×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
Redes sociales, Menos “face” y más “book”

“Siento lástima por la degeneración de un instrumento como Facebook".

 

FREESTYLE (2012)

Redes sociales Menos “face” y más “book”

A debate, el efecto de las redes sociales sobre nuestras vidas... y cómo adaptarse (o no) a ellas. Las tiendas de discos mueren, las discográficas agonizan, la calidad del sonido de la música ha descendido a niveles low cost y las revistas en edición papel no encuentran publicidad para mantenerse a flote en tiempos de crisis. Internet, el amigo traidor. En esta pugna para sobrevivir, todos procuran lidiar con los nuevos tiempos y aprovechar los mismos instrumentos disponibles que ponen en peligro su existencia. Las redes sociales, permitiendo que la tenacidad prime sobre la inspiración, impulsan esta reflexión de David S. Mordoh.

Algunos colaboradores, mucho antes de la activación de la web de esta revista, habíamos puesto en marcha –a través de un servidor o de blogspot– nuestras propias páginas. ¿Motivos? En mi caso, poder escribir sin las ataduras de una empresa de edición en papel: sin límites de tiempo, espacio o condicionantes editoriales. Tú eres dueño de tu propio destino; puedes dedicarle dos mil o cien mil caracteres al artículo del artista que a ti te viene bien en aquel momento, trabajarlo durante una tarde o todo un trimestre. Las cosas van bien hasta que somos abducidos por los tentáculos del analytics. Pura vanidad.

Desde hace un tiempo, estoy recibiendo consejos de varios colegas que, en resumidas cuentas, vienen a decir: si quieres que tu página sobreviva, cualquier página de hecho –incluida la de Rockdelux–, has de proyectarte más en las redes sociales. En otras palabras, cada vez que publicas algo debes anunciarlo a tus amigos de Facebook y Twitter. Proclamar a los cuatro vientos que tienes material nuevo. Promocionarte. Visto el comportamiento de otros compañeros, no les falta razón.

 
Redes sociales, Menos “face” y más “book”

“Me gusta, pulgar arriba, retwitteo, ¡qué bien y cómo mola! ¿Todos han leído lo que he escrito?”.

 

Me niego, sin embargo, a claudicar. En primer lugar, siento lástima por la degeneración de un instrumento como Facebook, cuya utilidad inicial no era precisamente la de hacer de vocero propagandístico. De hecho, más de la mitad de mis supuestos “amigos” son promotores y discográficas que constantemente me acribillan con sus actividades y publicaciones, así que no estoy dispuesto a convertirme en un ejemplo más de lo que reniego, machacando a diario a mis verdaderos amigos hasta conseguir que se cansen de mí.

Me pregunto, además, por qué he de hacerlo. ¿Para quedar bien en un entorno donde las vanidades superan de largo a los talentos? Me gusta, pulgar arriba, retwitteo, ¡qué bien y cómo mola! ¿Todos ellos han leído lo que he escrito o solo se apuntan para dejar constancia, porque fulanito famoso clicó antes? ¿He de hacerlo para conseguir unas decenas de entradas más y fardar de analytics? ¿Y qué ocurre si dejo de twittear durante dos semanas? ¿Que se olvidan de mí? ¿Entonces todo lo que valgo es el codo contra codo compitiendo con páginas mediocres –¡¡¡discazo!!!– sin apenas contenido creativo? ¿Importa, pues, más el hecho de decir algo que lo que se diga? Contemplo hastiado la proliferación a diario de aficionados que se dedican a recopilar noticias, adosar foto o enlace de YouTube, redactar dos frases –a veces ni eso– mal construidas y creer que por el mero hecho de estar a la última son profesionales del periodismo musical cuando no son más que recopiladores de información con ciertas aptitudes para el diseño gráfico y aspiraciones de compaginador. ¿Ha de rebajarse Rockdelux a semejante degradación para sobrevivir? O eso, o creas un puesto de trabajo –más gastos– fichando al community manager para que suministre la papilla a esos nuevos niños –la curiosidad por navegar en internet de pronto se ha esfumado– en la boca.

Por último, el tema principal: el tiempo. Escribir, crear, no es un acto reflejo; se pierden a veces horas redactando un post. Yo prefiero emplear mi poco tiempo libre en ello antes que someterme a las directrices de unas tendencias que me convierten en un esclavo del recorta y pega. Sé que así tendré menos audiencia, pero también sé que la que tenga será fiel por el contenido.

Publicado en la web de Rockdelux el 30/1/2012
Etiquetas: 2010s, 2012, internet, sociedad
PRINCE, La historia de un concierto imposible
Por Santi Carrillo
Krautopía artificial, La ficción del krautrock
Por Jaime Gonzalo
Tráfico, El mito de Sísifo

FREESTYLE (2012)

Tráfico

El mito de Sísifo

Por Jesús Llorente
Cajas que encajan, Razones sentimentales
Por Jesús Llorente
Humo en el agua, Milagros del rock
Por Jaime Gonzalo
MORENTE & MARIO PACHECO, Luz y dolor
Por Gabriel Núñez Hervás
Juego de espejos, Revelar el arte y ocultar al artista
Por Fernando Alfaro
La razón de los tontos, ¿Paradoja o prejuicio?
Por Ignacio Julià
Volando por los aires, Esto podría ser el fin
Por Jesús Llorente
BRUCE SPRINGSTEEN, La conferencia del año
Por Nando Cruz
Glosófogos sin paladar, Transfuguismo linguístico
Por Jaime Gonzalo
BOB DYLAN, Esto no es lo que parece
Por Jesús Llorente
JOHN HUSTON, El pesimista socarrón
Por Ignacio Julià
MARK KOZELEK, Ese hombre

FREESTYLE (2014)

MARK KOZELEK

Ese hombre

Por Jesús Llorente
WILCO, El rock escultura

FREESTYLE (2012)

WILCO

El rock escultura

Por Nando Cruz
Los beneficios del dolor, Discos sobre la muerte
Por David S. Mordoh
Rebobinar no es cosa del pasado, Tristeza y confusión
Por Jesús Llorente
LACH, El trovador a oscuras

FREESTYLE (2013)

LACH

El trovador a oscuras

Por Nando Cruz
LANA DEL REY, Diamante o pedrusco
Por David S. Mordoh
Seminario punk, Posgraduado en underground
Por Eloy Fernández Porta
China Today, La colmena infinita

FREESTYLE (2011)

China Today

La colmena infinita

Por David S. Mordoh
Contraindicación en el rock, El color de mi pastilla
Por David S. Mordoh
Arriba