USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
MORENTE, Esto no es un homenaje

Ilustración: Paco Alcázar

 

VISTO Y NO VISTO (2014)

MORENTE Esto no es un homenaje

Silvia Cruz Lapeña explicó aquí los diversos actos que englobaron el tributo “Morente más Morente”, entre el 17 de enero y el 25 de febrero de 2014, en Madrid. Allí se juntaron cantaores, rockeros, poetas, actores y artistas de todo tipo para recordar al genio de Enrique Morente (1942-2010), un flamenco no tan atípico, pero sí más concienzudo y capaz que otros, y dotado de un fino gusto que le permitía moverse con soltura por todas las fronteras estéticas por las que tuvo a bien pasearse.

Insistieron mucho los organizadores en que “Morente más Morente” no era un homenaje, sino un tributo, un recuerdo dedicado al cantaor granaíno. La remembranza ocurrió en Madrid y empezó en enero, con tres noches de flamenco (17, 18 y 19 en el Teatro Circo Price) donde se juntaron más de veinte artistas entre los que se encontraban Dorantes, Miguel Poveda, Carmen Linares o Arcángel y toda la familia Morente para interpretar temas de Enrique, otros que no eran suyos y lo parecían y creaciones de todo corte que incluyeron a un eléctrico Tomasito capaz de rapear por bulerías.

Pero el recuerdo no podía quedarse circunscrito al flamenco. El 20 de febrero, en la sala La Riviera lo rememoraron desde su propio territorio Jorge Drexler, Eva Amaral, Javier Ruibal, Bebe, Lagartija Nick, Santiago Auserón o Raimundo Amador, entre otros. Ellos se encargaron de evocar la parte más descarada de Morente, con la que plantaba cara a los inamovibles y con la que demostró que con talento y buen gusto puede hacerse casi cualquier cosa. Y en ese “casi” es donde Enrique cobijó siempre su don.

Porque si Morente soliviantó a los suyos no fue solo porque hacía, decía y cantaba como le daba la gana, sino porque metió en una tierra hostil a músicos de otras procedencias. No los metió a la fuerza: lo suyo fue fruto del convencimiento de alguien ya curtido, no de una juventud rebelde; y, aunque no fue el primer flamenco en hacerlo, sí fue el que pintó fronteras musicales con un pincel más fino y un trazo más delicado. Como ya le pasara a Camarón en su día, Enrique fue tan bien o mejor acogido en algunos momentos de su carrera entre los rockeros que entre los cabales. Ellos no lo olvidan y la familia de Morente tampoco: si no, que le pregunten a su hija Soleá el porqué de su aventura con Los Evangelistas.

 
MORENTE, Esto no es un homenaje

En algunos momentos, Enrique fue tan bien o mejor acogido entre los rockeros que entre los cabales. Aquí, Estrella Morente.

 

La tercera pata del tributo descansó en programas de radio, la exposición de pintura de la mujer de Enrique, Aurora Carbonell –del 15 al 25 de febrero en el Teatro Español–, y los recitales de poesía de Joaquín Sabina y José Sacristán, entre otros –el 24 y 25 de febrero, también en el Teatro Español–. Lo de declamar no es una forma de rellenar el programa cuando la palabra desnuda tiene un peso importante en el trabajo del recordado. A alguien que buscaba incesantemente la raíz para crear ramas es normal que le interesara el origen y la historia de las músicas, los pueblos y los vocablos. Y como era humilde, buscó en otras voces los términos que a él no le brotaban. Escogió a los hermanos Machado o a Miguel Hernández y le dio tono lunar a los versos de García Lorca en “Omega”, pero también rescató a poetas en los que nadie hubiera pensado: San Juan de la Cruz o el mismísimo Lope de Vega están incluidos en su perfecta “Misa flamenca”.

