USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JIM O'ROURKE, Música incidental (X): 先生 (sensei)

“Until First Light” (Kyle Armstrong, 2018)

 

FREESTYLE (2019)

JIM O'ROURKE Música incidental (X): 先生 (sensei)

Por Remate

En la décima entrega de su saga “Música incidental”, que se puede seguir aquí, Remate analiza la muy desconocida faceta de Jim O’Rourke como compositor de bandas sonoras: un verdadero mundo aparte repleto de delicias ocultas.

Hace bastante tiempo que cuando grabo discos con Carlos Toronado –de canciones o bandas sonoras, más clásicos o más experimentales, da igual–, siempre convenimos en que nuestra estrella fugaz es Jim O’Rourke. Porque él lo lleva haciendo –lo que nosotros a nuestra manera intentamos– mucho más tiempo. Casi cualquiera que sea el género, él lo habrá traído antes (y después) magistralmente. Incluso cuando creemos que podemos estar fantaseando con algo que O’Rourke no ha hecho, finalmente descubrimos que nos equivocamos o que quizá, a lo mejor, lo esté pensando exactamente en el mismo instante que nosotros. Así que nuestra brújula se orienta en un punto cardinal único y un tanto telepático, el acrónimo J.O. 

Su bagaje como compositor de bandas sonoras es una de las facetas menos conocidas, y generalmente se trata de películas, cortos, documentales... muy poco comerciales o incluso inauditos, pero, como siempre, es de una categoría artística apabullante y aborda muchos registros diferentes. La última por orden cronológico sería “Until First Light” (Kyle Armstrong, 2018; película en la que, por cierto, David Bazan se estrena como actor), donde el ruido de fondo de reminiscencias industriales, golpeado sutilmente, da paso a unas cuerdas casi clásicas, tristes, entre el folk de cámara, la música sacra y hasta ecos de Sibelius. 

En 2012 compuso la música para “Kaien Hoteru Burû”, una de las tres películas que dirigió el cineasta japonés Kōji Wakamatsu, artista de culto y pionero en el alucinante subgénero pinku eiga, antes de su muerte ese mismo año. O’Rourke vive en Japón desde hace diez años o más, y allí trabaja habitualmente con muchos músicos japoneses con los que comparte escenario (aunque en varias entrevistas ha manifestado su aversión a dar conciertos) bajo su nombre o el de su nueva banda, Geigai, o infiltrado en otras formaciones. Produce discos; muy especialmente se ha convertido en casi inseparable de Eiko Ishibashi. Ha grabado allí también sus propios álbumes, cuantiosos. Los de corte experimental, íntimamente relacionados con la naturaleza y las grabaciones de campo, donde se confunden los sonidos del agua y del viento con los sintéticos: “Disengage”(1992) y “Sleep Like It’s Winter”(2018). Las diferentes entregas puntuales del meditativo y vaporoso “Steamroom”. Las improvisaciones “arpegiadas” a dúo con Oren Ambarchi: “Behold”(2015) y “Hence”(2018). La emoción/opresión de “It’s Hard For Me To Say I’m Sorry” (2016) junto con Fennesz. Las que están en un punto medio de clasicismo y aventura, como “The Visitor” (2009). Y las de canciones-vergel con ramificaciones, aunque concretas: “Simple Songs” (2015).

 
JIM O'ROURKE, Música incidental (X): 先生 (sensei)

Jim O'Rourke: bandas sonoras en el límite de la realidad.

 

Su banda sonora para esta parte de la trilogía póstuma de Wakamatsu está más cerca de su registro de canciones, ese hilo ya icónico entre sus fans que parte de “Eureka” (1999) e “Insignificance” (2001) y aterriza en el aludido “Simple Songs”, donde parece que todos los paréntesis musicales de sus composiciones antiguas, algo psicodélicos, se concreten de una forma única, como lo hacen las canciones excepcionales (entre el ruido rosa) de Arto Lindsay (con quien, por supuesto, ha colaborado a lo largo de su vida). Aunque, si hablamos de canciones suyas en películas, podemos respirar hondo para recordar “Con amor, Liza”, (2002), de Todd Louiso, con un indescriptible Philip Seymour Hoffman. Se pueden encontrar en el EP “Halfway To A Threeway”, (1999), el de la rana de peluche en la portada y el oso de peluche en la contraportada. 

En 2010 ya trabajó en otra película japonesa, “Kaitanshi Jokei”, de Kazuyoshi Kumakiri, cuya increíble trama va de un joven rapero que encuentra el sentido de la vida en el kendo (arte marcial japonés con sable de bambú). La música de nuestro 先生 (sensei), de nuestro maestro, esta vez recuerda más al paisajismo de “The Visitor”, e incluso a su contribución en “Grizzly Man”(2005) de Werner Herzog, donde la banda sonora la produjo Richard Thompson, pero acudió a J.O. como instrumentista fetiche: el piano y la guitarra se convierten en sus manos en una orquesta jamais vu.

Por último, en este inabarcable repaso comprimido al perfil más escondido de la música de Jim O’Rouke, su vertiente incidental, tengo un preferido, una debilidad: “The Creeping Garden” (2014), un documental de Tim Grabham y Jasper Sharp sobre células eucariotas. La música electrónica es el ADN donde se desarrollan y hacen que la ciencia ficción anhelada sea una anécdota al lado de estas verdaderas formas de vida TREPADORA.

Publicado en la web de Rockdelux el 4/2/2019
Krautopía artificial, La ficción del krautrock
Por Jaime Gonzalo
Los beneficios del llanto, Risas y penas
Por Jesús Llorente
Recuerdos, Fuimos felices aunque ya no me acuerde
Por Jesús Llorente
MARK KOZELEK, Ese hombre

FREESTYLE (2014)

MARK KOZELEK

Ese hombre

Por Jesús Llorente
MORENTE & MARIO PACHECO, Luz y dolor
Por Gabriel Núñez Hervás
Estanterías, A vueltas con la nostalgia
Por Jesús Llorente
Brasil Today, “Vuelva usted mañana”
Por David S. Mordoh
Ideología y arte (I), Perdonen mi desfachatez
Por Fernando Alfaro
Ideología y arte (II), Cinefilias y fobias
Por Fernando Alfaro
ANDY WARHOL, Madrid me mata

FREESTYLE (1983)

ANDY WARHOL

Madrid me mata

Por Diego A. Manrique
Art Brut, Universo de outsiders

FREESTYLE (2012)

Art Brut

Universo de outsiders

Por Fernando Alfaro
FERMIN MUGURUZA, Colisión vasco-neorleana
Por Miquel Botella
ALAN VEGA, La última mutación

FREESTYLE (2016)

ALAN VEGA

La última mutación

Por Jaime Gonzalo
Rebobinar no es cosa del pasado, Tristeza y confusión
Por Jesús Llorente
PEGASVS, El ruido liberador

FREESTYLE (2012)

PEGASVS

El ruido liberador

Por Nando Cruz
BRUCE SPRINGSTEEN, La conferencia del año
Por Nando Cruz
La revolución digital, El fin del mundo (conocido)
Por Ramon Llubià
Humo en el agua, Milagros del rock
Por Jaime Gonzalo
BOB DYLAN, Traduciendo a Bob desesperadamente
Por Rodrigo Fresán
Yo inventé el gafapastismo, ¿Qué es lo hipster?
Por Ignacio Julià
Pulsar / Fluvial, Chile: algo (mucho) se mueve
Por Juan Cervera
PULP, Tenía 15 años

FREESTYLE (1998)

PULP

Tenía 15 años

Por David S. Mordoh
Arriba