×

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
JONATHAN DEMME, Realismo musical

Sonrisas y música en Donostia.

 
 

ENTREVISTA (2008)

JONATHAN DEMME Realismo musical

El encuentro con el director norteamericano Jonathan Demme (1944-2017) en el festival de cine de San Sebastián 2008, donde presentó un primer montaje de su documental “eléctrico” sobre Neil Young, fue tan simple y directo como la mayoría de sus filmes: Ricardo Aldarondo y Quim Casas le dieron ocho nombres de músicos con los que había trabajado para que se explayara sobre ellos. Películas-concierto, bandas sonoras, videoclips y la intuición de que Bruce Springsteen es un gran cineasta.


NEIL YOUNG

Jonathan Demme ha realizado dos filmes-concierto de Young, “Neil Young: Heart Of Gold” (2006) y “Neil Young Trunk Show” (2008), además de “The Complex Sessions” (1995), centrado en la grabación de cuatro temas de “Sleeps With Angels” (1994). Young compuso también una canción para “Philadelphia” (1993). “Resultó un poco extraño para mí hacer un filme como ‘Neil Young: Heart Of Gold’, porque aunque me encanta el Young acústico, me entusiasma el Young eléctrico. Así que cuando tuve la oportunidad de hacer una película sobre él, me resultó un poco raro que no hubiera guitarras eléctricas. ‘Neil Young Trunk Show’ es mi oportunidad de celebrar al Young eléctrico. No creo que antes se haya captado el poder de la guitarra eléctrica como aparece en esta película”.

Contacté con él para ver si estaría interesado en escribir algo para el filme y volvió con la canción ‘Streets Of Philadelphia’, que llegó a ganar un Óscar... Springsteen es un cineasta que todavía no ha hecho su primera película. Llevo unos quince años diciéndole que quiero producirle la primera que dirija, y que debería de ser un documental en el que nos descubriera su Asbury Park. No he tirado la toalla, pero me imagino a Bruce dentro de veinte años diciéndome: ‘Todavía estoy pensando en ello, Jonathan’”

BRUCE SPRINGSTEEN

“Lo conocí cuando hicimos ‘Sun City’ en 1985, la unión de artistas contra el apartheid que había creado Little Steven. Fue la primera vez que lo pude filmar”. Demme ha realizado los videoclips de “Murder Incorporated” y “If I Should Fall Behind”, y Springsteen compuso el tema principal de “Philadelphia”. “Contacté con él para ver si estaría interesado en escribir algo para el filme y volvió con la canción ‘Streets Of Philadelphia’, que llegó a ganar un Óscar. Cuando vi cómo tocaban en directo ‘If I Should Fall Behind’, con todos ellos acercándose al micrófono para cantar unas estrofas, pensé que había que realizar el videoclip de esta canción en primer plano, solo con un micrófono y todos esos rostros gigantes acercándose a cantar. Y pensé que teníamos que filmarlo en una sola toma. Cada uno de ellos se acerca al micrófono y surge una voz brillante tras otra, y aparece Nils Lofgren y hasta canta Clarence Clemons... Springsteen es un cineasta que todavía no ha hecho su primera película. Llevo unos quince años diciéndole que quiero producirle la primera que dirija, y que debería de ser un documental en el que nos descubriera su Asbury Park. No he tirado la toalla, pero me imagino a Bruce dentro de veinte años diciéndome: ‘Todavía estoy pensando en ello, Jonathan’”.


JOHN CALE

Cale ha puesto música a tres películas de Demme: “La cárcel caliente” (1974), “Who I Am This Time?” (1982) –episodio de la serie “American Playhouse”, editado en DVD con el título de “Cambio de identidad”–  y “Algo salvaje” (1986). “Cuando escuché ‘Vintage Violence’ (1970), su primer disco en solitario, pensé que había una especie de narrativa musical en esas canciones y que se podía hacer una película con ellas. Contacté con Cale, pero él no pensaba que ese disco pudiera dar lugar a una película. Pero nos hicimos amigos y cuando rodé ‘La cárcel caliente’ le pedí que compusiera la banda sonora. Aceptó e hizo un gran trabajo, y también se trajo a Shuggie Otis y a Peter Ivers, quien tocó la armónica en un par de temas. Peter fue asesinado posteriormente –es el coautor de “In Heaven”, la canción de “Cabeza borradora” de David Lynch–. Hay una tendencia a pensar en John en términos de música oscura, pero también tiene música de una belleza exquisita y luminosa. Cuando hice ‘Algo salvaje’ quería música de diversas fuentes. Teníamos dos escenas para las que no pudimos encontrar música, una escena de pelea y un pequeño interludio para el que necesitábamos algo muy lírico. Así que pensé: ‘Vamos a encargarle a Laurie Anderson que haga el interludio lírico y a John Cale que componga algo violento y aterrador’. No hace falta decir que, como suele ocurrir en estos casos, John hizo una melodía preciosa y romántica y Laurie, la pieza aterradora para la pelea”.


