USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
JUNOT DÍAZ, Así es como la pierdes
 

LIBRO (2013)

JUNOT DÍAZ Así es como la pierdes

Mondadori

No hay nadie como Junot Díaz (Santo Domingo, 1948), el hombre que elevó a los altares al tipo más feo de Santo Domingo y transformó al nerd en objeto de deseo o, como mínimo, de ciega compasión, para narrar con brío salsero la historia de un tropezón. Nadie como él, inmigrante arrastrado a Nueva Jersey y recompensado más tarde con un Pulitzer, para transformar un supuesto inventario de amores y revolcones, de infidelidades y demás vainas sentimentales, en un impulsivo, vivaz y apasionado retrato de la vida inmigrante en los Estados Unidos. La realidad hispana, centrifugada entre sábanas revueltas y servida en veloces puñetazos por el autor que mejor ha sabido captar el ritmo y el tono del difícil encaje cultural de la comunidad latina. El sexo convertido en anestesia ante una vida tapiada con una doble hilera de ladrillos.

“Ese fue el verano en que todo en lo que nos íbamos a convertir estaba flotando sobre nosotros”, escribe Díaz en uno de los relatos que articulan “Así es como la pierdes” (“This Is How You Lose Her”, 2012; en España, 2013), deslumbrante colección de micronovelas que lo mismo se puede leer tanto como una suerte de calamitosa biografía sexual de Yunior, ese álter ego literario que acompaña al autor de “La maravillosa vida breve de Óscar Wao” (2007) desde “Los boys” (1996), que como un minucioso retrato de la vida en los márgenes. “Así es como éramos todos entonces. Nadie quería ser negro. Pa-ra-na-da”, podemos leer mientras las palabras explotan y burbujean en una marmita de spanglish que, en algunos casos, ya se había dejado ver en publicaciones como ‘The New Yorker’ o recopilaciones de cuentos.

El ritmo es feroz y las situaciones chapotean en charcas de comicidad, sí, pero, en realidad, es un libro tristísimo: un paseo por una galería de personajes abocados a la tragedia que Junot colorea con ese lenguaje vistosísimo y gloriosamente mestizo. La tragicomedia, como la vida misma, contemplada desde la naturalidad. Con sus risas, sus miserias, sus escaramuzas sexuales y su inevitable pasmo vital. “En tu corazón de cuernú mentiroso sabes que algunas veces un comienzo es todo lo que no toca”, sentencia la dupla Yunior-Junot en una obra maravillosamente sencilla y sencillamente maravillosa.

VIRGINIE DESPENTES, Vernon Subutex 2
Por David Morán
OWEN JONES, Chavs: La demonización de la clase obrera
Por Víctor Lenore
NIKOLÁI LILIN, Educación siberiana
Por David Morán
BERNARD QUIRINY, Cuentos carnívoros
Por Juan Cervera
PAUL AUSTER, 4 3 2 1

LIBRO (2017)

PAUL AUSTER

4 3 2 1

Por David Morán
KATE TEMPEST, Cuando la vida te da un martillo
Por David Morán
FÉLIX ROMEO, Amarillo

LIBRO (2008)

FÉLIX ROMEO

Amarillo

Por Jesús Llorente
HARRY CREWS, El cantante de gospel
Por David Morán
ALEKSANDR CHUDAKOV, El abuelo
Por Juan Cervera
JONATHAN SHAW, Narcisa

LIBRO (2016)

JONATHAN SHAW

Narcisa

Por Juan Cervera
STEPHANIE VAUGHN, Alfa, Bravo, Charlie, Delta
Por Marcos Gendre
JEFFREY EUGENIDES, La trama nupcial
Por Ruben Pujol
WELLS TOWER, Todo arrasado, todo quemado
Por Juan Manuel Freire
TOM PERROTTA, La señora Fletcher
Por Juan Manuel Freire
ALI ESKANDARIAN, Sexo, exilio y rock and roll
Por Juan Cervera
DOMINICK DUNNE, Una temporada en el purgatorio
Por Juan Cervera
NAMI MUN, Lejos de ninguna parte
Por Juan Cervera
RICHARD BRAUTIGAN, Un general confederado de Big Sur
Por David Morán
J. R. MOEHRINGER, El bar de las grandes esperanzas
Por Gerardo Sanz
NICK HORNBY, Juliet, desnuda
Por David Morán
Arriba