×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
JONATHAN COE, El número 11
 

LIBRO (2017)

JONATHAN COE El número 11

Anagrama

Algo debía intuir Jonathan Coe cuando decidió que su novela número 11, la que había de capturar la turbia y desconcertante atmósfera sociopolítica contemporánea, arrancaría como un siniestro relato a lo Enid Blyton y acabaría abrazando el terror para confirmar que, en efecto, lo que está ocurriendo en Inglaterra –y, ya puestos, en buena parte de Europa– da bastante miedo. Una pirueta con doble tirabuzón en forma de farsa agridulce y despiadada sátira política que el propio autor plantea como una secuela “oblicua” de “¡Menudo reparto!” (1994) y que retrata con distinguida pericia una sociedad de trepas, arribistas, reaccionarios y elitistas. Incluso la infame familia Winshaw tiene un papel destacado en esta historia de historias coronada por la guadianesca amistad de Rachel y Alison, dos amigas de infancia que crecerán de manera bien diferente: la primera, estudiante de Oxford, se convertirá en la mascota de una familia adinerada; la segunda, artista subterránea, se las tendrá que ver con la furia de una pérfida columnista ultraliberal.

Es cierto que el tono hilarante de anteriores novelas se ha visto rebajado y acomodado a una mirada más agridulce y por momentos airada, pero, a cambio, Coe entrega en “El número 11” (“Number 11”, 2015; Anagrama, 2017) una soberbia enredadera de historias y, sobre todo, una memorable galería de personajes –mención especial para el joven agente de policía decidido a resolver sus casos a partir de deducciones socioculturales– con los que disecciona capa a capa todos los estratos sociales, transformando la lucha de clases en una serie de encontronazos más o menos calamitosos. Un ejercicio de anticipación que, junto a “Capital” (2012), de John Lanchester, compone el mejor retrato imaginable de la Inglaterra actual.

GEORGE PLIMPTON, El hombre que estuvo allí
Por David Morán
PATRICK MODIANO, La hierba de las noches
Por Juan Cervera
HARRY CREWS, Cuerpo

LIBRO (2011)

HARRY CREWS

Cuerpo

Por Juan Cervera
VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 2
Por David Morán
HARUKI MURAKAMI, Tokio Blues
Por Sílvia Pons
CLARENCE COOPER JR., La Escena
Por David Morán
BERNARD QUIRINY, Cuentos carnívoros
Por Juan Cervera
OWEN JONES, Chavs: La demonización de la clase obrera
Por Víctor Lenore
WELLS TOWER, Todo arrasado, todo quemado
Por Juan Manuel Freire
W.G. SEBALD, Austerlitz

LIBRO (2002)

W.G. SEBALD

Austerlitz

Por Ferran Llauradó
SHALOM AUSLANDER, Lamentaciones de un prepucio
Por JuanP Holguera
NIKOLÁI LILIN, Educación siberiana
Por David Morán
DENNIS LEHANE, Ese mundo desaparecido
Por Juan Manuel Freire
ALEKSANDR CHUDAKOV, El abuelo
Por Juan Cervera
STEWART HOME, Memphis Underground
Por Laura Sangrà
NAM LE, El barco

LIBRO (2010)

NAM LE

El barco

Por David Morán
DON DeLILLO, Punto omega

LIBRO (2010)

DON DeLILLO

Punto omega

Por Juan Manuel Freire
NAMI MUN, Lejos de ninguna parte
Por Juan Cervera
JIM DODGE, No se desvanece

LIBRO (2017)

JIM DODGE

No se desvanece

Por Luis Costa
DAVE EGGERS, Zeitoun

LIBRO (2010)

DAVE EGGERS

Zeitoun

Por David Morán
RICHARD YATES, Vía revolucionaria
Por Sílvia Pons
ROBERTSON DAVIES, El quinto  en discordia
Por Gerardo Sanz
JUNOT DÍAZ, Así es como la pierdes
Por David Morán
Arriba