buena parte de culpa de haber hecho este camino es de mi amigo Sergio Algora: él puso su talento y su imaginación desde el primer momento al servicio de la causa, confiando ciegamente en el proyecto y, a pesar de conocerme bien, en mi persona. Algora es insustituible. En el vacío que dejó su marcha se podría construir un aeropuerto (con un gran bar).

Con Sergio compartí una pequeña tienda de discos especializada en música alternativa en Zaragoza, un poco al estilo de la retratada en “Alta fidelidad”, y en dicho local nació y comenzó a dar sus primeros pasos Grabaciones en el Mar. Vivimos juntos desde varias barreras (la tienda, el sello, el grupo de Sergio) la ebullición del fenómeno indie. Nos creímos la historia, supongo que de tantas ganas que teníamos todos: los medios, los grupos... e incluso hubiera apostado por el público, porque resulta increíble recordar cómo pudimos llegar a vender muchas, muchísimas copias de bandas del momento como Red House Painters o El Inquilino Comunista. Pasó el tiempo y la discográfica creció poco a poco mientras Sergio removía con su música este pequeño mundo.

 
Grabaciones en el Mar, 15 años ya (bueno, 16)

El insustituible Sergio Algora (1969-2008), quien puso su talento y su imaginación desde el primer momento al servicio del proyecto.

 

La Habitación Roja, Carrots, The Zinedines, Big City, Deneuve, La Granja, La Costa Brava, Tachenko, Malcolm Scarpa, The Caracols, El Niño Gusano y muchos más fueron pasando por una discográfica creo que atípica en su concepto de “me-lo-hago-todo-yo-solo-porque-nadie-lo-hará-mejor”, siempre repleta de locas ideas como la de cambiar mi voz con un pañuelo pegado al teléfono cuando alguien llamaba preguntando por el departamento de promoción o por el encargado de las licencias: ”Sí, un momento, ahora le paso”. Qué falta de seriedad, Dios mío... Quizá con más profesionalidad todo hubiera sido diferente, pero desde luego no hubiera sido tan divertido.

Y llegando al presente, en abril aparece el nuevo álbum de Bigott, en recientes palabras de un par de amigos cuyo criterio aprecio, ”el mejor disco hecho en España en muchos años”. Me complace escuchar que entonces no son imaginaciones mías; tantos años autolavándome el cerebro a diario han permitido que los discos editados en esta santa casa siempre me parezcan los mejores...

Bigott, por cierto, hacía buenas migas con Algora y estoy seguro de que hablan de vez en cuando. No es el único, unos cuantos más también lo hacemos. Y si Algora me pide que salga disfrazado de abeja gigante a recoger un premio, ni me lo pienso.

Revistas para siempre, Leer con tranquilidad
Por Juan Manuel Freire
Girls, Contra el estereotipo femenino

VISTO Y NO VISTO (2012)

Girls

Contra el estereotipo femenino

Por Montse Virgili
LA MUÑECA DE SAL, La noche de que te hablé
Por Rafa Rodríguez Gimeno
Menú Stereo, Comer, beber, cantar

VISTO Y NO VISTO (2013)

Menú Stereo

Comer, beber, cantar

Por Pepo Ibáñez
El desorden del discurso, Reediciones sin magia
Por David S. Mordoh
MANTA RAY, Intensidad contra la nostalgia

VISTO Y NO VISTO (2013)

MANTA RAY

Intensidad contra la nostalgia

Por Ramón Lluís Bande
Fútbol vs. música, Pop a patadas

VISTO Y NO VISTO (2013)

Fútbol vs. música

Pop a patadas

Por Oriol Rodríguez
Beat Generation, Velvet y Van Sant, París era una fiesta
Por Vicenç Batalla
Marxophone, Creando situaciones

VISTO Y NO VISTO (2010)

Marxophone

Creando situaciones

Por Nacho Vegas
Red Bull Music Academy, Barcelona 2008

VISTO Y NO VISTO (2008)

Red Bull Music Academy

Barcelona 2008

Por Torsten Schmidt
El affaire Matisyahu, Nuevos sabios de Sion
Por Jaime Gonzalo
Adiós a cronistas musicales, Periodismo de otra era
Por Jordi Bianciotto
Festival de Cine Europeo, Sevilla y los cien fuegos
Por Gerard Casau
DAVID BOWIE, Un alienígena entre vitrinas

VISTO Y NO VISTO (2017)

DAVID BOWIE

Un alienígena entre vitrinas

Por David Morán
JAMES BLAKE, Jazz Blake

VISTO Y NO VISTO (2011)

JAMES BLAKE

Jazz Blake

Por Abel González
DAVID SIMON, El periodismo exprés

VISTO Y NO VISTO (2016)

DAVID SIMON

El periodismo exprés

Por Manuel Garin
BON IVER, Creciendo en público

VISTO Y NO VISTO (2011)

BON IVER

Creciendo en público

Por Gerard Casau
091, La resurrección de los Cero

VISTO Y NO VISTO (2016)

091

La resurrección de los Cero

Por Andrés García de la Riva
Aquí Te Pillo Aquí Te Grabo, Música a salto de mata
Por Pablo Gil
El poder de las canciones, Momentos Rockdelux
Por César Luquero
JOHN CALE, París 1919-2010

VISTO Y NO VISTO (2010)

JOHN CALE

París 1919-2010

Por Vicenç Batalla
Cachitos de Hierro y Cromo, Arqueología musical para las masas
Por Jero Rodríguez
KIKO VENENO, La alegre cátedra popular de los diez cantecitos
Por Carlos Fuentes
Arriba