“En un país donde todo el mundo habla mal de los demás, nunca he oído una mala palabra sobre Enrique”, dijo Juan Verdú, uno de los organizadores del evento, volviendo a los vocablos para completar el perfil del añorado. No tenía razón del todo, pues al menos una vez tuvo que salir el cantaor a defenderse del tono ofensivo y personal que usó un crítico para juzgar su trabajo. Lo hizo negro sobre blanco, con guasa pero dolido. Es la única vez que se le escuchó corregir a alguien en voz alta, la única vez que dio una lección de forma evidente.

Recordando esta minúscula excepción en su vida y su amor por las palabras, se entiende que todos quisieran evitar el “homenaje”, que tiene su origen en la palabra hombre, pero entendido como vasallo. Morente tampoco lo habría aceptado. Un recuerdo, una juerga o una fiesta en su honor, eso sí. Sumisión o vasallaje, nunca, ni a su persona ni siquiera al flamenco que tanto amaba.

Etiquetas: 2010s, 2014, flamenco, Madrid, tributo
Limbo Starr, Diez años

VISTO Y NO VISTO (2011)

Limbo Starr

Diez años

Por David López
Agapo, Desde la barra

VISTO Y NO VISTO (2011)

Agapo

Desde la barra

Por Marisa Ruiz
scannerFM, Un nuevo concepto de radio

VISTO Y NO VISTO (2011)

scannerFM

Un nuevo concepto de radio

Por Christian Len
Festival de Cine Europeo, Sevilla y los cien fuegos
Por Gerard Casau
El poder de las canciones, Momentos Rockdelux
Por César Luquero
ANTÒNIA FONT, Gracias, robots

VISTO Y NO VISTO (2014)

ANTÒNIA FONT

Gracias, robots

Por Joan Cabot
Fútbol vs. música, Pop a patadas

VISTO Y NO VISTO (2013)

Fútbol vs. música

Pop a patadas

Por Oriol Rodríguez
DAVID BOWIE, Un alienígena entre vitrinas

VISTO Y NO VISTO (2017)

DAVID BOWIE

Un alienígena entre vitrinas

Por David Morán
Adiós a cronistas musicales, Periodismo de otra era
Por Jordi Bianciotto
Red Bull Music Academy, Barcelona 2008

VISTO Y NO VISTO (2008)

Red Bull Music Academy

Barcelona 2008

Por Torsten Schmidt
LOS EVANGELISTAS, Palabra de Morente

VISTO Y NO VISTO (2011)

LOS EVANGELISTAS

Palabra de Morente

Por Gabriel Núñez Hervás
Red Bull Music Academy, Madrid 2011

VISTO Y NO VISTO (2012)

Red Bull Music Academy

Madrid 2011

Por César Estabiel
MANTA RAY, Intensidad contra la nostalgia

VISTO Y NO VISTO (2013)

MANTA RAY

Intensidad contra la nostalgia

Por Ramón Lluís Bande
El desorden del discurso, Reediciones sin magia
Por David S. Mordoh
Mapa Sonoro, Un programa de música que se puede ver
Por Roberto Herreros
ANIMAL COLLECTIVE, A.C./D.C. (Antes del Colectivo/Después del Colectivo

VISTO Y NO VISTO (2010)

ANIMAL COLLECTIVE

A.C/D.C.

Por Abel González
ANA CURRA, El acto de (revivir a) Parálisis Permanente
Por César Estabiel
CARLOS CANO, Homenaje a la copla

VISTO Y NO VISTO (2016)

CARLOS CANO

Homenaje a la copla

Por Martirio
PERCY SLEDGE y BEN E. KING, Los de aquel soul
Por Miguel Martínez
DAVID SIMON, El periodismo exprés

VISTO Y NO VISTO (2016)

DAVID SIMON

El periodismo exprés

Por Manuel Garin
Sound System FM, Jamaica en la radio

VISTO Y NO VISTO (2014)

Sound System FM

Jamaica en la radio

Por Dr. Decker
LOS ENEMIGOS, Eléctrico desencanto

VISTO Y NO VISTO (2013)

LOS ENEMIGOS

Eléctrico desencanto

Por Ignacio Julià
PrimaveraPro, A la búsqueda de nuevos proyectos profesionales
Por Alberto Guijarro
Arriba