USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Aceptar Cómo configurar

Cargando...
 
MARK KOZELEK, Noches de tránsito
 

LIBRO (2009)

MARK KOZELEK Noches de tránsito

Los Libros del Señor James

Por Joan Pons

“Poética” sería un buen calificativo para sintetizar en una sola palabra la obra lánguida, ocre, íntima y repetitivamente confesional de Mark Kozelek (Massillon, Ohio, 1967). Ahora bien, ¿es de verdad poesía? En estas están en la nueva editorial Los Libros del Señor James, que estrenan su catálogo con “Noches de tránsito” (“Night Of Passed Over”; editado en Portugal en 2002, reeditado en EEUU en 2008 y publicado en España a finales de 2009), un volumen de hermoso formato que arracima todas las letras de Kozelek para Red House Painters, Sun Kil Moon y en solitario con traducción de Ezequiel Martínez Llorente y el CD “Find Me, Rubén Olivares. Live In Spain” de regalo.

Al pasar las palabras de todas estas canciones al papel, el propio Kozelek declara su incomodidad ante algunos textos, los más lejanos, en uno de los dos prólogos que abren el libro. Por una parte, detecta ripios y exceso de melodrama afeando algunos versos. Y por otra, advierte en ellos fotogramas fidedignos de su propia vida que quizás no le son gratos recordar. Precisamente ahí, en la captura de un estado de ánimo ligado a unas circunstancias concretas, vive la poesía de Kozelek.

En sus letras flota el pesar por haber cometido equivocaciones en el pasado, la inseguridad de no saber si también las está cometiendo en el presente y el miedo a cometerlas en el futuro. Este libro, pues, es una gran colección de versos breves sobre el error humano (por tanto, también imperfectos). O sobre el humano-error, que es como en la mayoría de ocasiones se ve Kozelek a sí mismo.

En esta topografía poética sobre los accidentes del mundo del autor norteamericano hallamos personajes de la historia, mayores y menores, que le han inspirado (Pancho Villa, Duk Koo Kim), personas reales que se han cruzado en su camino dejando huella (Katy, Paloma, Rubén Olivares) y lugares a los que se ha pegado su memoria, y por extensión la nuestra, por algún episodio especial (Grace Catedral Park de San Francisco a la cabeza). Pero, sobre todo, lo encontramos, una y otra vez, a él. Un letrista que tiende a la poesía tanto si se acompaña de música como si no.

VÍCTOR LENORE, Indies, hipsters y gafapastas. Crónica de una dominación cultural
Por David Morán
Varios, Menta y agua. Historias de La Buena Vida
Por Jordi Bianciotto
IAN CURTIS, En cuerpo y alma. Cancionero de Joy Division
Por Juan Manuel Freire
LAMONT “U-GOD” HAWKINS, En carne viva. Mi viaje con el Wu-Tang Clan
Por Oriol Rodríguez
CHARLES L. GRANATA, Wouldn't It Be Nice. Brian Wilson y la creación de Pet Sounds
Por Oriol Rodríguez
PHILIP GLASS, Palabras sin música. Memorias
Por Javier Blánquez
JOHN LYDON, La ira es energía. Memorias sin censura
Por Marcos Gendre
MILES DAVIS, Miles. La autobiografía
Por Joan Pons
NEIL YOUNG, Special Deluxe. Mi vida al volante
Por Jordi Bianciotto
ENNIO MORRICONE, En busca de aquel sonido. Mi música, mi vida
Por Barracuda
TED GIOIA, Blues. La música del Delta del Mississippi
Por Salvador Catalán
DOMINIQUE ANÉ, Regresar

LIBRO (2013)

DOMINIQUE ANÉ

Regresar

Por Nando Cruz
DEAN WAREHAM, Postales negras
Por Nando Cruz
JESÚS ORDOVÁS, El futuro ya está aquí
Por Santi Carrillo
BORIS VIAN, Escritos de jazz
Por Quim Casas
Varios, Jacksonismo. Michael Jackson como síntoma
Por Jaime Casas
VENIERO RIZZARDI, Bitches Brew. Génesis de la obra maestra de Miles Davis
Por Ruben Pujol
MARC SPITZ, Tenemos la bomba de neutrones. La historia nunca contada del punk de Los Ángeles
Por Kiko Amat
Arriba