×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
MOONDOG, Centenario de justicia

El genio Moondog, el “Vikingo de la Sexta Avenida”, en la esquina de la calle 54, en Nueva York, donde tocaba su música.

 

VISTO Y NO VISTO (2016)

MOONDOG Centenario de justicia

En 2016 se cumplieron cien años del nacimiento del compositor norteamericano Moondog (1916-1999). Quizá el nombre no les diga nada, pero seguro que han escuchado su música, cuya transversalidad ha propiciado que desde compositores minimalistas hasta electrónicos, pasando por jazzmen y grupos de pop, se la hayan apropiado. Veteranos que trabajaron con él y jóvenes adeptos le rindieron un concierto homenaje en Lyon el 11 de junio de 2016. Viçenc Batalla estuvo allí y lo explicó aquí.

Primero, tardó veinticinco años en ser reconocido en su país, con la publicación de “Moondog” (Columbia, 1969). Luego, emigró a Alemania en busca de las raíces de la música clásica y de las culturas del norte de Europa. Y tardó más de veinte años en volver a tener un éxito con “Sax Pax For A Sax”, disco grabado en 1994 y publicado en 1997. Y tras su muerte en 1999, y pese a las reediciones de Honest Jons de su etapa en las calles neoyorquinas, su discografía sigue siendo difícil de encontrar. Al mismo tiempo, se reaviva un interés progresivo por la música del “Vikingo de la Sexta Avenida”, porque su vida es inseparable de su obra.

Digamos que Charlie Parker le iba a saludar cuando, durante veinte años y de forma discontinua entre las décadas de los cuarenta y los setenta, escogió la esquina de la calle 54 para tocar su música con instrumentos de percusión inventados y recitar sus poesías vestido con una capa, un casco de vikingo  y una larga barba que le otorgaban un aire estrafalario para quien no tuviera el oído fino. Louis Thomas Hardin se había quedado ciego a los 16 años por la explosión de un bastón de dinamita en Misuri. Desde entondes, su mundo se convirtió en una exploración incansable de sonidos del pasado y del presente para crear su propia cosmología, difícil de ubicar en las estanterías de discos.

Si no, no se entendería que Steve Reich y Philip Glass lo acogieran en su casa, Elvis Costello lo invitara al Meltdown Festival londinense o Andi Toma de Mouse On Mars lo convenciera para grabar “Elpmas” (1991) con ordenadores. Él, en su caso, se consideraba un compositor neoclásico que huía de la vanguardia atonal y prefería los cánones para, eso sí, pervertirlos con todo lo que le rodeaba. De hecho, fue un beatnik antes de tiempo e introdujo los samples antes de que se utilizara este término.

 
MOONDOG, Centenario de justicia

Stefan Lakatos, heredero natural de la trimba construida a base de dos triángulos de madera, en el tributo de Lyon. Foto: Paul Bourdrel

 

En un trabajo casi antropológico, el joven y apasionado Amaury Cornut consiguió reunir el pasado 11 de junio en el mayor de los anfiteatros galo-romanos de Lyon a tres de los músicos que trabajaron con Moondog. El más fiel seguidor es el sueco Stefan Lakatos, heredero natural de la trimba construida a base de dos triángulos superpuestos de madera y que se toca con una maraca. Además, Lakatos posee la misma apariencia druida que Moondog, quien, a su vez, en 1978 en “H’art Songs”, mostraba una rara semejanza en la voz con Robert Wyatt.

Junto a él, se encontraba la pianista francesa Dominique Ponty, que acompañó en el escenario al músico de la capa en sus últimos años. Y para cantar “Do Your Thing”, “New Amsterdam” y “Paris” estuvo presente el suizo Stephan Eicher, quien conoció a Moondog en el Transmusicales de Rennes en 1988. A los saxos, para temas como el atemporal “Bird’s Lament”, participaron Raphäel Imbert y Jean-Philippe Scali. Y a ellos se unieron en una segunda parte post-rock y con coreografías la pianista Katia Labèque y la banda Ubu Noir. En esta ocasión, la orquesta era la de la Ópera de Lyon.

Amaury Cornut nos recordó que la última vez que se había interpretado íntegramente el álbum “Moondog” había sido en 1989, a cargo de la Brooklyn Philharmonic Chamber Orchestra a iniciativa de Glass. Aunque el grupo de cámara Minisym, del propio Cornut, creó alguno de los momentos más especiales de la noche con piezas inéditas de Moondog que se siguen traduciendo del braille. El redescubrimiento es doble.

El poder de las canciones, Momentos Rockdelux
Por César Luquero
Revistas para siempre, Leer con tranquilidad
Por Juan Manuel Freire
Red Bull Music Academy, Madrid 2011

VISTO Y NO VISTO (2012)

Red Bull Music Academy

Madrid 2011

Por César Estabiel
Agapo, Desde la barra

VISTO Y NO VISTO (2011)

Agapo

Desde la barra

Por Marisa Ruiz
NTS, London calling: la radio definitiva

VISTO Y NO VISTO (2016)

NTS

London calling: la radio definitiva

Por Beatriz G. Aranda
JAMES BLAKE, Jazz Blake

VISTO Y NO VISTO (2011)

JAMES BLAKE

Jazz Blake

Por Abel González
Adiós a cronistas musicales, Periodismo de otra era
Por Jordi Bianciotto
Marxophone, Creando situaciones

VISTO Y NO VISTO (2010)

Marxophone

Creando situaciones

Por Nacho Vegas
JOHAN CRUYFF, El solista y el equipo

VISTO Y NO VISTO (2016)

JOHAN CRUYFF

El solista y el equipo

Por Quim Casas
Beat Generation, Velvet y Van Sant, París era una fiesta
Por Vicenç Batalla
Soborno indie sentimental, Delito de cohecho
Por Joan Pons
DELOREAN, Secuestro en México: que no cunda el pánico
Por David Saavedra
Que pagui Pujol!, La revuelta (in)visible

VISTO Y NO VISTO (2011)

Que pagui Pujol!

La revuelta (in)visible

Por Joni D.
Red Bull Music Academy, Barcelona 2008

VISTO Y NO VISTO (2008)

Red Bull Music Academy

Barcelona 2008

Por Torsten Schmidt
Limbo Starr, Diez años

VISTO Y NO VISTO (2011)

Limbo Starr

Diez años

Por David López
LA MUÑECA DE SAL, La noche de que te hablé
Por Rafa Rodríguez Gimeno
Músicos y compromiso, La apatía política
Por Miquel Àngel Landete
LOS ENEMIGOS, Eléctrico desencanto

VISTO Y NO VISTO (2013)

LOS ENEMIGOS

Eléctrico desencanto

Por Ignacio Julià
KIKO VENENO, La alegre cátedra popular de los diez cantecitos
Por Carlos Fuentes
ANA CURRA, El acto de (revivir a) Parálisis Permanente
Por César Estabiel
CARLOS CANO, Homenaje a la copla

VISTO Y NO VISTO (2016)

CARLOS CANO

Homenaje a la copla

Por Martirio
PERCY SLEDGE y BEN E. KING, Los de aquel soul
Por Miguel Martínez
Mapa Sonoro, Un programa de música que se puede ver
Por Roberto Herreros
Arriba