USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
NTS, London calling: la radio definitiva

Andrew Weatherall en la sede de la NTS. Una manera diferente de mostrar las obsesiones musicales. Foto: Tabitha Thorlu-Bangura

 

VISTO Y NO VISTO (2016)

NTS London calling: la radio definitiva

Una oficina diminuta y un cubículo junto a puestos de comida caribeña son las dos sedes de la radio que, desde el Este de Londres, están redefiniendo la manera de escuchar música en streaming. Country, pop, house, grime o soul pinchado en vivo por DJs locales, pero también por invitados especiales. En algún punto entre las radios comunitarias y las universitarias, la NTS (www.nts.live) divulga géneros minoritarios y consigue que el medio permanezca como activo social y democrático. Nos lo explicó Beatriz G. Aranda en este artículo.

“El pasado septiembre, Mos Def se presentó en el estudio con Lord Tusk. La mayor parte del equipo estaba en casa cuando empezó el show, pero acabamos colgados al teléfono hablando los unos con los otros. Fue increíble, el mejor recuerdo desde que trabajo aquí. Una experiencia radiofónica de la vieja escuela”, cuenta Tabitha Thorlu-Bangura, quien trabaja en producción, contenidos y eventos en la NTS, estación sonora que, junto a Berlin Community o la plataforma de la Red Bull Music Academy, dibujan el presente y el futuro de la radio... justo después de que se anunciara su defunción.

Mientras que las emisoras de toda la vida hacen lo que pueden para captar anunciantes y oyentes entre los más jóvenes, el medio online se desarrolla y crece a través del streaming en vivo. La flexibilidad es la clave para que los fans de la música estén volviendo a escuchar la radio: se acabó el buscar los decimales en la AM/FM y, gracias a los podcast, el tener citas inamovibles.

En la oficina de la NTS las cifras dan la razón a tanto optimismo: en apenas cinco años, más de 260.000 oyentes al mes y doscientos shows diferentes. “Con el ascenso de la radio ‘online’, la NTS vio una oportunidad de hacer algo diferente utilizando un formato tradicional. Pero al final lo que importa es la música. La NTS ofrece una selección de DJs, selectores y músicos que nos diferencia del resto de las estaciones musicales ‘online’. Las personas que pinchan, ya sean nombres famosos o no, son realmente apasionados de la música, y se puede oír esa pasión cuando se sintoniza en vivo”, cuenta Tabitha. “Y ninguno de los DJs cobra. Nuestra manera de funcionar es bastante peculiar”.

 
NTS, London calling: la radio definitiva

Floating Points y Four Tet. La música consigue hacer amigos y extraños compañeros de viaje. Foto: Tabitha Thorlu-Bangura

 

Las retransmisiones frecuentes desde diferentes lugares del mundo –incluyendo sesiones dominicales en un nuevo estudio de Mánchester, a través de su canal internacional– unidas a colaboraciones con festivales como el CTM de Berlín o instituciones de arte terminan de definir el proyecto que imaginara Femi Adeyemi –uno de los fundadores de Boiler Room– junto con Clair Urbahn en abril de 2011. La frustación que sentían –y sentíamos– escuchando las radiofórmulas encendió la idea: todo sonaba igual, así que ¿por qué no hacer lo contrario?

Justo dos años y medio después se incorporaba Padraigh Perkins-Edge, hoy actual studio manager: un tipo capaz de cambiar en tres minutos y en directo uno de los platos Technics y a quien llamar, también de madrugada, cuando algo no va bien. “Hemos avanzado mucho. Ya pasaron los tiempos en los que usábamos un ‘jack’ de los auriculares para poder cerrar la ventana del estudio”, cuenta.

La ventana en cuestión es un rectángulo de 2 x 1 que, además de servir de escenario para las fotos que ilustran los programas en las redes sociales, es síntoma de la dinámica diaria de una radio que, aun teniendo dos de cada tres oyentes fuera de las Islas Británicas, mantiene un vínculo extraordinario con la escena local. Y no solo a nivel sonoro lanzando al mundo nuevos sonidos y DJs británicos: la plaza donde se ubica el estudio, Gillett Square, epicentro de uno de los barrios más multiculturales de la ciudad, se ha visto revitalizada de manera coyuntural. Skaters y trasiego de maletines con vinilos se mezclan con los señores que descansan al sol –cuando sale– en sillas grises y metálicas. Los olores de los puestos de comida (pollo piri piri, kebab) reflejan la mezcla del vecindario. Mientras, en la pecera, los DJs le dan al techno. O al hip hop. O ponen “Varsovia en llamas” de Aviador Dro.

