USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
BERNARD QUIRINY, Cuentos carnívoros
 

LIBRO (2010)

BERNARD QUIRINY Cuentos carnívoros

Acantilado

La literatura –la cultura en general– es como el sexo: siempre igual, siempre diferente. Cuando uno piensa que ya lo ha visto, leído o escuchado todo aparece alguna cosa que te hace sentir como un niño con zapatos nuevos, como un descubridor de algo jamás avistado por humano o animal. Es la sensación que se tiene al meterse en los pliegues de las páginas de “Cuentos carnívoros” (“Contes carnivores”, 2008; en España, 2010), un deslumbramiento magnético que parece borrar de un plumazo todas las lecturas acumuladas con los años y sentir otra vez el placer blanco de lo inédito. Bernard Quiriny es belga, de la quinta de 1978, y debutó en 2005 con el libro de relatos “L'angoisse de la première phrase”, de momento inédito en castellano. Estos cuentos son su presentación en la lengua de Cervantes. Llega con las mejores credenciales posibles: una magnífica traducción de Marcelo Cohen y un prólogo del mismísimo Enrique Vila-Matas, reconocido fan fatal de las historias del belga. Lo de Vila-Matas no es, claro, normal, y más que una presentación al uso entrega una especie de introducción-relato que podría estar en cualquier antología de sus textos breves.

Abrimos el cofre Quiriny y nos recibe “Sanguina”, rememoración educada y melancólica de una fugaz aventura amorosa: un hombre recuerda su noche con una mujer-naranja a la que acaba mondando y exprimiendo hasta la muerte para disfrutar de su amor. Vampiros y frutería en un cuento de apariencia naturalista que nos lleva de la mano de lo imprevisible haciendo surf sobre las olas de lo increíble. Tras este impactante recibimiento, la sorpresa no decae: “Cuentos carnívoros” es una catarata arrolladora que cose sin descanso ese vacío que separa lo cotidiano de lo fantástico y que en su ímpetu remodela géneros literarios y autores sagrados –vayamos al tópico: Poe, Kafka, Borges, Cortázar– para crear un mundo de absorbente pesadilla que bebe de las copas de la ironía, lo grotesco y lo maravilloso.

 
BERNARD QUIRINY, Cuentos carnívoros

Bernard Quiriny es belga, de la quinta de 1978, y en 2008 publicó estos “Cuentos carnívoros”. Foto: Jeremy Stigter

 

Quiriny ensambla en escasas páginas mundos que se abren a otros mundos en un vertiginoso juego de muñecas rusas que no deja de deparar sorpresas y mostrar, como si nada, los ángulos de lo insólito en un torbellino que derriba resistencias y frente al que no queda más remedio que rendirse con profunda admiración. Pasen, lean y vean a los adoradores de la poesía de las mareas negras, a obispos muertos con cuerpos de recambio, a hombres-sónar que detectan conversaciones ajenas. Rebusquen en las minibiografías de escritores raros, rarísimos. O hagan antropología y visiten a los yapus y disuélvanse en la gramática de la lengua de la confusión. O relean esas divinas y tronchantes “Crónicas musicales de Europa y otros lugares” y después husmeen (con precaución) en las anotaciones de los recuerdos de un asesino a sueldo...

“Cuentos carnívoros” no se lee: se devora. Es una magistral condensación del poder de la literatura para activar la imaginación y volver a enfrentarse al mundo con los ojos limpios y el corazón incontaminado. Queremos más: es lo que tienen las drogas. Las buenas, las de verdad.

JIM DODGE, No se desvanece

LIBRO (2017)

JIM DODGE

No se desvanece

Por Luis Costa
JEFFREY EUGENIDES, La trama nupcial
Por Ruben Pujol
JOE PERNICE, Esta canción me recuerda a mí
Por David Morán
JAMES ELLROY, Perfidia

LIBRO (2015)

JAMES ELLROY

Perfidia

Por David Morán
RICHARD FORD, Acción de Gracias
Por Sílvia Pons
BRET EASTON ELLIS, Suites imperiales
Por Juan Cervera
NAMI MUN, Lejos de ninguna parte
Por Juan Cervera
W.G. SEBALD, Austerlitz

LIBRO (2002)

W.G. SEBALD

Austerlitz

Por Ferran Llauradó
EMMETT GROGAN, Ringolevio

LIBRO (2017)

EMMETT GROGAN

Ringolevio

Por Aïda Camprubí
DENNIS LEHANE, Ese mundo desaparecido
Por Juan Manuel Freire
NICKOLAS BUTLER, El corazón de los hombres
Por Juan Manuel Freire
VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 3
Por David Morán
OWEN JONES, Chavs: La demonización de la clase obrera
Por Víctor Lenore
VICENÇ PAGÈS JORDÀ, Los jugadores de whist
Por Ruben Pujol
JAVIER VALDEZ CÁRDENAS, Malayerba. La vida bajo el narco
Por Juan Cervera
CARLOS ZANÓN, Yo fui Johnny Thunders
Por Kiko Amat
FÉLIX ROMEO, Amarillo

LIBRO (2008)

FÉLIX ROMEO

Amarillo

Por Jesús Llorente
ANNE WIAZEMSKY, La joven

LIBRO (2008)

ANNE WIAZEMSKY

La joven

Por Juan Cervera
JONATHAN FRANZEN, Libertad

LIBRO (2011)

JONATHAN FRANZEN

Libertad

Por Ruben Pujol
DONALD RAY POLLOCK, El banquete celestial
Por David Morán
EDITH PEARLMAN, Visión binocular
Por David Morán
ROBERTO BOLAÑO, 2666

LIBRO (2004)

ROBERTO BOLAÑO

2666

Por Sílvia Pons
Arriba