×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
VALTONYC, La rutina se impone: otro artista condenado

“Enaltecimiento del terrorismo y de sus autores y de humillación a las víctimas” y “calumnias e injurias graves a la Corona”.

 

MANIFESTO! (2017)

VALTONYC La rutina se impone: otro artista condenado

Por F-MHop

Los casos judiciales por enaltecimiento del terrorismo se sucedieron en 2017, afectando a artistas y personas anónimas. Si César Strawberry fue condenado por seis tuits en enero, en febrero fue el turno de Valtonyc, un MC mallorquín de reducida popularidad. ¿Nuestra democracia será más saludable con este cantante entre rejas?, se preguntó, peplejo, F-MHop.

Josep Miquel Arenas Beltrán es un joven mallorquín de 23 años que el pasado 22 de febrero fue condenado a tres años y seis meses de prisión. Los delitos a los que atiende esa condena son “enaltecimiento del terrorismo y de sus autores y de humillación a las víctimas” y “calumnias e injurias graves a la Corona”. También se enfrenta a ocho años de inhabilitación y a la obligación de pagar una indemnización de 3.000 euros al presidente de la asociación Círculo Balear, por el delito de amenazas, además de hacerse cargo de las costas del juicio. Una sentencia muy contundente para alguien que, en su cuenta de Twitter, se autodefine así: “Técnico informático, trabajo en una frutería. También hago rap”. Ahí está precisamente el origen de esta historia.

Con el sobrenombre de Valtonyc, comenzó a hacer rap en el año 2010. Canta principalmente en catalán y, tras una primera maqueta de temática personal, empezó a escribir letras de contenido reivindicativo y a plasmar su afinidad con planteamientos políticos de extrema izquierda. En 2012 grabó “Residus d’un poeta”, maqueta en la que incluyó la canción “Circo balear”, donde arremetía con furia contra Jorge Campos, presidente de Círculo Balear, y contra la Corona de España. El 22 de agosto de ese año fue detenido debido a una denuncia interpuesta por Campos. Como resultado de la investigación de aquella denuncia, el caso evolucionó hasta llegar a la Audiencia Nacional y ser acusado de la retahíla de delitos por los que ahora ha sido condenado.

 
VALTONYC, La rutina se impone: otro artista condenado

¿Alarma social por sus letras? No: crece la preocupación por estas sentencias sobre el derecho a la libertad de expresión.

 

A diferencia de otros casos recientes, en sus raps Valtonyc no utiliza el humor negro, sino que emplea una rabia desatada, con unas letras que han servido al tribunal para argumentar su veredicto. Algunas frases, tal y como aparecen en la sentencia, son: “Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear” (“Circo balear”), “que explote un bus del PP con nitroglicerina cargada” (“Deberían tener miedo”) o “para todos aquellos que tienen miedo cuando arrancan su coche, que sepan que cuando revienten sus costillas, brindaremos con champán” (“Espanya 0 goma 2”).

En una simple lectura, esas frases no resultan nada edificantes, si bien la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (que reúne a colegios de abogados, asociaciones de periodistas, medios de comunicación y profesionales independientes) considera “inaudito que el Tribunal, como en el caso de César Strawberry, se limite a valorar la literalidad de las letras, sin entrar a considerar ni el contexto artístico de los mensajes, ni la intencionalidad, ni la relación con actividades efectivamente terroristas, al contrario de lo que exige el Tribunal Constitucional cuando se trata de restricciones a un derecho fundamental”.

Así las cosas, Valtonyc era un artista minoritario que está viendo cómo se multiplica su repercusión y acumula muestras de apoyo. No se ha producido una alarma social por sus letras, sino que crece la preocupación por el impacto de estas sentencias sobre el derecho a la libertad de expresión, y muchas son las voces críticas que denuncian un uso ideológicamente sesgado de la justicia.

Y, para rematar, tenemos el peligro de una “sentencia” mucho más peligrosa en ciernes. La que se producirá el día en que situaciones como esta dejen de ser noticia a fuerza de ser habituales. Ese día la libertad de expresión estará condenada definitivamente.

11-S, El americano herido

MANIFESTO! (2001)

11-S

El americano herido

Por John Carlin
CÉSAR STRAWBERRY, Palabras entre rejas
Por David Saavedra
TERESA FORCADES, Libertad y sensibilidad
Por Gemma Tramullas
Malí, Fanáticos en el desierto donde nació el blues
Por Carlos Fuentes
FRANCISCO POLO, Actuar, organizar el cambio
Por Julián García
La cultura no es un lujo, Contra la subida del IVA
Por Rockdelux
ITZIAR GONZÁLEZ, Dignidad y libertad
Por Gemma Tramullas
UbuWeb, Arte en un clic

MANIFESTO! (2011)

UbuWeb

Arte en un clic

Por Kenneth Goldsmith
Justicia universal, Quimera atemporal
Por Fede Guerrero
Luto en París, Del Bataclan a Malí
Por Vicenç Batalla
Megaupload, Batalla por el control de la cultura
Por Roberto Herreros
Ciutat morta, El caso 4-F

MANIFESTO! (2015)

Ciutat morta

El caso 4-F

Por Xavier Cervantes
ALEIX SALÓ, En la crisis con humor
Por Julián García
LARA ALCÁZAR, Feminismo frontal

MANIFESTO! (2014)

LARA ALCÁZAR

Feminismo frontal

Por Gemma Tramullas
SIMONA LEVI, Madame X

MANIFESTO! (2013)

SIMONA LEVI

Madame X

Por Gemma Tramullas
Ciberrealismo, Euforia digital y realismo social
Por David García Aristegui
¿Machismo en el indie?, Objetivemos
Por Santi Carrillo
Propiedad intelectual, Frank Zappa tenía razón
Por David García Aristegui
Madrid Arena, Criminalización de la música electrónica
Por Víctor Lenore
Google / YouTube, Los 8.000 elegidos
Por David García Aristegui
MÒNICA OLTRA, Sin mordazas

MANIFESTO! (2013)

MÒNICA OLTRA

Sin mordazas

Por Gemma Tramullas
Cierre de CD.Drome, El tsunami sigiloso
Por Nando Cruz
DAVID FERNÀNDEZ, Contra el círculo de la impunidad
Por Julián García
Arriba