USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
THE EX, Treinta años de leyenda

Ilustración: Sonia Pulido

 

EDIT (2009)

THE EX Treinta años de leyenda

Los holandeses The Ex, una de las formaciones más apasionantes, apasionadas y coherentes de las tres últimas décadas. El cuarteto, fundado en 1979 en Ámsterdam, continúa con su rock de combate encendiendo sobre el escenario vibrantes guerrillas repletas de electricidad y ritmo. La dimisión en 2009 de G.W. Sok, vocalista original –sustituido por Arnold de Boer–, no hizo mella en la propuesta –ideológica y artística– de una de las bandas referenciales del rock europeo. Santi Carrillo celebró con esta columna de opinión el treinta aniversario de la banda.

Los holandeses The Ex: ese símbolo del alternativismo mundial, esa célula inteligente nacida para el directo, ese mito aplicado a la fidelidad del “hazlo tú mismo”. Su foco de atención fue abriéndose progresivamente hacia una suerte de punk experimental tendente a sensaciones inusuales para la mayoría de sus compañeros de generación y estilo. The Ex ensancharon su leyenda incorporando influencias jazz y étnicas leídas en diagonal, y amasaron un post-todo codificado entre la improvisación libertaria y la musicalidad de las cosas que suenan importantes. Colaboradores desprejuiciados de músicos dispares de interés absoluto, The Ex son una referencia mayor de la mejor música posible hecha en Europa. Y con un compromiso vital, ideológico y artístico a prueba de claudicaciones. “Experimental trance-dance avant-afro-pop impov music”, se autodefinen ellos irónicamente, riéndose de las etiquetas que les han caído encima.

En sus recientes conciertos vividos por aquí, The Ex celebraban sus treinta años de trayectoria, conmemoración que paradójicamente se ha producido con el relevo del cantante y miembro fundador G.W. Sok, responsable de esa voz aspirada a la usanza punk-poetry que imploraba consignas con rabia... El choque inicial que se produce al oír al nuevo cantante, Arnold de Boer (frontman del grupo de grindcore-pop Zea), con una tesitura vocal aparentemente más liviana, queda diluido en el fragor de la batalla que es presenciar la fuerza emotiva de The Ex en directo: rock crudísimo de categoría superior, collages de ruido que han trascendido cualquier etiqueta entre espasmos de vanguardia y un control amistoso de la violencia escénica amparada en un minimalismo seco y denso. Unos tipos maduros, frescos y radiantes, con una vitalidad incombustible, exponiéndose llanamente, sin afectaciones. Su objetivo: compartir su música, energía e ideas. Su método: evolución y avance conforme van creando, absorbiendo influencias y radicalizando propuestas, experimentando con ellas pero sin emular al pie de la letra eso que observan con curiosidad y empeño, emoción y respeto.

Lo de The Ex es la pura condensación del mestizaje, hurgando en su esencia y saliendo de ella en una espiral de tensión que te subyuga. Abrazando polirritmos africanos y patrones cíclicos, donde cabe el arrebato de un hardcore implosivo y las explosiones free jazz como expresión catártica de la impotencia del individuo ante cuestiones generales de la sociedad. Es un manifiesto cercano el de The Ex, es un estilo en sí mismo el de The Ex, es una catarsis que hipnotiza la de The Ex, es una música estupenda la de The Ex.

M83, Viernes noche, domingo mañana
Por Santi Carrillo
STANLEY KUBRICK, Su universo cinematográfico
Por Quim Casas
ROCKDELUX (1984-2020), It’s time to say goodbye
Por Rockdelux
Revolcón municipal, No es la guerra, es la lucha de clases
Por Elena Cabrera
Sidecar, 30 años

EDIT (2013)

Sidecar

30 años

Por Santi Carrillo
SERGE GAINSBOURG, Requiem pour un con
Por Santi Carrillo
SWANS, El vidente visionario
Por Santi Carrillo
Rockdelux 30 años, Gracias, lectores
Por Santi Carrillo
BOB DYLAN, El mejor medio siglo de la historia
Por Santi Carrillo
STROMAE, Formidable (sí), fort minable (no)
Por Santi Carrillo
Fortunate Son, Ya hay sida para todos: blancos, negros, homos y heteros
Por Javier Pérez Andújar
MY BLOODY VALENTINE, If you want blood... you've got it
Por Santi Carrillo
Las elecciones griegas (I), O cómo asaltar el centro político
Por Diego Muro y Vicenç Batalla
La música de BCN, Triple aniversario
Por Gerard Casau, Barracuda y Ricard Martín
BEYONCÉ, ¿Qué es peor, parecer celosa o loca?
Por Marta Salicrú
Las elecciones griegas (II), Evripidis Sabatis
Por Iván Carballido
LCD SOUNDSYSTEM, Viva la vida
Por Santi Carrillo
Girls, Lena Dunham y las anti-riot grrrls
Por Santi Carrillo
PRINCE, El precipitado adiós del genio púrpura
Por Miquel Botella
PACO Y MANOLO, Behaviour

EDIT (2011)

PACO Y MANOLO

Behaviour

Por Santi Carrillo
Contra la movida, Cazurros y superlistos
Por Santi Carrillo
Arriba