 
NTS, London calling: la radio definitiva

“The Do!! You!!! Breakfast Show” con Jack Rollo y Charlie Bones. Amor por la música, ganas de darla a conocer. Foto: Alex Zalewska

 

Sam tiene 42 años y es transportista. Suele venir a fumar por las tardes a la plaza, y a charlar con la gente. “Aquí antes había un parking. La zona cambió cuando abrieron la Casa de Cultura y con el club de jazz... Esto de la radio es entretenido: vemos a la gente joven entrar y salir... Y en verano, cuando abren la ventana, escuchamos la música. A nosotros –señalando a su pandilla– nos gusta sobre todo bailar”. Y se aleja de nuevo hacia su grupo moviendo las caderas. “La plaza está llena de personajes interesantes”, dice Padraigh. Muy probablemente Sam esté en ese grupo.

“La NTS es una comunidad de amantes de la música, artistas, productores, tiendas de discos, gente obsesiva de las rarezas y frikis de los sellos. Es inspiradora y fresca, fuera de la cultura de listas de reproducción...”, cuenta Ed Horrox, director creativo y A&R del mítico sello 4AD, y responsable del show mensual ‘Happy Death’.

Así es. Las vidas personales de Kieran Hebden de Four Tet, de los voluntarios que ayudan con las redes sociales durante los directos, de Andrew Weatherall o de los dos chicos apasionados del EBM del programa ‘Body Motion’ apenas tendrán mucho que ver entre sí, especialmente en una ciudad donde alquilar una habitación ronda los 800 euros. Pero hay algo que a todos les une y empuja a atravesar Gillett Square a riesgo de morir atropellados por alguno de los patinadores: la música es la respuesta.

MORENTE, Esto no es un homenaje

VISTO Y NO VISTO (2014)

MORENTE

Esto no es un homenaje

Por Silvia Cruz Lapeña
Grabaciones en el Mar, 15 años ya (bueno, 16)
Por Pedro Vizcaíno
Agapo, Desde la barra

VISTO Y NO VISTO (2011)

Agapo

Desde la barra

Por Marisa Ruiz
Aquí Te Pillo Aquí Te Grabo, Música a salto de mata
Por Pablo Gil
CARLOS CANO, Homenaje a la copla

VISTO Y NO VISTO (2016)

CARLOS CANO

Homenaje a la copla

Por Martirio
Adiós a cronistas musicales, Periodismo de otra era
Por Jordi Bianciotto
LA MUÑECA DE SAL, La noche de que te hablé
Por Rafa Rodríguez Gimeno
scannerFM, Un nuevo concepto de radio

VISTO Y NO VISTO (2011)

scannerFM

Un nuevo concepto de radio

Por Christian Len
Melodías Pizarras, Oldies but goldies

VISTO Y NO VISTO (2009)

Melodías Pizarras

Oldies but goldies

Por Los Hermanos Pizarro
Un país para escucharlo, Música para todos
Por David Saavedra
Red Bull Music Academy, Barcelona 2008

VISTO Y NO VISTO (2008)

Red Bull Music Academy

Barcelona 2008

Por Torsten Schmidt
CA2M, Cinco años de arte contemporáneo para todos los públicos
Por JuanP Holguera
Que pagui Pujol!, La revuelta (in)visible

VISTO Y NO VISTO (2011)

Que pagui Pujol!

La revuelta (in)visible

Por Joni D.
Festival de Cine Europeo, Sevilla y los cien fuegos
Por Gerard Casau
BARRICADA, Adiós al rock'n'roll

VISTO Y NO VISTO (2014)

BARRICADA

Adiós al rock'n'roll

Por Andrés García de la Riva
Soborno indie sentimental, Delito de cohecho
Por Joan Pons
Revistas para siempre, Leer con tranquilidad
Por Juan Manuel Freire
ANA CURRA, El acto de (revivir a) Parálisis Permanente
Por César Estabiel
ANTÒNIA FONT, Gracias, robots

VISTO Y NO VISTO (2014)

ANTÒNIA FONT

Gracias, robots

Por Joan Cabot
Perdidos, Descansa en paz

VISTO Y NO VISTO (2010)

Perdidos

Descansa en paz

Por Miquel Botella
KIKO VENENO, La alegre cátedra popular de los diez cantecitos
Por Carlos Fuentes
Arte sonoro en España, Experimental y conceptual
Por Jesús Rodríguez Lenin
El affaire Matisyahu, Nuevos sabios de Sion
Por Jaime Gonzalo
Arriba