×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 

PELÍCULA (2011)

ENRIQUE URBIZU No habrá paz para los malvados


 

La entente entre Enrique Urbizu y José Coronado sigue en forma, y ya van tres películas. Tras “La caja 507” (2002) y “La vida mancha” (2003), director y actor vuelven a trabajar juntos en un thriller con aliento de western que demuestra una tremenda inteligencia al ofrecer una mirada sobre la sociedad española contemporánea desde planteamientos genéricos, evitando el sermón paternalista a que tiene acostumbrado al público el acartonado cine social estatal.

Heredero de modelos estadounidenses evidentes (también en algunos tics innecesarios), el protagonista de “No habrá paz para los malvados” es un policía ambiguo, cansado y descreído que se rige por su propia ley. En paralelo a su personal descenso a los infiernos, Urbizu muestra, precisamente, unos procedimientos legales que avanzan al ralentí, frenados por la burocracia y la falta de diálogo. Ambas historias confluyen con la misma naturalidad con que se muestra la conexión entre el narcotráfico y la financiación del terrorismo islámico. Porque la otra gran virtud de la película es su capacidad para situarse en un aquí y ahora tan reconocibles que obligatoriamente sacuden al espectador, poco acostumbrado a que se aborde la realidad inmediata con tal contundencia.

Hace años que Urbizu viene demostrando que el policíaco es el terreno en que mejor se mueve. Desde la reivindicable “Todo por la pasta” (1991). Esta vez se gradúa en el género con honores, al tiempo que exhibe una incorrección política más necesaria que nunca en nuestro cine.

Publicado en la web de Rockdelux el 30/9/2011
Etiquetas: 2011
SOFIA COPPOLA, Somewhere

PELÍCULA (2010)

SOFIA COPPOLA

Somewhere

Por Manu Yáñez Murillo
DAVID CRONENBERG, Un método peligroso
Por Alejandro G. Calvo
HARMONY KORINE, Spring Breakers

PELÍCULA (2013)

HARMONY KORINE

Spring Breakers

Por Gerard Casau
PABLO LARRAÍN, No

PELÍCULA (2012)

PABLO LARRAÍN

No

Por Gerard Casau
LISA CHOLODENKO, Los chicos están bien
Por Quim Casas
CLINT EASTWOOD, Más allá de la vida
Por Beatriz Martínez
STEVEN SODERBERGH, Behind The Candelabra
Por Àlex D'Averc
TERRENCE MALICK, El nuevo mundo

PELÍCULA (2005)

TERRENCE MALICK

El nuevo mundo

Por Joan Pons
RODRIGO CORTÉS, Buried (Enterrado)
Por Xavi Serra
JAIME CHÁVARRI, El desencanto

PELÍCULA (1976)

JAIME CHÁVARRI

El desencanto

Por Lope Serrano
LARS VON TRIER, Melancolía

PELÍCULA (2011)

LARS VON TRIER

Melancolía

Por Xavi Serra
DAVID O. RUSSELL, The Fighter

PELÍCULA (2010)

DAVID O. RUSSELL

The Fighter

Por Julián García
JAMES GRAY, Two Lovers

PELÍCULA (2008)

JAMES GRAY

Two Lovers

Por Manu Yáñez Murillo
TOM DiCILLO, When You're Strange

PELÍCULA (2009)

TOM DiCILLO

When You're Strange

Por Ricardo Aldarondo
ASIF KAPADIA, Amy

PELÍCULA (2015)

ASIF KAPADIA

Amy

Por Alejandro G. Calvo
BILL POHLAD, Love & Mercy

PELÍCULA (2015)

BILL POHLAD

Love & Mercy

Por Eduardo Guillot
CHRISTOPHER NOLAN, Origen

PELÍCULA (2010)

CHRISTOPHER NOLAN

Origen

Por Julián García
BANKSY, Exit Through The Gift Shop
Por Alejandro G. Calvo
JAMES GRAY, La noche es nuestra

PELÍCULA (2007)

JAMES GRAY

La noche es nuestra

Por Ricardo Aldarondo
MICHEL HAZANAVICIUS, The Artist

PELÍCULA (2011)

MICHEL HAZANAVICIUS

The Artist

Por Eulàlia Iglesias
NOAH BAUMBACH, Mientras seamos jóvenes
Por Quim Casas
YORGOS LANTHIMOS, Canino

PELÍCULA (2009)

YORGOS LANTHIMOS

Canino

Por Desirée de Fez
BORJA COBEAGA, No controles

PELÍCULA (2010)

BORJA COBEAGA

No controles

Por Desirée de Fez
Arriba