USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
100 mejores películas siglo XXI, ¿Demasiado pronto para votar?

Ilustración: Pepo Pérez

 

EDIT (2016)

100 mejores películas siglo XXI ¿Demasiado pronto para votar?

En agosto de 2016 se publicó la lista de los 100 mejores filmes del siglo XXI según las votaciones de 177 críticos a petición de la BBC. Ganó “Mulholland Drive”. De los votantes (55 mujeres, 122 hombres), 81 eran estadounidenses. El resto, repartidos por el mundo. Ningún crítico español, aunque sí de Namibia y Kazajistán. ¿Teníamos en 2016 suficiente perspectiva? Quim Casas lo dudaba.

Cualquier lista es selectiva. Y variopinta si, como en este caso, ha sido elaborada con las votaciones de 177 críticos. Una lista sobre las 100 mejores películas del siglo XXI publicada en 2016 tiene un problema de entrada, el de la perspectiva histórica. No ha habido tiempo para meditar sobre el alcance real de determinados filmes realizados en estos dieciséis años. En todo caso, se cumple una de las máximas que deben tener este tipo de listas, que es la de incluir las obras que han marcado tendencia.

Las cinco primeras son “Mulholland Drive” (2001), “Deseando amar” (2000), “Pozos de ambición” (2007), “El viaje de Chihiro” (2001) y “Boyhood” (2014). La película de Lynch resume el universo y la cartografía narrativa de este director ya retirado (del cine): su peso en la cinematografía de nuestro tiempo sigue siendo importante. El filme del hongkonés Wong Kar-wai propuso al despuntar el siglo unas formas escénicas muy propias, pero al mismo tiempo exportables a Occidente. Con la de Paul Thomas Anderson hay consenso en considerarla la mejor obra de su autor. El anime de Hayao Miyazaki tiene una importancia más histórica: ganar el Oso de Oro en Berlín y el Óscar al mejor largometraje de animación hizo que el cine de dibujos animados japonés obtuviera todo el respeto que hasta entonces se le había negado. Sobre la propuesta de Richard Linklater, “Boyhood” atrapa el tiempo como pocos cineastas lo han conseguido en lo que llevamos de siglo.

La inclusión de otros títulos también es lógica y esperada. “El árbol de la vida” (2011) abre una puerta expresiva que, de momento, y para mal, solo el propio Terrence Malick ha franqueado. Quizá tres películas de Wes Anderson, de Paul Thomas Anderson, los hermanos Coen, Christopher Nolan, Apichatpong Weerasethakul y Michael Haneke sean demasiadas, pero la vulneración de la narrativa clásica no puede entenderse sin el director de “Tropical Malady” (2004), y la forma que tiene el autor de “La cinta blanca” (2009) de pulsar los síntomas más perversos de nuestra sociedad merece todo el elogio posible.

 
  • “Mulholland Drive”.

  • “Deseando amar”.

  • “Pozos de ambición”.

  • “El viaje de Chihiro”.

  • “Boyhood”.

Las cinco primeras películas de la lista son significativas del cine del siglo XXI. Reafirmación de unos valores propios de esta época.

 

La presencia de algunas películas parece justificada por el prestigio de sus veteranos directores, caso de “El pianista” (2002), que está lejos del mejor Roman Polanski. Perfecto que esté “Shame” (Steve McQueen, 2011), pero ¿alguien cree que, al poner otro título del director, es mejor “12 años de esclavitud” (2013) que “Hunger” (2008)? Son obligados algunos autores (Béla Tarr, Quentin Tarantino, Todd Haynes, Lars von Trier, Abbas Kiarostami, Pedro Almodóvar, Hou Hsiao-hsien) y películas: la Palma de Oro de “4 meses, 3 semanas, 2 días” (Cristian Mungiu, 2007) promovió el interés por el cine rumano, pero está por debajo de “La muerte del señor Lazarescu” (Cristi Puiu, 2005), así que es otra elección por cuestiones históricas y no estéticas.

Podemos discutir la conveniencia de que entre las 100 aparezca “La vida de los otros” (Florian H. von Donnersmarck, 2006), pero lo que resulta inadmisible es que no haya nada de James Gray o, aún más grave, de Gus Van Sant, cuyo “Elephant” (2003) es paradigma del vaciado narrativo en el verdadero cine independiente. En cuanto al documental, la ausencia de Werner Herzog provoca sonrojo: ningún filme ha hecho más por la mutación del documental que “Grizzly Man” (2005). Por el contrario, “The Act Of Killing” (2012) aparece en el puesto 14. El filme de Joshua Oppenheimer adopta el modelo desarrollado por Rithy Panh en obras cumbre como “S-21: la máquina roja de matar” (2003), y tampoco hay nada de Panh en la lista.

Mixtura de medios. En el puesto 100, compartida con dos más, está “Carlos” (Olivier Assayas, 2010), que, aunque tiene dos versiones, una para cine y otra para televisión, tiene su origen en una miniserie. Y “Mulholland Drive” fue, inicialmente, el piloto de una teleserie cancelada. Pronto tendremos listas conjuntas de ficciones cinematográficas y televisivas.

Etiquetas: 2010s, 2016, resumen siglo
Contra la movida, Cazurros y superlistos
Por Santi Carrillo
PACO Y MANOLO, Behaviour

EDIT (2011)

PACO Y MANOLO

Behaviour

Por Santi Carrillo
CHARLES MANSON, Hijo de Nadie
Por Jaime Gonzalo
ZYGMUNT BAUMAN, El sabio de la aldea líquida
Por Ramón Ayala
MY BLOODY VALENTINE, If you want blood... you've got it
Por Santi Carrillo
PJ HARVEY, Palabras desde el frente
Por Santi Carrillo
LEONARD COHEN, Bardo inmortal
Por Eduardo Guillot
JOSÉ MOURINHO, El gran timo del rock’n’roll
Por Santi Carrillo
PORTISHEAD, Un pasado que parece futuro
Por Santi Carrillo
VIOLETA PARRA, Violeta del pueblo
Por Santi Carrillo
FRANK SINATRA, Papá cumple cien años
Por Salvador Catalán
Jamboree, 365 días al año, dos pases al día
Por Roger Roca
Las elecciones griegas (II), Evripidis Sabatis
Por Iván Carballido
BOB DYLAN, El mejor medio siglo de la historia
Por Santi Carrillo
CLAUSTROFOBIA, El pop de BCN
Por Santi Carrillo
BARBARA, Varias mujeres en una
Por Vicenç Batalla
Revolcón municipal, No es la guerra, es la lucha de clases
Por Elena Cabrera
ROCKDELUX (1984-2020), It’s time to say goodbye
Por Rockdelux
Punk BCN en los 80, Políticamente incorrecto
Por Santi Carrillo
Las elecciones griegas (I), O cómo asaltar el centro político
Por Diego Muro y Vicenç Batalla
NACHO VEGAS, Secretos a la luz (de gas)
Por Santi Carrillo
MANEL, Transversales artesanos populares
Por Santi Carrillo
CARLOS ZANÓN, Soñada tinta sonora de rock
Por Santi Carrillo
Arriba