Cargando...
 

PELÍCULA (2010)

CLINT EASTWOOD Más allá de la vida


 

Resulta curioso que a estas alturas de su carrera Clint Eastwood se haya interesado en realizar una cinta que podríamos considerar adscrita al género fantástico y, además, empapada de misticismo. Quizás por su avanzada edad o quizás atraído por el acuciante vacío de valores en el que se encuentra sumergida la sociedad actual, Eastwood abre una serie de interrogantes sobre algunas cuestiones que, de alguna manera, siempre habían estado presentes en sus ficciones y que ahora toman un cariz diferente al estar enfocadas desde una perspectiva espiritual.

La soledad, el desencanto, la asunción de traumas del pasado o la desorientación vital han planeado sobre muchos de los personajes compuestos por Clint Eastwood a lo largo de los años, y en “Más allá de la vida” (“Hereafter”, 2010) no hace sino prolongar su estela atribuyéndoles cualidades extrasensoriales que terminan sirviéndole, en realidad, para hablar de algunas cuestiones fundamentales del ser humano, como su fragilidad dentro de un mundo que parece derrumbarse (catástrofes naturales, crisis económica, terrorismo) y su posición de extrema indefensión frente a él. Los protagonistas de “Más allá de la vida” buscan respuestas, siguen itinerarios paralelos a través de sus respectivas experiencias con la muerte para llenar el vacío que se ha instalado en su interior.

Eastwood indaga con tesón en sus carencias afectivas y en sus inseguridades y logra orquestar un tríptico de historias en el que brilla con contundencia la mirada triste del niño que interpreta Frankie McLaren, que condensa todo el corpus narrativo sobre la infancia que el director ha trabajado desde “Un mundo perfecto” (1993). Es una lástima que los interesantes meandros por los que el realizador intenta hacer discurrir el filme (la sombra de Spielberg en la producción ejecutiva es alargada) sean insuficientes y queden lastrados por la imposibilidad de reconducir un argumento que parece extraído de los contenidos sonrojantes que ofrece el fantasmal reality de Telecinco del mismo título.

 
 
Etiquetas: 2010
SOFIA COPPOLA, Somewhere

PELÍCULA (2010)

SOFIA COPPOLA

Somewhere

Por Manu Yáñez Murillo
BIGAS LUNA, Bilbao

PELÍCULA (1978)

BIGAS LUNA

Bilbao

Por Pablo G. Polite
NA HONG-JIN, The Yellow Sea

PELÍCULA (2010)

NA HONG-JIN

The Yellow Sea

Por Quim Casas
JAIME CHÁVARRI, El desencanto

PELÍCULA (1976)

JAIME CHÁVARRI

El desencanto

Por Lope Serrano
JOE CORNISH, Attack The Block

PELÍCULA (2011)

JOE CORNISH

Attack The Block

Por Eduardo Guillot
APICHATPONG WEERASETHAKUL, Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas
Por Gerard Casau
RODRIGO CORTÉS, Buried (Enterrado)
Por Xavi Serra
LISA CHOLODENKO, Los chicos están bien
Por Quim Casas
JEAN-LUC GODARD, Film Socialisme

PELÍCULA (2010)

JEAN-LUC GODARD

Film Socialisme

Por Ramón Ayala
LARS VON TRIER, Melancolía

PELÍCULA (2011)

LARS VON TRIER

Melancolía

Por Xavi Serra
MARCO BELLOCCHIO, Vincere

PELÍCULA (2009)

MARCO BELLOCCHIO

Vincere

Por Hilario J. Rodríguez
SIDNEY LUMET, Antes que el diablo sepa que has muerto
Por Ramón Ayala
JOHN HILLCOAT, La carretera

PELÍCULA (2009)

JOHN HILLCOAT

La carretera

Por Gerard Casau
PETER WEIR, El camino de vuelta

PELÍCULA (2010)

PETER WEIR

El camino de vuelta

Por Àlex D'Averc
JOSÉ LUIS BORAU, Furtivos

PELÍCULA (1975)

JOSÉ LUIS BORAU

Furtivos

Por Luis Carrizo
MIKE LEIGH, Another Year

PELÍCULA (2010)

MIKE LEIGH

Another Year

Por Ricardo Aldarondo
PEDRO ALMODÓVAR, Los amantes pasajeros
Por Beatriz Martínez
JAMES GRAY, La noche es nuestra

PELÍCULA (2007)

JAMES GRAY

La noche es nuestra

Por Ricardo Aldarondo
MARTIN SCORSESE, George Harrison: Living In The Material World
Por Ricardo Aldarondo
MIGUEL GOMES, Tabú

PELÍCULA (2012)

MIGUEL GOMES

Tabú

Por Joan Pons
PAUL GREENGRASS, Green Zone (Distrito protegido)

PELÍCULA (2010)

PAUL GREENGRASS

Green Zone...

Por Alejandro G. Calvo
GUILLAUME CANET, Pequeñas mentiras sin importancia
Por Desirée de Fez
FLORIA SIGISMONDI, The Runaways

PELÍCULA (2010)

FLORIA SIGISMONDI

The Runaways

Por Eduardo Guillot
Arriba