×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JOHAN CRUYFF, El solista y el equipo

Cruyff, en la cumbre de los mejores futbolistas y entrenadores, murió el 24 de marzo de 2016. Pero su leyenda pervivirá.

 

VISTO Y NO VISTO (2016)

JOHAN CRUYFF El solista y el equipo

Johan Cruyff (1947-2016) fue grandioso como futbolista y revolucionario como entrenador. Y su leyenda pervive. Tanto en el Ajax y la selección holandesa como, sobre todo, en el Barça, en su etapa de entrenador. Modificó entonces la manera de entender este deporte, que convirtió en puro espectáculo: mejor ganar 5-4 que 1-0. Quim Casas despidió al mito.

El solista, generalmente el delantero, destaca en el fútbol. Pero este es un juego de equipo. Y, como el ajedrez, deporte individual por excelencia, un juego de estrategias. Ocurre algo parecido en una banda de rock o de jazz: el solista brilla en determinados pasajes, pero nada sería lo mismo sin el sostén rítmico (o el juego conjuntado y la estrategia elaborada). Como en el jazz, el solista tiene potestad para improvisar, pero ahí están el contrabajista y el batería para guardarle las espaldas y reconducir el tema por sus cauces. En el fútbol actual, y ciñéndonos al F.C. Barcelona, equipo al que Johan Cruyff le cambió la vida, el tridente Messi-Suárez-Neymar tendría menos posibilidades de lucir sin un centro del campo que mueve, corta y distribuye, que marca el tempo del partido para que los solistas improvisen cuando crean oportuno.

Sin Cruyff (nacido Hendrik Johannes Cruijff) todo esto sería bastante distinto. Ha habido mejores delanteros y entrenadores, pero ninguno como Cruyff, incluyendo en esta apreciación su idiosincrasia con la prensa, sus propios jugadores, el lenguaje (hizo de su imposible castellano y su nulo catalán una seña de identidad), el rondo, el entorno o las frases simples cargadas de intención: “Salid y disfrutad”, les dijo a Koeman, Laudrup, Bakero y compañía aquel 20 de mayo de 1992 en que el Barça ganó su primera Copa de Europa (tardía, necesaria para empezar a restablecer el equilibrio de fuerzas con los otros equipos europeos punteros). El fútbol es un deporte cargado también de palabras pomposas. No hace falta la prosa florida de Valdano, la poética gestual de Guardiola o la curiosidad musical de Mendieta para darle al fútbol, denostado por unos, litúrgico para otros, un significado emocional e intelectual. “Disfrutad” (y haced disfrutar a los demás): el fútbol como una de las Bellas Artes.

 
JOHAN CRUYFF, El solista y el equipo

En su etapa de jugador, en los años setenta, equiparó el fútbol a una de las Bellas Artes y se convirtió en una estrella pop.

 

Cruyff fue un maestro en todo ello. Lo fue en el Barça, revitalizándolo deportiva y culturalmente en 1973 cuando llegó como laureado jugador, y creando un sistema de juego, ya en su etapa de entrenador (1988-1996), que ningún otro equipo ha podido imitar, y solo Rijkaard, Guardiola y Luis Enrique han mejorado en el propio Barça. En el Ajax de Ámsterdam, con el que logró tres Copas de Europa seguidas (1971, 1972, 1973). En la selección holandesa, la única vencedora moral de un Mundial sin ganar el partido final (1974). E incluso en el Feyenoord de Rotterdam, rival histórico del Ajax. También fue muy bueno en la invención permanente (más instintiva que táctica), aunque no siempre lograda: su obsesión por reciclar extremos en laterales solo le funcionó con Jon Andoni Goikoetxea.

Fracasó en otros lances: en el Barça, como jugador, solamente ganó en cinco años una Liga –aunque la logró el solista antes que el equipo, como hizo Maradona con el Nápoles– y una Copa, y él solito se cargó su creación, el Dream Team, enemistándose con Laudrup o fichando a la delantera con la que el Español había bajado a segunda. “Cruyffadas”, que se decía entonces. Jekyll y Hyde. Pero su legado está ahí. Y aunque existió la Hungría de los años cincuenta, el Madrid de Di Stéfano, el Brasil de Pelé y el Milan de Sacchi, el Barça que ideó Cruyff sigue marcando época pese a guerras institucionales, presidentes obtusos y fichajes inadecuados. El solista que ideó un equipo.

Red Bull Music Academy, Barcelona 2008

VISTO Y NO VISTO (2008)

Red Bull Music Academy

Barcelona 2008

Por Torsten Schmidt
Venezuela revuelta, Movilizaciones tras el 12-F
Por Susana Funes
Soborno indie sentimental, Delito de cohecho
Por Joan Pons
Agapo, Desde la barra

VISTO Y NO VISTO (2011)

Agapo

Desde la barra

Por Marisa Ruiz
DELOREAN, Secuestro en México: que no cunda el pánico
Por David Saavedra
Melodías Pizarras, Oldies but goldies

VISTO Y NO VISTO (2009)

Melodías Pizarras

Oldies but goldies

Por Los Hermanos Pizarro
Girls, Contra el estereotipo femenino

VISTO Y NO VISTO (2012)

Girls

Contra el estereotipo femenino

Por Montse Virgili
091, La resurrección de los Cero

VISTO Y NO VISTO (2016)

091

La resurrección de los Cero

Por Andrés García de la Riva
NTS, London calling: la radio definitiva

VISTO Y NO VISTO (2016)

NTS

London calling: la radio definitiva

Por Beatriz G. Aranda
PrimaveraPro, A la búsqueda de nuevos proyectos profesionales
Por Alberto Guijarro
Adiós a cronistas musicales, Periodismo de otra era
Por Jordi Bianciotto
MOONDOG, Centenario de justicia

VISTO Y NO VISTO (2016)

MOONDOG

Centenario de justicia

Por Vicenç Batalla
Sound System FM, Jamaica en la radio

VISTO Y NO VISTO (2014)

Sound System FM

Jamaica en la radio

Por Dr. Decker
Perdidos, Descansa en paz

VISTO Y NO VISTO (2010)

Perdidos

Descansa en paz

Por Miquel Botella
Menú Stereo, Comer, beber, cantar

VISTO Y NO VISTO (2013)

Menú Stereo

Comer, beber, cantar

Por Pepo Ibáñez
ANTÒNIA FONT, Gracias, robots

VISTO Y NO VISTO (2014)

ANTÒNIA FONT

Gracias, robots

Por Joan Cabot
Que pagui Pujol!, La revuelta (in)visible

VISTO Y NO VISTO (2011)

Que pagui Pujol!

La revuelta (in)visible

Por Joni D.
Músicos y compromiso, La apatía política
Por Miquel Àngel Landete
Grabaciones en el Mar, 15 años ya (bueno, 16)
Por Pedro Vizcaíno
El desorden del discurso, Reediciones sin magia
Por David S. Mordoh
Aquí Te Pillo Aquí Te Grabo, Música a salto de mata
Por Pablo Gil
BON IVER, Creciendo en público

VISTO Y NO VISTO (2011)

BON IVER

Creciendo en público

Por Gerard Casau
Arte sonoro en España, Experimental y conceptual
Por Jesús Rodríguez Lenin
Arriba