USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
DANIEL JOHNSTON, Visiones simbólicas
 

LIBRO (2012)

DANIEL JOHNSTON Visiones simbólicas

La Casa Encendida

Este libro es el catálogo de una exposición, la consagrada por La Casa Encendida a los dibujos del músico Daniel Johnston, pero es también un objeto delicado (y buen complemento al volumen “Daniel Johnston” editado por Rizzoli en 2009) al que conviene acceder con la misma calma con que uno debe penetrar en la música de Johnston y en la propia concepción del personaje, en su mente fracturada y lo que ha surgido en términos artísticos de esa escisión. Johnston se ha instalado en un rincón oscuro y a la vez luminoso de su cerebro en el que ha convivido con el fantasma Casper, con el Capitán América y con Laurie, aquella musa breve que se evaporó dejando un rastro perceptible en tantas canciones y dibujos.

“Visiones simbólicas” (2012), título de la exposición formada por los dibujos pertenecientes a la colección del exmánager de Johnston, Jeff Tartakov, condensa una forma de ver el mundo que pasa por muchos de los elementos esenciales de la cultura popular norteamericana. Puede que, en el fondo, no haya artista más pop en este momento que Daniel Johnston, alguien que cincela con el piano y escarba con el bolígrafo o el rotulador, que desgarra cuerpos, hace surgir al diablo de dentro de una cabeza humana (una visión mucho más que simbólica), convierte a las ranas en figuras con ojos tentaculares y reinventa al Capitán América hasta extremos que Jack Kirby jamás habría imaginado.

DIEGO A. MANRIQUE, Jinetes en la tormenta
Por Santi Carrillo
TED GIOIA, Blues. La música del Delta del Mississippi
Por Salvador Catalán
JOHN LYDON, La ira es energía. Memorias sin censura
Por Marcos Gendre
IGNACIO JULIÀ, Lou Reed. Catálogo irracional
Por David Morán
Varios, Jacksonismo. Michael Jackson como síntoma
Por Jaime Casas
KIM GORDON, La chica del grupo
Por Quim Casas
CARLOS REGO, Nuevo Rock Americano, años 80
Por Quim Casas
PETE TOWNSHEND, Who I Am. Memorias
Por Ricard Martín
ROBBIE ROBERTSON, Testimony
Por Quim Casas
LAMONT “U-GOD” HAWKINS, En carne viva. Mi viaje con el Wu-Tang Clan
Por Oriol Rodríguez
JOHNNY ROGAN, Morrissey & Marr. La alianza rota. La historia definitiva de The Smiths
Por Ferran Llauradó
RICARDO MOYANO GARCÍA Y CARLOS RODRÍGUEZ DUQUE, Burning. Veneno del rock
Por JuanP Holguera
GREIL MARCUS, Escuchando a The Doors
Por César Luquero
MIGUEL RÍOS, Cosas que siempre quise contarte
Por JuanP Holguera
IGNACIO JULIÀ, La nostalgia ya no es lo que era
Por Quim Casas
Varios, Menta y agua. Historias de La Buena Vida
Por Jordi Bianciotto
VENIERO RIZZARDI, Bitches Brew. Génesis de la obra maestra de Miles Davis
Por Ruben Pujol
TOM WAITS / ANTON CORBIJN, Waits/Corbijn.’77-’11
Por Oriol Rodríguez
LEGS McNEIL, Por favor, mátame. La historia oral del punk
Por Santi Carrillo
JESÚS ORDOVÁS, El futuro ya está aquí
Por Santi Carrillo
Arriba