TALKING HEADS y DAVID BYRNE

“Vi un concierto de Talking Heads y me pareció que era una película esperando a ser filmada. Así que contacté con David Byrne y le dije que iba a tratar de encontrar dinero para filmar ese concierto. Pero fue el propio Byrne quien consiguió el dinero rápidamente. Creo que la gente no se suele dar cuenta de que esa fue la última vez que Talking Heads tocaron en directo. Después hicieron un disco más en estudio, pero ahí se acabó todo” (de hecho, Talking Heads, tras los tres conciertos que, en diciembre de 1983, dieron lugar a la película, ofrecieron sus últimas actuaciones en Australia y Nueva Zelanda a principios de 1984, y publicaron tres álbumes más en estudio antes de separarse). Además de ese memorable filme-concierto, “Stop Making Sense” (1984), la colaboración de Byrne con Demme se extiende a “Algo salvaje” –la canción “Loco de amor” interpretada con Celia Cruz–, “Casada con todos” (1988) –música incidental– y el telefilme “Survival Guide” (1985) –debut de Byrne como actor–.

 
  • “La cárcel caliente” (1974)

  • “Algo salvaje” (1986)

  • “Casada con todos” (1988)

  • “Philadelphia” (1993)

  • “La verdad sobre Charlie” (2002)

  • “El mensajero del miedo” (2004)

  • “La boda de Rachel” (2008)

 


NEW ORDER

En 1985 firmó el elegante y austero videoclip de “The Perfect Kiss”. “Para mí es una película, aunque dure diez minutos. Con el auge del videoclip decidí que iba a tratar por todos los medios de evitar la sincronización de labios, que haría vídeos que fueran actuaciones en directo. Porque en definitiva, si se trata de vender a un artista y vender una canción, lo mejor es verlo cantar y tocar su música, y no que aparente tocar sobre una grabación. Además, quería hacer todo el clip en bellos primeros planos, porque, cuando eran Joy Division, siempre tocaban en la oscuridad y las portadas de los discos nunca tenían fotos, ni siquiera sabías cómo eran los músicos. El magnífico director de fotografía Henri Alekan viajó a Mánchester para tomar esos primeros planos de New Order. Hay un plano en el que se podría decir que de alguna forma está rondando el espíritu de Ian Curtis. Por casualidad pedí a uno de los ‘roadies’ que se pusiera bajo el marco de una puerta, justo al fondo de un plano de Peter Hook, y le dije a Alekan que intentara que esa parte quedara medio difuminada. Cuando estábamos terminando de colocarlo todo, Hook miró a sus espaldas y me dijo: ‘¿Qué se supone que es eso, el espíritu de Ian?’. Y le dije: ‘Sí’. Y él hizo: ‘Buff!’. Fue genial”.

“El magnífico director de fotografía Henri Alekan viajó a Mánchester para tomar esos primeros planos de New Order. Hay un plano en el que se podría decir que de alguna forma está rondando el espíritu de Ian Curtis. Por casualidad pedí a uno de los ‘roadies’ que se pusiera bajo el marco de una puerta, justo al fondo de un plano de Peter Hook, y le dije a Alekan que intentara que esa parte quedara medio difuminada. Cuando estábamos terminando de colocarlo todo, Hook miró a sus espaldas y me dijo: ‘¿Qué se supone que es eso, el espíritu de Ian?’. Y le dije: ‘Sí’. Y él hizo: ‘Buff!’. Fue genial”

ROBYN HITCHCOCK

Demme es un incondicional del ex Soft Boys. Le ha dado breves papeles en “El mensajero del miedo” (2004) y en su último filme, “La boda de Rachel” (2008), y realizó el documental “Storefront Hitchcock” (1998). “Es un genio, un compositor, cantante y guitarrista realmente brillante que combina además con el humor de Monty Python. Estoy entusiasmado con su aportación a ‘La boda de Rachel’. Pude escoger una de mis canciones favoritas de Robyn, ‘America’, para que la tocara en la película, y conseguí que compusiera otra canción especialmente para el filme, ‘Up To Our Nex’”.


