USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
DOMINIQUE ANÉ, Regresar
 

LIBRO (2013)

DOMINIQUE ANÉ Regresar

Alpha Decay

Dominique A (Provins, 1968) nunca nos ha hecho perder el tiempo: graba cuando sabe qué quiere explicar, actúa cuando tiene claro cómo enfocar el directo y, ahora que se atreve con la literatura, su capacidad para condensar sus intenciones en 84 páginas fibradas y sin apenas guarnición es igualmente admirable.

Describir este libro como un viaje de redescubrimiento personal sería esterilizar el atractivo de tan sintética cadena de flashes autobiográficos. El francés deambula por su propio pasado como un científico que toma notas de sí mismo observando una bola de cristal. Esa distancia (y la que le confiere haber pasado décadas digiriendo esos pensamientos) le permite destilar años de vaivenes en muy pocas líneas. Son dardos-bumerán que nos ahorran el sopor autorreflexivo y exponen la más estricta constatación.

“Creía que había nacido al final de un viaje que no había hecho y que solamente podía realizar marcha atrás”, suelta ya en el primer párrafo. Se refiere a Provins, pueblo a noventa infinitos kilómetros de París, cuyas murallas medievales transpiran pasado y tristeza. Pero cuando Ané vuelva allí para actuar en 2011 descubrirá que su recuerdo de sí mismo no se corresponde con la imagen que retienen las fotos que le muestra un amigo de la infancia. Y que, por lo tanto, la imagen de su lugar de origen, a partir de la cual él ha construido el relato de su vida, quizá también deba ser revisada.

“El miedo es mi país”, confiesa en un pasaje. En cierto modo, y eso lo sabemos tras leerlo, el de Provins ha construido con cada una de sus obras su particular fortaleza medieval, esos dominios dentro de los cuales se siente a salvo. Cada disco elevó un metro la muralla, y este libro (que no es su debut; en 2008 editó "Un bon chanteur mort") refuerza sus cimientos.

Lo que no varía es su estilo. Dominique Ané escribe más o menos como canta: duro y elegante, áspero y gentil. Por eso, y aunque el verbo estrella de la literatura haya sido huir, él hace el camino a la inversa sin caer en una nostalgia superficial. “Regresar” (“Y revenir”, 2012; en España, 2013) es orujo.

(Se puede leer un extracto del libro aquí)

IGNACIO JULIÀ, La nostalgia ya no es lo que era
Por Quim Casas
JESÚS ORDOVÁS, El futuro ya está aquí
Por Santi Carrillo
NEIL YOUNG, Special Deluxe. Mi vida al volante
Por Jordi Bianciotto
RUY CASTRO, Bossa Nova. La historia y las historias
Por Jordi Bianciotto
JOHN CAVANAGH / AMANDA PETRUSICH / ANDY MILLER, The Piper At The Gates Of Dawn / Pink Moon / The Kinks Are The Village Green Preservation Society
Por Jaime Gonzalo
HÉCTOR CASTELLS, Sideral. Estrella fugada
Por Santi Carrillo
MARK OLIVER EVERETT, Cosas que los nietos deberían saber
Por Nuria Berlanga
PATTI SMITH, Éramos unos niños
Por Abel González
CHARLES L. GRANATA, Wouldn't It Be Nice. Brian Wilson y la creación de Pet Sounds
Por Oriol Rodríguez
JONI D., Que pagui Pujol! Una crònica punk de la Barcelona dels 80
Por Kiko Amat
VIV ALBERTINE, Ropa música chicos
Por David Morán
PABLO PÉREZ-MÍNGUEZ, Miradas
Por Gerardo Sanz
MIGUEL RÍOS, Cosas que siempre quise contarte
Por JuanP Holguera
TED GIOIA, Blues. La música del Delta del Mississippi
Por Salvador Catalán
Arriba