×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
R.E.M., Nadie es perfecto

Bill Berry, Mike Mills, Michael Stipe y Peter Buck. Los 4 Fantásticos en el final de su etapa gloriosa con “Automatic For The People”.

 

FREESTYLE (2011)

R.E.M. Nadie es perfecto

Tras tres décadas de vida, R.E.M. anunciaron su adiós el 21 de septiembre de 2011. Echemos la vista atrás y recordemos las grandezas de un grupo trascendental en la música de las últimas décadas, especialmente la inicial, la que comprendió sus primeros diez años de vida, hasta 1992: los ochenta al completo y el añadido de “Automatic For The People”. Después, buenos conciertos, canciones sueltas y algún disco digno pero menor saltearon de dudas una trayectoria que parecía estar llamando a las puertas de la despedida desde hacía tiempo. Jordi Bianciotto reflexionó sobre ello.

No es preciso ponerse dramático. Hace mucho tiempo que no nos rasgamos las vestiduras por la disolución de un grupo, por capital que haya sido. La vida sigue. Y R.E.M. comenzaron a abandonarnos poco a poco hace mucho tiempo, aunque su remontada de los últimos dos discos salva los muebles y asegura un dulce recuerdo. Admitámoslo: este era el momento preciso para que los de Athens dijeran adiós. Si se hubieran despedido tras fiascos como “Around The Sun” (2004), la desbandada hubiera sonado a claudicación, y la decadencia creativa habría pesado en el análisis. “Accelerate” (2008) y “Collapse Into Now” (2011) revitalizaron al grupo lo justo para cubrir de dignidad esa recta final, si bien entre líneas quedaba claro que su discurso se había agotado y que el camino de salida consistía en recrear con estilo ideas acuñadas dos o tres décadas atrás. En el fondo, su recuperación póstuma entrañaba impotencia.

Aunque los teletipos de las agencias ensalcen a los R.E.M. que firmaron “discos tan conocidos como ‘Out Of Time’, ‘Automatic For The People’ y ‘Monster’” (¡los tres en el mismo saco!), todo corazón indie rock reserva un espacio protegido a su producción en el sello IRS, la que va del EP “Chronic Town” (1982) al imperativo “Document” (1987). Los años en que establecieron su sonido refinado y vigoroso; los años de temazos como “Talk About The Passion”, “Fall On Me”, “I Believe”, “Begin The Begin”, “It’s The End Of The World As We Know It (And I Feel Fine)”, “The One I Love”, “Finest Worksong”…

 
R.E.M., Nadie es perfecto

R.E.M., rejuvenecido dinosaurio de mediana edad. El espejo que todo lo deforma: madurez y aburguesamiento.

 

Por desgracia, mientras el grupo pasaba de los clubes a los recintos medios, en España solo los lectores de prensa especializada se enteraron de su existencia. La edad de oro se prolongó, tras el salto a Warner, con “Green” (1988), y gracias al ligeramente inestable “Out Of Time” (1991) y al sencillo “Losing My Religion” llegó, por fin, su hora comercial en este país. Y cuando todos temblábamos y temíamos su entrega definitiva al mainstream, llegó la cumbre adulta de “Automatic For The People” (1992); de “Everybody Hurts” a “Man On The Moon”.

Luego, el fin de R.E.M. tal y como los conocíamos. Al robusto “Monster” (1994; trajo su primera, tardía, visita a España) le faltaba inspiración, y las piezas se fueron desencajando en el experimental “New Adventures In Hi-Fi” (1996), en un “Up” (1998) con acentos Beach Boys y en el desequilibradísimo “Reveal” (2001); un ciclo en el que aún, con cuentagotas, entregaron canciones dignas de ser incluidas en un greatest hits, como “Daysleeper” o “Imitation Of Life”. Pero en “Around The Sun” ya no había rastro de ellas.

Tocaron fondo pero lograron alzar el vuelo, cuatro años después, convertidos en un rejuvenecido dinosaurio de mediana edad. Un desenlace más biológico que épico para una banda que, en los noventa, contribuyó a construir, con Nirvana, un patrón despierto para el rock de gran formato, literalmente alternativo al modelo corporativo. Pero nadie es perfecto, y eso que hubo un tiempo en que esa pandilla de universitarios de Georgia parecía serlo. Sensibles, inquietos y arty, no dejaron de ser casi nunca una banda de rock’n’roll. Un grupo difícil de imitar, que apenas ha alimentado plagios y clones. Descanse en paz.

Publicado en la web de Rockdelux el 22/9/2011
Krautopía artificial, La ficción del krautrock
Por Jaime Gonzalo
Blade Runner, Los Ángeles año 2019
Por Ignacio Julià
Los beneficios del dolor, Discos sobre la muerte
Por David S. Mordoh
Contraindicación en el rock, El color de mi pastilla
Por David S. Mordoh
La razón de los tontos, ¿Paradoja o prejuicio?
Por Ignacio Julià
Ideología y arte (I), Perdonen mi desfachatez
Por Fernando Alfaro
Seminario punk, Posgraduado en underground
Por Eloy Fernández Porta
MORENTE, Y la voz torcida de los heterodoxos
Por Fernando Alfaro
Secuelas del punk, Una costosa inversión
Por Jaime Gonzalo
NO AGE, El ruido y el feedback

FREESTYLE (2013)

NO AGE

El ruido y el feedback

Por Nando Cruz
Redes sociales, Menos “face” y más “book”
Por David S. Mordoh
CARLES SANTOS & CABOSANROQUE, La requeteconquista de lo inútil
Por Nando Cruz
MAHER SHALAL HASH BAZ, Epifanía y exorcismo
Por Nando Cruz
KEVIN AYERS, No digas más

FREESTYLE (2013)

KEVIN AYERS

No digas más

Por Jaime Gonzalo
Tráfico, El mito de Sísifo

FREESTYLE (2012)

Tráfico

El mito de Sísifo

Por Jesús Llorente
LANA DEL REY, Diamante o pedrusco
Por David S. Mordoh
Identidad y música, Reflexiones en el campus
Por Andrés García de la Riva
Recuerdos, Fuimos felices aunque ya no me acuerde
Por Jesús Llorente
MORENTE & MARIO PACHECO, Luz y dolor
Por Gabriel Núñez Hervás
El papel de la crítica, Se acabó el chollo
Por Ignacio Julià
La puta calle, Tierra de todos, tierra de ellos
Por Jaime Gonzalo
MARK KOZELEK, Ese hombre

FREESTYLE (2014)

MARK KOZELEK

Ese hombre

Por Jesús Llorente
Sin paños calientes, Confesiones (de un crítico frustrante)
Por Jesús Llorente
Arriba