THE FEELIES

Ha utilizado temas suyos en “Casada con todos” y “La verdad sobre Charlie” (2002), pero, sobre todo, les brindó la oportunidad de aparecer –como The Willies– tocando en la secuencia de la fiesta de “Algo salvaje”. “Es la mejor banda de rock’n’roll que he visto nunca, y he visto a muchos grandes grupos. Tienen una habilidad especial para poner eufórico al público a través de la música. Hace un mes los estuve viendo en su primer concierto en quince años. La sensación era que no solo seguían siendo capaces de crear esa euforia única, sino que, aunque parezca increíble, son ahora mejores que nunca. En este concierto de regreso había un cierto número de adolescentes asombrados de que una banda de cuarentones pudiera anular a todas las bandas actuales”. ¿Hará un filme sobre The Feelies?: “¡Espero que sí! Desde mediados de los ochenta hablábamos de hacer una película con uno de sus conciertos. La llamábamos ‘The Dawn Of The Living Feelies’. Estábamos esperando a que se hicieran más conocidos, pero nunca lo lograron. Hicimos algunas filmaciones, pero sigo queriendo rodar una película con ellos”.


BOB MARLEY

Demme ha sustituido a Martin Scorsese en la realización de un filme sobre Marley. “Todo el mundo adora sus canciones, pero el gran reto en esta película será encontrar una manera cinematográfica de introducirnos en las cosas sobre las que canta. Porque hemos oído tantas veces sus grandes canciones que es como si hubiésemos perdido el contacto con lo que Marley nos está señalando. Con su familia hemos encontrado una gran cantidad de imágenes antiguas de actuaciones y entrevistas. Hay una filmación inédita de un concierto en Jamaica dos días después de que fuera herido de un disparo  –en 1976–, rodada en 16 mm. Nunca he visto una actuación como esa. Hemos empezado con el montaje del material de archivo y ahora quiero filmar en Jamaica con Ziggy, Damian, Stephen y Julian, y quizá también Ky-Mani, en enero. El espíritu de Bob Marley vive a través de su música y de sus hijos”.

 

Tres películas-concierto

“STOP MAKING SENSE” (1984)

Es, junto a “El último vals” de Scorsese, el mejor filme sobre un concierto de rock: una puesta en escena elegante diseñada por David Byrne, la metamorfosis del escenario, los ajustados movimientos de cámara, el elogio del detalle y un repertorio impecable en el que destaca el “Psycho Killer” inicial con guitarra acústica y caja de ritmos, la íntima “Heaven” y el ciclón de “Burning Down The House”.

“STOREFRONT HITCHCOCK” (1998)

El filme sobre Robyn Hitchcock está lejos de la hiperactividad del concierto de Talking Heads y de las coreografías eléctricas o acústicas de Neil Young. Demme captura aquí una actuación folky y desinhibida, con guitarras y violín. Hitchcock toca en el interior de una tienda, frente a una ventana a través de cuyos cristales multicolores desfilan los habitantes de la ciudad de Nueva York en un día cualquiera.

“NEIL YOUNG TRUNK SHOW” (2008)

El director norteamericano se entrega a uno de los aquelarres eléctricos de Young y captura fragmentos de la gira de “Chrome Dreams II”. Sin Crazy Horse, pero acompañado por Ralph Molina, Ben Keith y Rick Rosas a pleno rendimiento, Young evoca “Cinnamon Girl”, desgrana “Like A Hurricane” y se explaya hasta la extenuación con “No Hidden Path”. Demme lo filma de forma cruda y directa, hipnotizado por un torbellino imparable.

APICHATPONG WEERASETHAKUL, Partículas de polvo en un vaso de agua
Por Eulàlia Iglesias
ISAKI LACUESTA, El camino difícil
Por Xavi Serra
RODRIGO CORTÉS, Cómo encerrar la acción
Por Desirée de Fez
MURRAY LERNER, Pionero a (re)descubrir
Por Eulàlia Iglesias
MIA HANSEN-LØVE, Alargar la noche hasta perder el sueño
Por Desirée de Fez
VINCENT MOON, Un explorador con cámara
Por Abel González
SEAMUS MURPHY, Un fotógrafo en busca de preguntas
Por Llorenç Roviras
JULIEN TEMPLE, Un globo en el jardín con Joe Strummer
Por Ramón Ayala
ABBAS KIAROSTAMI, El cineasta menguante
Por Àlex D'Averc
OLIVIER ASSAYAS, La tristeza es de la juventud
Por Desirée de Fez
LUIS LÓPEZ CARRASCO, Canciones para después de una transición
Por Gerard Casau
Arriba