×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
VÀNOVA, Los años y los palos

Vànova y su “amor por las baladas con fractura”. Para corazones contraídos y contrariados que necesitan oxígeno.

 

FREESTYLE (2011)

VÀNOVA Los años y los palos

En las entrevistas, los artistas suelen incidir en la fascinación que sienten por las opciones que tiene el oyente de percibir sus textos. Lo que pretenden emitir, lo que ven que ha llegado, y en medio el mar inmenso de interpretaciones distintas. David S. Mordoh, carcomido por tantos informativos deprimentes, descontextualiza. ¿O no? La respuesta la tienen Vànova, dúo de Sitges, y su canción “Sense valor”, que puedes escuchar debajo.

Es de esos golpes que no sabes de dónde provienen. Que te agarran desprevenido, en tus cosas, en superficie, hasta hundirte en el epicentro de lo que atribula. Un golpe corto y contundente para tirar cualquier sensibilidad a la lona de sus inquietudes, brotando desde el noveno lugar donde lo han escondido sus autores, Vànova, en la zona catalana –“Estimada incertesa”– de su doble “2 Records” (Foehn, 2011).

El tema en cuestión se llama “Sense valor” y dice mucho sin casi contar nada. Solo cuatro frases. Pero tan bien colocadas que el discurso se me revela antológico. “¿Hacia dónde hemos de girar si ahora no veo ninguna señal?”. El plural auspicia la incógnita numérica. Son más de uno en el vehículo. Podrían ser muchos, confusos, sin rumbo. Quizá toda una generación. Quizá gran parte del planeta. “¿Hacia dónde nos llevará la incertidumbre de los años?”.

La incorporación temporal empieza a hurgar en las heridas de los que ya tenemos una edad. El tiempo, esa mala puta contorsionista que describía David Bowie en “Time”; siempre el tiempo. El que pasó, el que viene, y lo que nos queda. Aquí cada cual recibe el golpe de modo distinto pugnando por encajarlo en la situación actual, mientras repasa la precariedad de su vida. “Tal vez no hace falta seguir ningún plan”. Seguramente. Porque este plan no existe ante lo volátil de nuestro presente. De todos modos, centrar la lucha en componer una canción así me parece magistral como alternativa a la no canalización política del movimiento de los indignados. “Pertenecer al remolino del azar y nunca preguntar”. Una frase que, entre las escobillas y el teclado definitivo remarcando lo de nunca preguntar, viene como una coz para despertar de la pasividad a los indecisos. ¿Vas a seguir cruzado de brazos ante el panorama?

Vuelvo a escuchar “Sense valor” por enésima vez mientras me retuerzo en la dulzura crepuscular de sus voces impregnadas de Midlake (coincidencia: los coros de Vànova huelen a estas tranquilas aguas entre tierras que los latinos llamaron Mediterráneo). Aun sabiendo que lo más probable es que no fuera esta la intención real del grupo y esté yo sacando el tema de contexto, sueño con que la escuche mucha gente, muchísima, emocionándome con solo pensar ver a esos seres anónimos juntos un día, encendiendo una lucecita cada uno –vela, mechero, móvil, lo que sea– como gesto solidario, para demostrar que de pronto se puede hacer el día en medio de la oscuridad. El golpe me ha ido directo a un corazón contraído y contrariado que cada vez parece necesitar más oxígeno. No sé si por culpa de los años o de los palos.

 

“Sense valor”.

Publicado en la web de Rockdelux el 14/10/2011
NO AGE, El ruido y el feedback

FREESTYLE (2013)

NO AGE

El ruido y el feedback

Por Nando Cruz
Estanterías, A vueltas con la nostalgia
Por Jesús Llorente
DANIEL JOHNSTON, Triste y confundido
Por Ignacio Julià
MORENTE & MARIO PACHECO, Luz y dolor
Por Gabriel Núñez Hervás
PULP, Tenía 15 años

FREESTYLE (1998)

PULP

Tenía 15 años

Por David S. Mordoh
Yo inventé el gafapastismo, ¿Qué es lo hipster?
Por Ignacio Julià
MORENTE, Y la voz torcida de los heterodoxos
Por Fernando Alfaro
Redes sociales, Menos “face” y más “book”
Por David S. Mordoh
Recuerdos, Fuimos felices aunque ya no me acuerde
Por Jesús Llorente
Cenizas psicofónicas, Del horno al plato
Por Jaime Gonzalo
WILCO, El rock escultura

FREESTYLE (2012)

WILCO

El rock escultura

Por Nando Cruz
Brasil Today, “Vuelva usted mañana”
Por David S. Mordoh
Krautopía artificial, La ficción del krautrock
Por Jaime Gonzalo
LACH, El trovador a oscuras

FREESTYLE (2013)

LACH

El trovador a oscuras

Por Nando Cruz
SLEAFORD MODS, Mis cinco discos más odiados (por Jason Williamson)
Por Kiko Amat
Rebobinar no es cosa del pasado, Tristeza y confusión
Por Jesús Llorente
La revolución digital, El fin del mundo (conocido)
Por Ramon Llubià
LOU REED, “Berlin” en Berlín
Por Nando Cruz
GINO PAOLI, Suena una armónica

FREESTYLE (2012)

GINO PAOLI

Suena una armónica

Por Nando Cruz
La puta calle, Tierra de todos, tierra de ellos
Por Jaime Gonzalo
BRUCE SPRINGSTEEN, La conferencia del año
Por Nando Cruz
Arriba