USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
MIKE PATTON, Música incidental (XVI): Primeros planos y el gran plano general

“Cruce de caminos” (“The Place Beyond The Pines”, 2012).

 

FREESTYLE (2020)

MIKE PATTON Música incidental (XVI): Primeros planos y el gran plano general

Por Remate

En la decimosexta entrega de su saga “Música incidental”, que se puede seguir aquí, Remate habla sobre el polifacético Mike Patton y, en especial, sobre su banda sonora para la película “Cruce de caminos” (Derek Cianfrance, 2012).

Desde Faith No More (banda que no solo resiste el paso del tiempo, sino que, si fuera música inédita publicada en la actualidad, probablemente aún se percibiría como avant) hasta ahora hay pocos músicos que puedan compararse con Mike Patton. Tendríamos que pensar en genios como Scott Walker, sin duda alguna una referencia para él. Casi todos los registros de canción imaginables y alguno inimaginable, además de música instrumental de todos los géneros. Con maestría y sexto sentido. Todas sus caras me interesan. Pero su perfil de compositor de bandas sonoras me fascina y, en concreto, su trabajo para “Cruce de caminos” (“The Place Beyond The Pines”, 2012), dirigida por Derek Cianfrance, me parece una joya visionaria. De hecho, hacía mucho que no la escuchaba, años incluso, pero me he dado cuenta de que permanece en mi organismo. Subconscientemente, cuando trabajé en la banda sonora de "Néboa" se adhirió a mi anzuelo mientras esperaba al Big Fish con los dedos cruzados.

Su música evoca esos sonidos orquestales de naturaleza muerta, de atavismos, de sombras de los personajes que acompañan cada paso, cada respiración, cada episodio. Es el mapa de sus vidas, el determinismo de coros fúnebres agudos, guitarras graves, sintetizadores borrascosos. Una partitura que flota sobre las imágenes y sus diálogos como el horizonte expresionista, “la visión interior frente a la impresión”. Es capaz de conjugar acordes de cuerda pulsada en “Forest Of Conscience”, voces a capela en la pieza “Beyond The Pines”, bajos subgraves, percusivos y reverberantes en “Misremembering” y tristes y bellas cuerdas de cámara y pianos “de arpa” en “Sonday”. Todo este collage en la forma –pero unísono en el fondo– completa una banda sonora en la que siempre escuchas la película, es el interruptor inmediato de la historia.

 
MIKE PATTON, Música incidental (XVI): Primeros planos y el gran plano general

Mike Patton.

 

Patton consigue situarse en un punto equidistante entre la intuición de Miles Davis cuando musicó “Ascensor para el cadalso” (Louis Malle, 1958) –el trompetista improvisó mientras veía el filme en la pantalla– y la “frialdad”, la “cirugía” habitual de las bandas sonoras de Trent Reznor & Atticus Ross. Está muy atento a cada secuencia, a cada gesto, pero sin perder la perspectiva. Primeros planos y el gran plano general. 

Solo un poco de anatomía musical para diseccionar el método de Patton y situarlo históricamente: En “The Snow Angel”, una línea de piano grave coloreada por una melodía de mellotrón agudo cabalga entre arpegios de Re mayor y Fa# menor, cadenciosos: podrían ser una caja de música muy sofisticada, hasta que entra el ruido de un Do menor. Esos contrastes armónicos podrían remitir a su banda de origen, Faith No More, e incluso a un grupo de su generación como Pixies. Pero Patton ha traído todo ese arsenal al universo del score. Todo fluye. Resulta natural. Una naturaleza inventada pero real: palpita, crece, vibra y emociona.

Publicado en la web de Rockdelux el 27/3/2020
MARK KOZELEK, Ese hombre

FREESTYLE (2014)

MARK KOZELEK

Ese hombre

Por Jesús Llorente
Ideología y arte (I), Perdonen mi desfachatez
Por Fernando Alfaro
Sin paños calientes, Confesiones (de un crítico frustrante)
Por Jesús Llorente
Contraindicación en el rock, El color de mi pastilla
Por David S. Mordoh
JOHN HUSTON, El pesimista socarrón
Por Ignacio Julià
ALAN VEGA, La última mutación

FREESTYLE (2016)

ALAN VEGA

La última mutación

Por Jaime Gonzalo
Los beneficios del dolor, Discos sobre la muerte
Por David S. Mordoh
Los beneficios del llanto, Risas y penas
Por Jesús Llorente
Tráfico, El mito de Sísifo

FREESTYLE (2012)

Tráfico

El mito de Sísifo

Por Jesús Llorente
BOB DYLAN, Traduciendo a Bob desesperadamente
Por Rodrigo Fresán
BOB DYLAN, Esto no es lo que parece
Por Jesús Llorente
KEVIN AYERS, No digas más

FREESTYLE (2013)

KEVIN AYERS

No digas más

Por Jaime Gonzalo
NO AGE, El ruido y el feedback

FREESTYLE (2013)

NO AGE

El ruido y el feedback

Por Nando Cruz
Estanterías, A vueltas con la nostalgia
Por Jesús Llorente
WILCO, El rock escultura

FREESTYLE (2012)

WILCO

El rock escultura

Por Nando Cruz
Yo inventé el gafapastismo, ¿Qué es lo hipster?
Por Ignacio Julià
NME, 66 años y dos días explicando el pop
Por Cesc Guimerà
BRUCE SPRINGSTEEN, La conferencia del año
Por Nando Cruz
PEGASVS, El ruido liberador

FREESTYLE (2012)

PEGASVS

El ruido liberador

Por Nando Cruz
FERMIN MUGURUZA, Colisión vasco-neorleana
Por Miquel Botella
Arriba